El País y todo el país, al garete

Sí, es cierto, como dicen los participantes en este álbum animado que envía el amigo Marra, de El País Galicia (gran imaginero, pardiez!), la carnicería de Juan Luis Cebrián para con su criatura es aún más remarcable en las comunidades con elecciones en temporada rara. Como raro es todo, o demasiado poco raro, según como se mire.

No sé cómo tienen cara estos tipejos para asistir a actos megasociales como el de ayer sin que se les caiga ni un pelo de la barba. Cerdos de pezuñas necrosadas y hocicos estercoleros. Cebrián, muérete. No lo digo más alto porque una vez lo dije y se murió. No Cebrián, sino aquel otro que también era autoridad, pero no de las de 13 millones.

Está bastante demostrado que ser presidente, aunque sea de un hueco, confiere un carácter, unas ínfulas, una jeta, una soberbia y una codicia que deslustra y desdora a lo que llamamos sociedad. Idem con directores generales, secretarios idem, delegados, mindundijefes ganapanes.

Bueno, a lo que iba. Gracias, Marra. Están estupendas Fátima e Iris exponiendo su asco a tantas cosas relacionadas con esta faena del Cebrián (no se expresan así, ni la mitad de así, la mitad de los periodistas, qué digo la mitad….jejejeje…eso era antes). El asco, por ejemplo, que comparto, a la información-producto o mercancía, concepto tan moderno hace años que ya es antiguo y ahora ni se sabe qué es la información. Bueno, yo sé lo que es para mí. Fran Llorente, ex director de informativos de TVE, llamaba a mi curro, el 24 Horas, “el producto 24”. Mira qué bonito… a mayor abundamiento, decía que lo quería mucho: “yo al producto 24 lo quiero mucho”. Pues eso. Como la trucha al chucho, o viceversa, o ni eso.

Debo decir que algunos intervinientes en estos vídeos de repudio me caen gordos, lo que ya es una pista. Dura me parece la cara que tienen, pero no digo ná porque a lo mejor, por mala, se me pone la cara borrosa o se me suicida un codo o me sale una cana.

Váyase usted a la mierda, Cebrián….Ojalá termine en la misma residencia que Aznar, o Pedrito Ruiz, o Julio Iglesias o el abuelo Cebolleta, pero algo que no pueda soportar, desde luego. Que todo lo que no ha dejado escribir se lo cuenten entonces por vía oral.

De todas formas…odio el periodismo! Y cuando digo el periodismo es que odio el periodismo que se hace, aquí y en la China. Yo le pondría una cámara a un perro y durante 24 horas lo haría vivir, comer, cagar, pasear, trastear, dormitar, gruñir, aullar, ladrar y morder…y sería más interesante que leer, escuchar o ver una sesión de esas de políticos que parecen popeyes sin stock de espinacas o un Cortylandia con su diálogo de besugos saliendo por la megafonía.

 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s