Reivindicación de bestias

S.O.S.!!!!! Cómo se puede convencer a un perro de que no te siga siempre por toda la casa? En este caso, perra. Como perras son las mujeres, para los tipos que me topé en esta mañana de domingo en la Puerta del Sol.

Como no hay más que protestas y manifestaciones que van en aumento, me acerqué a un grupo que bramaba y reía  cuanto vi ese muñeco hinchable que habían colocado en la plaza, diciéndome: esto es nuevo.

Y mi sorpresa fue mayúscula, y me indignación inconmensurable, cuando me topé con un colectivo de hombres, secundados por algunas mujeres, que reivindicaban el derecho a la custodia compartida. Lo que me parece muy bien, porque a menudo cuesta obtenerla y es cierto que pesa la justicia a favor casi siempre de las madres. Será por precaución. Yo conozco dos casos, dos, en los que a los tíos les costó que se la concedieran. Bueno, uno está en vías. En ambos casos, sus mujeres están como cabras y además, peligrosas y arteras.

Pero el resto de los casos que tengo a mano o llegan a mis oídos son los de padres cuyas ex trabajan y ellos también, pero no se acuerdan nunca de pasar la parte estipulada para sus hijos, obstaculizan o impiden como pueden la venta de la casa común para fastidiarlas a ellas, a los hijos los ven cuando las circunstancias son bonitas y hay algo que celebrar con ellos (no cuando están malitos o suspenden todo en clase), o bien los secuestran o los toman prestados directamente a la salida del cole, personalmente o mandan al abuelito a hacerlo, porque la profe está avisada de que el papá modelo no está autorizado y lo que haga lo va a hacer pro la fuerza.

Y peores son los casos en los que ellas están en el paro (a ver si se creen estos manifestantes de caca que no trabajar fuera es un hobby y trabajar solo en casa pro narices es como estar en un parque de atracciones, adonde a ellos les encanta llevar a los niños para ganárselos).

Pues bien, esta asociación o lo que sea, que yo creía pacífica y bastante casposa, porque se hacen llamar Papá Granada, Papá Tarragona o lo que sea. “Papá Granada se encadenó a la verja de los juzgados”, “Papá Salamanca amenazó con ahorcarse”….Y resulta que no, que gritan consignas como “ellas nos roban nuestras casas, se quedan con nuestros coches y encima el juez no nos deja compartir la custodia!!! No trabajan, nos roban el dinero de lo que trabajamos nosotros, que trabajen, hostia, que trabajen, hostia!”

Eso lo gritaba por el megáfono el energúmeno al que los compañeros justificaban: “ya se está calentando”, “es que es navarro”, etc.

Una energúmena vociferaba: “Bibiana Aído, asesina!” (yo pensaba que Aído era imbécil, pero asesina…)

Y ya veis sus lemas y alegatos: derogación de la ley de violencia de género, las mujeres son unas golfas, ladronas y sinvergüenzas además de feminazis, las denuncias por malos tratos son falsas, y la reivindicación consiste en lanzar improperios con el apoyo de unas tales feminii, feministas por la igualdad.

No sé si hoy habrán cosechado éxitos, pero enemigos y enemigas seguro. Alrededor de ellos, muchos flipábamos en cinemascope y estmascolor. Me dieron mucho miedo. No creo que creyeran que les estaba haciendo fotos por simpatía, para que me las firmaran por haberse convertido en mis héroes.

    

  

 

Pues nada, solo me queda entrar en la web de los abuelos separados de sus nietos para acabar de abrir la boca hasta que me quepa en ella un centollo entero.

Y, para terminar de ilustrar cómo se lo montan algunos, más allá de este elegante estilo de reivindicar, ahí va el vídeo del niño italiano de 10 años que recientemente secuestró su padre en el cole, ante la impotencia de su tía y de los profes. Llevaba una troupe de policías y una agente judicial de menores, o similar, a la que había contado que tenía que proceder con urgencia porque el niño estaba desarrollando una psicosis, o algo así, por estar con su madre. Es cierto que el juez le había otorgado la custodia, pero al parecer al niño no se le escuchó y no quería dejar a la familia de su madre. En cualquier caso, lo que escandalizó a propios y extraños fue el método, extremista, surrealista y, dede luego, nada indicativo de que el tipo supiera tratar a su hijo. Imagino que la psicosis la tendrá ahora el chaval, Leonardo quien, como se ve, no tenía muchas ganas de irse con su padre.

http://www.antena3.com/noticias/mundo/nino-rechaza-padre-despues-que-juez-otorgara-custodia-italia_2012101100274.html

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Reivindicación de bestias

  1. MujerPersonista dijo:

    Aquí te dejo datos de verdad. Si te hubieras molestado en mirar un poco antes de opinar de lo que parece que desconoces, probablemente no habrías realizado esta entrada. No sólo cuentan los casos que tú conoces a tu alrededor, hay que ser un poco más abierto de mente e intentar saber el por qué de las reivindicaciones de muchas personas, ¿o es que sólo tienes en cuenta lo que se ve en la tele y en los periódicos?, porque si es así, repito, eres otra persona manipulada más que sólo cree lo que ve en los medios de comunicación que ya están muy entrenados en la desinformación.


