Argumentos audiovisuales y de los otros

Primera muestra de hipocresía. La seudopolítica enloquecida Pilar Rahola, tertuliana por la gracia de dios, elogia a Shirin Ebadi, abogada iraní, ex jueza, defensora de los derechos más elementales, los humanos; ex ferviente defensora de la Revolución contra el Sha, o sea, la Revolución islámica, como lo fueron los comunistas y los intelectuales en general, creyendo que los ayatolás estaban de broma o iban a medias con ellos; premio Nobel de la Paz y usuaria de pañuelo cuando le da la gana (no sé por qué se le llama velo, porque, aunque el pañuelo también lo es, la palabra me recuerda el velo blanco de niña y el negro de mayor que, no hace tantos años, y todavía ahora las italianas sumisas o hipócritas, llevábamos las europeas a misa, porque sí, íbamos a misa, y aún me sé todas las canciones y los ritos y eso que solo creí, algún día, en Dios para castigar con el infierno y en el Demonio para meter miedo desde debajo de la cama).

Esta es Shirin Ebadi, a la que Rahola se cansó de ensalzar como defensora de la libertad (y yo):

 

 

Y también esta:

  

He aquí lo que dice la Rahola, con su rubio teñido producto de la dictadura de la moda choni, paternalista ella, sobre sus “protegidas” mujeres pobrecitas, que si no piensa ella por ellas, estarían perdidas. Olvida aquí que ha elogiado a una mujer que cuando le da la gana lleva hiyab, y encima le da tres mil vueltas y desde el territorio real, no del que ella se arroga saber, como tantos otros millones de opinadores “YOCREO, YOSÉ, YOENSEÑO”:

Las delicias del velo
Detrás de una chica con velo existe una cultura que socializa el concepto de dominio y la estigmatiza.

 

A estas alturas ya deberíamos saber dos cosas: una, que el buenismo de la multiculturalidad no se aguanta por ningún lado, y que ha sido la fuente de graves errores que ahora pagan las sociedades que se abonaron ingenuamente a tan heroico concepto; y dos, que el tema del velo no es una simple cuestión personal, sino la puerta de entrada de un auténtico reto a los valores occidentales. Y por valores occidentales, me refiero a los que conforman la civilización moderna. Por supuesto, pueden existir anécdotas de tipo personal, pero la categoría de la cuestión es un problema de grandes dimensiones. No estamos, pues, ante un caso aislado y tierno de una jovencita que quiere vestir como le da la gana, y de unos desalmados tipos que se lo impiden, sino ante la punta del iceberg de un conflicto de enormes proporciones. Pongamos, por tanto, las cosas en su sitio, especialmente después de escuchar tantos discursos voluntaristas a favor del velo en las escuelas, generalmente derivados de una concepción paternalista del progresismo.

Primera pregunta: ¿estamos ante el libre albedrío, ante una cuestión estrictamente personal, cuya característica arraiga en los gustos y en las creencias individuales? Para nada. De entrada, porque, como aseguran todos los expertos, el velo no es una imposición coránica, sino la lectura restrictiva de una mirada misógina de la sociedad. En términos religiosos, no se aguanta más allá del fanatismo intolerante. Y respecto a la libertad individual, esta se convierte en una broma macabra cuando los datos demoledores se ponen sobre la mesa: socialización obsesiva de la mujer como objeto de dominio en la absoluta mayoría de los países musulmanes; imposición violenta del velo, en sus acepciones más extremistas, y bajo pena de muerte, en los países donde se aplica la charia; obsesión macabra con el dominio de la mujer por parte del fundamentalismo islámico, que perpetra todo tipo de atropellos contra ellas, incluyendo el adoctrinamiento de niñas, la segregación esclavista y la lapidación.

Pensar que todo esto que interactúa en el mundo islámico con una fuerza extraordinaria no afecta a las comunidades musulmanas en nuestro país, especialmente a sus mujeres, no es ser ingenuo. Es ser, directamente, muy tonto. Detrás de una chica con velo existe una cultura que socializa el concepto de dominio, que la señala para recordarle su rol social, que la estigmatiza en su condición femenina. Si añadimos, además, la ideología fundamentalista que late en las esquinas de nuestras sociedades, retando permanentemente las reglas de juego occidentales, con especial interés en la cuestión de la igualdad femenina, tenemos la dimensión del lío. No hay opción. O nos defendemos legal y democráticamente de esta cultura de dominio, o abrirán un boquete muy serio en la frágil y delicada libertad que hemos conseguido.


