Chalés de cartón

Supongo que es presuntuoso preguntar si habéis leído una entrada de este blog que se titulaba Violeta y Maimouna se quedaron atrás.

Bueno, pues la presente guarda relación.

De siempre han existido los desahuciados (y autodesahuciados, por los motivos más diversos: enfermedad mental, incapacidad de seguir el ritmo artificial de la sociedad superficialmente cambiante,  paro, pobreza hereditaria…). Estos desahuciados, desgraciadamente, no tienen voz. Sí, algún reportaje en la tele, pero que lo hace parecer episódico, muy minoritario, casi anecdótico. Y no señor, es un “fenómeno” creciente y cada vez más aparatoso, aun en medio de la niebla. Literalmente. Porque el que quiera mirar, lo verá entre la niebla de las mañanas y las heladas del invierno. Yo, que lo había visto a otras horas, ahora que paseo a la Bicha (mi salvaje perra Dori) lo veo con mayor crudeza. Hay más de lo que había visto, y realmente hay unas heladas por las mañanas que no sé cómo consiguen salvar y superar quienes viven entre arbustos blanqueados por la escarcha o rocío, o lo que sea (a xeada). Dori, como muchos perros paseantes, alucinó una noche al oír a un árbol que roncaba. Sí, sí, de verdad, se acercó a una conífera o cupresácea, no sé bien, quizás más arbusto que árbol, y oyó GZZZZZ!!! Era su primer contacto con los hombres-arbusto, los indigentes-parque, los predesahuciados que pueblan las zonas verdes.

2012-12-03 17.34.23 2012-12-03 17.34.30 2012-12-03 17.34.39                                  Restos de chalé destrozado por la lluvia. No os preocupéis: el residente ya se ha hecho uno nuevo (esto es humor negro, aquí no hay motivos para la alegría)

2012-12-03 17.34.48 2012-12-03 17.36.04                                Ahí, detrás del orgulloso pasado está el presente, que quién iba a decir que esto sería el progreso…2012-12-03 17.36.48 2012-12-03 17.37.00 2012-11-18 11.15.56 2012-12-03 09.49.20 2012-11-18 11.13.02 2012-11-18 11.13.15#1 2012-11-18 11.15.42 2012-11-18 11.08.16#1

Cuesta ver las cajas-chalé en medio de tanta estatua y tanto parterre. Si Sabatini levantara la cabeza…Y al lado, separado por una reja, está el mundo real: el de la realeza, no el de la realidad. El Palacio de Oriente, con todos esos coches de servicio dispuestos sus propietarios para la jornada de mantenimiento. Con el paliativo de que muchos pertenecen a los guías de los museos del palacio, a los organizadores del cambio de guardia de los primeros miércoles de cada mes, en fin, al aspecto más “vivo” de este edifico, por lo demás, inútil, ya que no está habitado y se abre para actos oficiales, como la boda de opereta de la Leti con el príncipe o la recepción real a los futbolistas de la Roja.

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s