    • Vamos a ver, replicante, acabo de borrar un a modo de vermú con aceitunitas que iba a plantar aquí para no poner en la mesa todo el menú de tres platos y postre y aún quedarme cosas en la despensa. La entrada es una descripción, como suelen.
      Tanto si quisiera publicar una tesis como un libelo sobre el tema, no lo iba a hacer aquí. La ironía, poséase o no, caía a huevo y gratis en la exhibición de género (de terror) de la Puerta del Sol. A huevo. Toda una exposición del ámbito de las ciencias sociales y las humanidades. Con un toque…¿feminista? verdaderamente marciano. Un recurso muy fácil, hasta las feministas (de la igualdad) nos dan la razón. Desde luego, a quien asiste la razón y la presenta así, ella le huye, aterrorizada. Que no es el caso.
      La categoría de bestias (por otra parte, muy reputada) no se les puede negar a unos ponentes que gritan, desaforados, “Bibiana Asído, asesina!!!” (proclama de una de las ¿feministas? presentes), que anhelan, en deriva surrealista, la derogación de la ley de violencia de género -yo no le hubiera puesto ese nombre, pero es el que tiene- y utilizan calificativos como golfas, ladronas y sinvergüenzas no referidos a nada, ni siquiera a la tala periódica de las elementas malas y los jueces crédulos.
      El aullido “que trabajen, hostia, que trabajen, hostia!” pasado por el megáfono me hizo creer que estaba en un rodaje de “Aquí no hay quien viva”(váyase, señor Cuesta!) o de Aída. La apología incurría casi en delito, si es que no lo era, y, en todo caso, era terrorismo. Y declaro que si soy un hijo y sorprendo así a mi padre por la calle, me fugo lejos o me autointerno en un centro de menores.
      Y, por cierto, sí sé cómo funcionan los procesos, los peritajes, los resultados y encima trabajo en un gran medio de comunicación que miente como el que más, por eso aconsejo no seguirlos ni por aproximación, que hay mucha vida fuera y mucha tesis en las bibliotecas.
      Y si no hay que creer en lo que dicen los medios, como bien dices y en eso coincido por qué voy a abrir este anexo que mandas a tu agradable nota?
      Dios, la desigualdad!!!! De género y de clase…porque este colectivo es un grupo favorecido, no? Las golfas no pueden robar lo que no se tiene.
      Si era una campaña publicitaria, era muy efectista. Yo mojé los pañales del miedo que pasé. Y a mi perra se le metió el rabo entre las piernas, y eso que es feminista.

    • MujerPersonista hace referencia a eso del manido “ni machismos ni feminismos”? Si bien entiendo, prefieres personismos masculinos y personismos femeninos pero con cierta connivencia con supuestas feministas por la igualdad salomónica, en realidad extras y figurantes de La rosa del azafrán.

  2. MujerPersonista dijo:

    Querido bloguero/a.

