Difícil necrológica, imposible panegírico

O difícil biografía, imposible hagiografía.

Yo muchas veces pienso: no sé cómo no hay más muertes violentas en medio del sofocón político y social que estamos pasando en este p*** país. Digo tanto homicidios como suicidios, masacres, autoinmolaciones masivas, secuestros con final fatal, en fin.

En EE.UU. quisieron matar a la diputada demócrata por Arizona Gabrielle Giffords hace  dos años…la dejaron grave al dispararle cuando daba un mítin. Entonces era (y por eso la querían o la odiaban) decidida luchadora contra la tenencia de armas en EE.UU., aunque ahora lucha por ella y practica el tiro a…sabe dios qué o quién; a lo mejor también se ha hecho homófoba, racista, xenófoba,  cazadora de comunistas y aterrorizadora de mendigos, a saber. Lo que no sé es si le hubiera disparado alguien si ya fuera todas estas cosas cuando dio aquel mítin. No creo.

diputada Arizona            gabrielle-giffords1-150x125

En la civilizada y tiquismiquis vieja Europa hay nazis, todavía. Uno de ellos, el treintañero Anders Breivik, que cuando fue juzgado dijo que “lo volvería a hacer”,  cometió en Noruega un “inexplicable” (si vamos a eso, nos vamos a morir con muchas dudas sobre la conducta del animal humano) doble atentado. Causó mucha tristeza que 77 vidas que segó fueran las de unos jovencitos digamos de izquierdas congregados en una isla para hablar de sus políticas y demás. Yo no creo que nada sea inexplicable (desde casi siempre creo en el mal banal), pero sí pienso que si los jovencitos pertenecieran a un partido nazi no hubieran sido masacrados por un socialdemócrata o un hippy.

nazi-noruego           Anders-Behring-Breivik-Reuters-250-23072011                                                                                                              Especie de Assange, con otros hobbies o “ideales”.

Ahora ocurre en España. En León. La derecha cruje los dientes porque una de las suyas ha matado a otra. Y porque, encima, circulan chistes, comentarios de “no las hagas y no las temas” o similares (¿desde cuándo los refranes son delito?), canciones de, oh, crueles letristas sobre la política asesinada por una conmilitona o correligionaria de la fallecida y de esa misma derecha. Qué triste para un partido, además “conservador” (tanto como lo puede ser un tornado), que los trapicheos, las promesas, los caciqueos, los devaneos, las prebendas, los intercambios, los favoreos, los padrinazgos, los madrinazgos, acaben en fratricidios.

Curiosidad:

desconvocan

Si alguien mata a alguien es un asesino o un loco, según quién lo enjuicie. O un fanático. O un mercenario. Bueno, pues ya se ve que no. “No ha sido un móvil político”, dicen. “Su móvil fue personal”, aseguran. Perdónenme, pero por muy “personal” que fuera, eso no le pasa personalmente a mi quiosquera ni a mi farmacéutica ni a los miembros del coro de la parroquia del Opus que está en mi calle y que ni siquiera sé si tiene coro. Le ha pasado a una presidenta de una corporación local de las que, por si movieran poca pasta, tenían en esta provincia un exponente bestial del fenómeno mafioso de movimientos y movidas a manos de…una caciquesa, una mujer-toro. Así llamo también a la Barberá: mujeres que miran a la frente y los ojos del enemigo (cualquiera que les ponga en peligro un negocio de más de un euro) y con solo esa mirada ya no necesitan embestir. Dios, qué miedo! Cielos, qué grima! Por todos los santos, qué angustia estar a merced de seres así, mujeres-toro y hombres-búfalo!

Porque este país no es Afganistán ni Sierra Leona, pero si lo fuera, Barberá y Carrasco serían warlords o warladies, señores o señoras de la guerra. Como ahora, pero con machete en la mano, la que no está ocupada con la corrupción.

 

barberabestia barberavara

 

charlesmtaylor carismatica-polemica-comprometida-asi-era-isabel-carrasco_MDSVID20140513_0043_17

 

 

 

Intentar glosar su figura, la de Carrasco, tiene que ser un brete para el hagiógrafo, biógrafo, necrólogo, obitólogo o glosador de este tipo de personajes. Porque por más que se rebusque en las hemerotecas, los testimonios, los patios vecinales, las actas judiciales o las agendas de sus secretarias o valets de chambre, apenas sí se encuentra algún parrafo, una frase, donde solo se constaten flácidos datos históricos o teóricos, y no (presuntos) actos de corrupción vandálica, de cambalaches enmadejados, de trileo de sumas cuantiosas, de nombramientos y fulminamientos a capricho o conveniencia, de negocios criminales, de vendetas y recompensas, de nepotismo, y, cómo no, de declaraciones, exabruptos, blasfemias, fanfarronadas, amenazas y demás pecados de palabra.

A lo mejor si leen el diario de su abuela, que son las que mejor hablan de uno, encuentran algo aprovechable y transcribible. Pero a lo mejor no. Y seguro que no solo sus agresoras, sino muchos de sus clientes, incluso de sus pares, respiraban odio hacia ella. Si son unos hipócritas. Si a mí me da más congoja que los ultras hayan expresado que el cáncer de Pedro de Zerolo puede ser un castigo de Dios, porque se lo escupieron a un vivo, mientras que una muerta no se entera. Bueno, es que Zerolo, además, es gay…ya sabemos que Rajoy, por ejemplo, no.

zeroloboda zerolobesonow

Toral,  que hay una gigantesca rabieta en el hemisferio derecho de la inmensa plaza de toros en que se está convirtiendo el Estado español, y de ahí que se amenace con investigar (?) a quienes lancen comentarios que inciten al odio o al terrorismo o a la risa o a la crítica o al recuerdo al mentar a la muerta. Bueno, asesinada, es verdad, y nadie lo merece etc, etc, ya que es un tabú y de una incorrección política supina desear la muerte a alguien aunque no se lamente. O sea, encima vagos: no le deseo la muerte a ese desgraciado-a, pero si lo matan, que sea otro-a y desde luego no lo lamentaré.

Al final, la culpa siempre es de Wyoming. Ya me da envidia ese tipo del que todo el mundo se acuerda cuando pasa…cualquier cosa. A ese sí que no me extrañaría que lo friesen levemente en una esquina.

Esto lo acabo de encontrar en los comentarios de lectores de El Mundo digital (nada menos; tan conservadores):

“A cuántas personas han matado y cuántos sueldos nos vamos a ahorrar ? Presidenta del PP de León. Concejala del Ayuntamiento de León. Presidenta de la Diputación Provincial de León. Presidenta del Consorcio del Aeropuerto de León. Presidenta del Instituto Leonés de Cultura. Presidenta del Consorcio Provincial de Turismo. Presidenta de Gersul. Consejera de Tinsa. Consejera de Caja España. Consejera de la Asamblea General de Caja España. Consejera de Viproelco. Consejera de Inmocasa. Vicepresidenta de Invergestión”.

En la Wikipedia viene todo muy bien explicadito: era toda una señora y política. Tan solo unas minucias la empañaban, y además eran presuntas. La novedad que me aporta es una (y no más) distinción a I.Carrasco, en 2012: la Patata de Oro (en serio, por su labor en pro de la provincia de León)

 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s