El macho cabrío

Pues sí; si no me hago la foto, reviento.  Y le pedí a un chavalito que pasaba por ahí que disparase. El caso es que en mi más que céntrico barrio proliferan los mimos, las estatuas humanas, los cómicos, los músicos y las cabras. La primer que apareció era bueniña. La segunda era una imitación cutre, y ya en plan brillos. Se limitan ambas a abrir y cerrar la boca, de madera, y hacer clap clap clap moviendo la cabeza de izquierda a derecha y al revés. Pero después llegó esta, que no es cabra sino cabrón, con ese cabezón de macho cabrío de manual de brujería y muy mala baba. En lugar de clap clap lanza berridos en plan susto burdo, UAAAAAAAH!

Así que a Dori la asustó, tanto que tuve que retenerla a base de bocados de salchicha. Cuando ya la tenía bajo control, va el cabrón y saca esa pata peluda con zueco blando que, entonces sí, asustó a Dori y me asqueó a mí. Le metí la pata bajo el ropón ese de brillos y el tipo,  diciendo sandeces con voz de castrato, me cogió la mano y no me la soltaba. Se meaba de risa él solo diciendo nosequé mientras yo le decía al chavalín-fotógrafo: rápido, dispara, necesito liberarme de este animal!

Al animal le dije: si asustas otra vez a mi perra te caneo, carnero!

Y ahí van las tres.

Lo mejor de estos casos es que son como un test de la gente de tu entorno. Las wasapeé: Alba, jovencita y con la cabeza en su sitio, dijo: “qué lianta!”; auri, que es psiquiatra, dijo: “pero con quién estás?”. “Con Dori y una cabra”. Toniniño, proverbial ingenio de ingenios, dijo: “parece un akelarre de Goya o un programa educativo sueco”. Muy buena esa! Lo del akelarre a lo mejor no lo decía por el cabrón…Mi hermano Andrés dijo: “una cabra Matesa”, huelga decir que jugando con “montesa”.

La más despistada? La psiquiatra. Mira que preguntarme con quién estoy…No se nota que es el diablo, u psicópata, un macho cabrío de Goya o un personaje de programa educativo sueco? Menos mal que como psiquiatra es excelente. Un día me llevó al hospital (psiquiátrico) con sus doscientos enfermos, a la Fiesta anual de los pacientes, o internos, en din, de los enfermos mentales o no tanto, pero depositados allí por sus familias con la connivencia de la entonces administradora del hospital, la excelentísima Di-puta-ción de Lugo (el entonces presidente es un imputado más de la rama de Lugo y barón del PP (del PP por interés).

Y claro, me lo pasé en grande en el baile.

El hospital creo que fue el último en transferirse al sistema gallego de sanidad, mejor dicho, el presidente, y espero que pronto presidiario, fue el último en soltar ese chollo con el que hacía cambalaches a cambio de votos de familias enteras. Estando yo todavía en Galicia, y en la radio, no en la tele, recuerdo años y años de disputas con el Gobierno central, del PSOE (de Felipe Gonzáles, todavía): yo ingreso a todo bicho viviente y le paso la factura a dicho Gobierno, quedo como dios y me hago un carretaje de votos de la leche, entre los internos y sus familias. Porque los internos iban de la manita de los peperos a votar, excepto, claro, los inhabilitados judicialmente. Vamos, muy ético. Es un derecho universal, pero claro, no hay derecho si te lleva de la manita un partido político. Guarros.

Debo aclarar que la imputación del señor ese no le viene por ese lado sino por otros caciqueos. Me temo que se irá de rositas. Recuerdo un día que fui a una rueda de prensa en la que iba a presentar su lista para diputados, y estaban todos los ex temblando porque no sabían si repetían o no. Nos preguntaban a los de los medios (me niego a llamarme periodista, porque no lo soy ni de esa formación ni de esa casta) si sabíamos algo. Ya veis qué confianza se tienen los políticos TAMBIÉN ENTRE ELLOS. Y recuerdo a una alcaldesa que, en cuanto salió el tío de deliberar y confeccionar la lista de Schindler, le “atacó” corriendo, pero no para lo de ese asunto, sino para “recuerde que el presupuesto para las aceras nuevas tiene que llegar para hacerme la mía!”

Uyyyy, la de cosas que recuerdo. Malísimas. Luego descubrí que la política nacional es igual de cutre, y la internacional, y que Bush era mi enemigo tan personal como ese presidente de una provincia. Me atacan todos al estómago, directamente. me interrumpen la fabricación del bolo alimenticio.

 

20130627_222256#1     20130627_222312#1

20130627_222329#1

 

Ahora no, pero tengo que contar lo que me pasó el domingo y el lunes y me seguirá pasando mientras siga callejeando tanto por ahí. Ya corría aventuras surrealistas antes de tener una perra que pasear, pero ahora es….la repuñeta!

Una pista: mi perra me saca de pobre, seguro.

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s