Ohcered a eridiced

Espero que consumáis manga, árabe clásico o cuanto sea necesario para descodificar lo que mal escrito no está, pero está al verres, como decía Locomotoro.

La que titula esta entrada es una expresión innombrable, otra de las cositas que hieren a los que nos han ofendido. Primero ofenden, luego se sienten como princesitas tontas hechas una mierda e insomnes porque el príncipe, valiente gilipollas, no las ha sacado a bailar.

Pues estos, lo mismo. Esta secta numerosa (ahora todas lo son, y más productivas que nunca) nos ha machacado a todos, ha abordado nuestro flotador de cancodrilo o de tiburón y desplegado sobre él y sobre nosotros todo un ejército de bichos sin clasificar, salvo bajo la especie de ‘nocivos’.

Y lo siguiente es prohibir a las víctimas que pronuncien “marea verde”, “marea ciudadana”, “derecho a decidir”, “desahucio”, “territorios ocupados”, “chantaje económico”.

Ya lo han hecho. Apenas llegar.

Yo ahora vengo de (espero) cosechar uno de mis pequeños éxitos en materia de pequeña rebelión urbana o tocacojonería: no me quedé a ver el final, pero he llamado a la policía para que la grúa se llevase dos, después ya eran tres y estaba llegando un cuarto, cochazos aparcados en la Plaza de Oriente, sabedores de que sus trastos cuatrirruédicos son casi intocables porque qué poli se va a meter a multar a uno que cuando llega y presenta la jeta resulta ser el vicepresidente quinto de la Comunidad de Madrid, la asesora de culturas cantonales del gobierno descentralizado, pero próximo al central, suizo, o el querindongo, como se decía antes aunque más bien era querindonga, porque al querindongo le llamaban amante….el querindongo del acomodador de platea del Teatro Real, que sabe todos los secretos internos del cuerpo…del Cuerpo Nacional de Policía y del cuerpillo o corpiño local, y por otra parte es chantajeado por el que le arrienda el garaje (el de la moto) a la madre de la amiga del rey, que viene siendo la propietaria del restaurante delante del cual aparcan, como pirañas en desfile, esos tipos majaderos que exhiben no su riqueza, sino ya saben, la pobreza del resto: mira que no tener un jaguar…pringaos!, piensan, y se sonríen y ni se dan cuenta de la cara de llevar yoyas que están poniendo.

Como una colega mía que vive directamente allí, y no en la calle que desemboca, como yo; esta llamó al 092 y en un rato nos habían limpiado el barrio, que lo es gracias a marujas como servidora (Maruja pero Mallo, eh, MEG?),… de jaguares, volvazos, mercedazos, chevroletazos…hasta siete se llevó la grúa..

No tengo las ideas ordenadas y además es la hora de dormir para levantarme, oddío! a las 5,40. Solo quiero decir que tengo en el congelador, y envuelta en film transparente de uso culinario, una bola de grasa hecha de retales recortados y procedentede un solo paquete de beicon del súper del Cortinglés. Me da que esta vez se han superado, y pesa más esa grasa, que además es de esa seca, blanca total, mazacota…que la parte “comestible sin apenas dudarlo por si acaso”.

Y esa bola se la voy a mandar, certificada, al señor clónico de corbata que en un despacho de la calle Hermosilla, central logística o domicilio social del Cortinglé, se dedica a nada. A pensar cuándo va a cambiar de coche y por qué serán tan hideputs en esa empresa que no acaba de reconocer en él a un genio.

El mensaje va a ser “seguid vendiendo la segunda unidad al 50% del precio, pero ojito con la segunda unidad, que si es como esta bola de grasa os la vais a meter por el desfiladero de la gloria parriba”.

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ohcered a eridiced

  1. cinismo dijo:

    tranqui, filla, que a tí alomenos no te pasará lo que a una alemana que hacía cola en la fila de la caja del super hasta que cuando la que estaba delante pa pagar se dio la vuelta y resulta que era la Merkel. Tú, ma chere, jamais de la vie te encontrarás que el que está comprando la barra de pan es Marianito Rajoy porque esto es la aristocracia económica y lo del norte es la democracia económica que le vende los cochazos a la nobleza sureña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s