    Lástima que todos no entendamos esa ironía de la que alardeas. Los que directa o indirectamente sufrimos las consecuencias de estas leyes partidarias y sexistas, y a los que nuestras vidas se llenan de dolor y desesperación cuando se nos cae el aparato del estado encima arropado con dichas leyes, créeme que nos cuesta hasta sonreir. El manido “ni machismo ni feminismo” que refieres, no es tal, sino “ni machismo ni hembrismo”. El movimiento feminista es igualitario, lo que ahora se hace llamar feminismo no es más que un movimiento en el que para reivindicar derechos de las mujeres, se violan los derechos de los varones.
    Por desgracia, no todos somos versados, educados, licenciados, cultos y bien hablados. Y quizá la forma de expresarse de algunos de los que allí expusieron su caso no era la más indicada. Pero su dolor y su desesperación no es menor de lo que otras dicen que sufren, (e indudablemente algunas lo sufrirán, pero muchas sólo buscan negocio o venganza). Es curioso como a las declaraciones que realizan las feministas radicales, a las cuales todos los medios de comunicación dan voz, que muchas veces van acompañadas de ese hembrismo rancio y androfóbico, no sean criticados ni por ti ni por personas como tú que no abren la boca al respecto.
    Si a ti te horrorizó lo que viste el domingo en Sol, deberías ver, en directo, las aberraciones que se están cometiendo en nombre de la igualdad, y no sólo a varones, sino a niños, a ancianos y a mujeres que, al parecer, somos de segunda y nuestro dolor vale menos que el de las radicales de “género”, y por supuesto, gozamos de menos derechos, entre otros, a vivir en paz sin que una la ley proteja a quien te está amargando la vida.
    Cualquier ley, norma o normativa que permita enjuiciar a otro sin otra prueba que el testimonio del denunciante, permitirá que se abuse de ella y que personas inocentes sufran sus consecuencias. Es el caso de la ley de violencia de género. Ya sufrimos algo parecido en la postguerra, en la que el testimonio de alguien del bando ganador permitía asesinar o encarcelar impunemente a cualquiera que fuera blanco de ese testimonio. Fuera culpable o inocente. Muchos hombres comienzan un proceso penal de meses o años de duración sin más prueba que el testimonio de una mujer, que no por serlo queda libre de ser mala persona. Tras esos meses o años de pérdida de contacto con los hijos, de domicilio, de bienes comunes e incluso de trabajo, la mayoría no llegan a término, pero el daño psicológico, social, moral y económico, es ya irreparable.
    Si realmente quieres saber del tema estaré encantada de explicártelo porque, por desgracia, en los medios no nos dan cabida. El negocio del “género” mueve miles de millones y hay demasiados estómagos agradecidos. Y mientras sigue habiendo mujeres maltratadas sin solución a sus problemas, se suman los varones maltratados por el sistema, las leyes y las políticas de género que en lugar de dar soluciones, agraba y aumenta el problema.

    Saludos

    • Me parece estupendo tu microcosmos. Esos hombres estarán encantados de posar con mujeres (familiares y amigas, seguramente) para mayor verismo de la causa.
      No entiendo lo del “feminismo radical” ni el “feminismo de ahora”. ¿Qué son?
      No entiendo qué explica eso de “golfas y sinvergüenzas” en un contexto reivindicativo. Cuantas más emociones en las pancartas, menos argumentos para que se entienda. En este caso da la impresión de que estos sufrientes (no lo dudo, pero no convencen ni de coña) acabarán saliendo en el periódico, cuando pillen un día a sus ex parejas y las degüellen, mejor si es en presencia de los chavales. Seguro que les está sentando muy bien a los niños este tinglado. O se mueren de vergüenza, o ya se habrán hecho misóginos como sus padres, o no estarán entendiendo nada.
      ¿Hombres en la cárcel por no pasar la pensión DE LOS HIJOS? No, hombre, que suelen declararse insolventes para eso.
      Están en la Plaza de Oriente los del 20N. “Golfa” es un término que os aúna con ellos. Cualquier mujer que no sea su madre es sospechosa de ser “golfa”.
      Viva el odio, hombre.
      Gracias por ofrecerte para explicarme. Ya sé que vosotros estáis convencidos de vuestra película, lo que pasa es que os falta pedir la pena de muerte para redondear el guión…Y constancia para aparecer en público, porque otros que no tienen cabida en los medios se lo curran mucho en la calle. En Sol, concretamente.

    • Olvidaba decir que, habiéndole preguntado a uno de los protestantes cómo estaba legislada la custodia compartida en otros países europeos, no quiso, no supo o no pudo contestar: solo que “mejor que aquí…”, y que “en unos mejor que en otros”.

  3. Sereno Inquieto dijo:

    Difícil asunto. Estos animales son muy instintivos (por suerte para ellos) y se guían más por emociones que por “normativas”. Si te sigue mucho, es que te quiere mucho, y si te quiere hoy te querrá mañana, es su naturaleza. Así que ella piensa, ¿porqué voy a dejar para mañana lo que puedo hacer hoy?, y ahí la tienes tras de ti, como la mía tras de mí. Una opción sería mostrarte severa y arisca, pero me da (ahora es mi intuición) que no te tomaría en serio, tal que fuera Halloween de nuevo. Nada, tendrás que soportar su cariño lo más estoicamente que puedas.

    Y hablando de intuición, emociones y normas. No es normal generalizar la experiencia propia, dejando que tomen la rienda de la razón las emociones. Eso de que trabajen, sean menos putas, y dejen de “asesinar”…, es una burda generalización que evidencia un déficit emocional muy considerable: la falta de empatía con la mitad de la población, “gratuitamente”. Las causas, intuyo que les merecen menos interés que los efectos, ya que la reincidencia es continua, y la castradora obsesión (la mujer o el hombre es mala o malo), fuerza vital compensatoria con la que gestionar el propio fracaso o la depauperada autoestima.

    Así que uno seguirá particularizando, por lo general, aunque la gilipollez y mediocridad sea la que predomina a nuestro alrededor. Sí, quien se va a cruzar ahora en el semáforo conmigo, tiene muchas posibilidades de ser un necio/a, pero igual no lo es (que no lo conozco de nada aún), y prefiero no ser injusto, eso sí que por norma. ¿Pensarán otros que soy gilipollas? No lo dudo, y hasta puede ser que no sean injustos.

    Ah, lo del chico italiano, Leonardo, ya lo comenté en otro foro de opinión: eso no es ser padre, eso es ser marido despechado y vengativo, que es capaz de humillar y traumatizar de por vida a su hijo públicamente con tal de ganar la batalla contra su enemiga, la madre. Poco favor les hacen estos ejemplos a los múltiples casos en los que sí hay injusticia y merecen ser revisados. Como poco favor le hacen los lobotomizados manifestantes “antimujer” en su reivindicación supuestamente restitutiva de la justicia, por muchas puertas que abran al sol y cierren “a la sombra”.

    De momento me toca seguir a mi perrica, que a esta hora le toca paseo y es ella la que marca el ritmo en estas situaciones.

    • Jejejeje…realmente no me molesta que me siga. Lo que me molesta es que no soy capaz de evitar que me dé pena cada vez (una y otra vez) que me sigue en cuanto me levanto de la silla, y además lo hace despacito, como humillada, con la cabeza gacha, aaayyyy, es zalamería, pero por si acaso fuera tristeza o decepción no puedo simular que no la veo ni la oigo, Y acabo diciéndole: veeenga, vamos, y voy y me aplico al rascarrasca hasta que, con un poco de suerte, se duerme.
      Eso si no le apetece combatir, que significa fingirse rabiosa y abrir las fauces (pobriña, menudas fauces, jajajaja!) y mirarme levantando las patas (eso sí, tumbada, que para pelar no se levanta) y darme mucho miedo. Y yo le digo, completamente “aterrorizada”:ay, ay, aaaayyyyy, qué miedo me das, socorroooo, que me salve alguien, qué me muero de miedoooo!!!
      Y ella se finge orgullosa fingiendo que cree que me aterroriza.
      Ahora mismo está durmiendo, pero porque yo estoy quieta. Bueno, obviamente estoy moviendo los dedos y las teclas suenan, pero es como suenan las uñas de sus semajantes, y seguro que piensa que está soñando con alguna prima suya.

      • Sereno Inquieto dijo:

        ¡Cómo me suena todo! Estos perricos y perricas son expertos en hacernos sentir remordimientos y llevarnos a su terreno, el de las cosquillas y el “¡ay, qué guapa, lista y buena es mi tal…”!, como yo le suelo decir a la mía para tranquilizarla o despejarle dudas, aunque sea verdad lo que le digo, que lo es 🙂 Ya verás cuando empiece con sus miradas tiernas, de no haber roto un plato en la vida (aunque no quede uno en la vajilla), un chantaje emocional en el que se mueven con soltura.

        Ná, en el fondo tiene miedo de quedarse sola o de despertar de un bonito sueño, de ahí esa necesidad de reconocimiento o de aceptación tan acusada. Entiende que eres lo más importante en su vida, y necesita acostumbrarse con el paso del tiempo a que siempre estarás ahí, o que volverás del trabajo o de comprar pan. La mía aún no lo hizo del todo, y ya van tres años juntos. Sabe que vuelvo, por amplia experiencia, pero no deja de alegrarse de su intuición o deseo cada vez que ocurre.

        Y soñar, vaya si lo hacen, tanto que uno puede sentir con los movimientos nerviosos de sus patas, cómo persiguen a la liebre que quizás nunca conocieron, o a la pelota del vecino… (Las mejores son esas de goma que venden en cualquier clínica veterinaria, que aguantan bien sus incisivos, y le dan mucha versatilidad a su ejercicio físico). Lo que no es recomendable es ponerla a perseguir una mosca en casa, a mí se me ocurrió pedirle ayuda hace algún tiempo y me costó un par de jarrones y la mesita de la entrada…; y todo para nada, ya que terminé por abrirle la puerta del patio y dejar la caza y captura: mala idea, porque salió ella, sí, pero entraron tres más (me suelen pasar estas cosas).

        Un saludo para ambas, y un guau muy especial para Dory, que tiene mucha suerte y seguro que se lo merece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s