Pilar Rahola
La Vanguardia. Barcelona.
26/04/2010

Qué se le va a hacer. Veamos lo que dijo Shirin Ebadi, que tendría en su poder el Premio Nobel de la Paz si no se lo hubiera confiscado el gobierno iraní:

La Nobel de la Paz Shirin Ebadi pide que se deje “en paz a las mujeres” que quieran usar el velo islámico.

   La Premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi se ha preguntado en una entrevista en Televisión Española por qué no dejan en paz a las mujeres que quieren usar el velo islámico tanto en Irán como en Francia, ha criticado que en su país natal sea una obligación llevarlo y que en el país europeo esté prohibido. “Hay que dejar a las mujeres libres” ha señalado.

En este sentido, Ebadi ha defendido las diferentes interpretaciones que puede tener el Islam, “como cualquier otra religión”. Ha declarado, además, que “hay muchos creyentes y líderes religiosos en Irán que no están de acuerdo con las leyes discriminatorias contra las mujeres, pero ellos no tienen poder político y el Gobierno no está dispuesto a escucharles”.

Asimismo, ha asegurado que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, “no tiene tanto poder, el poder real, según la Constitución del país, lo tiene el líder supremo, el señor (Alí) Jamenei”. “Ahmadineyad en realidad es una persona sin ninguna importancia”, ha añadido.

En opinión de Ebadi, la mayoría de los iraníes está en contra del régimen de la República Islámica en la que la violación de los Derechos Humanos está en aumento, según ha mostrado el informe del relator especial de la ONU para los Derechos Humanos en Irán.

Ebadi ha asegurado que el pueblo iraní “está cansado” de la violencia por lo que “cualquier cambio que tenga lugar en Irán será un cambio pacífico. Las reformas pacíficas requieren tiempo” con lo que, según la abogada, “el pueblo finalmente ganará esa batalla pero no va a ser de un día para otro”.

En cuanto a la Unión Europea y Estados Unidos, ha considerado que “hay más palabras que acción” y ha reconocido que “la política exterior de (Barack) Obama ha sido mucho más acertada que la de (George W.) Bush”.

Recuerdo que, en otra ocasión, Shirin dijo que si para las mujeres iraníes y de otros países donde las obligan al yihab, este suponía un problema, eran ellas las que tenían que solucionarlo y de hecho lo harán. Y otra cosa que deja de manifiesto Ebadi: sobre Ahmadineyad siempre se oculta que está hasta amenazado, cuando menos presionado, por los ayatolás, que son los que gobiernan (hasta oficialmente) el país. Mahmud no manda un pimiento. El líder supremo es religioso, no civil. fue la trampa de la revolución contra el Sha, otro cabrón. Es lo que ocurre en Siria: para echar a ese señor rey van a poner el país en manos de unos fanáticos que, esos sí, son hordas, no es el pueblo sirio. y los sostenemos los occidentales. Estados Unidos acaba de autorizar el envío de más “material no letal”.

Unos argumentillos,  basados en lo práctico y en lo que hay: en Holanda corrió la preocupación de las mujeres que han sido obligadas por ley a estar descubiertas en ciertos sitios públicos se empezarían a quedar en casa. Si es voluntad suya el llevar el cabello cubierto (tampoco digo un burkaza, caray), chungo que no puedan; si es voluntad de los hombres de la casa, chungo también, porque o no la va a dejar salir o la van a forrar de …si se quitan el hiyab.

Luego estas leyes solo y siempre las perjudicarán a ellas. ¿Por qué? Porque se legisla al margen del “beneficiario”. Es como la policía en las manifestaciones: va, legal y oficialmente, para proteger a los manifestantes; luego va y los aporrea!

Pero a mí lo que más, lo que más de lo más me intriga es…¿Cómo y cuándo, instigados por quiénes, hemos llegado a “preocuparnos” tanto de un solo asunto, cómo y cuándo hemos centralizado las cuestiones sociorreligiosopolíticas del mundo mundial en un mísero trapo?

Algunas noticias en el terreno práctico:

“Los principales grandes almacenes holandeses ya venden el velo islámico”:

http://internacional.elpais.com/internacional/2012/09/20/actualidad/1348156986_693891.html

Y ahora, unos ejemplos de odio religioso u oculto bajo la religión. Siento que algunos estén en otros idiomas. Explico un poco.

Rabino que publica un texto en el que dice que está permitido matar a los Goyim (o sea, nosotros los no judios) incluso si son inocentes:

Mujeres golpeadas o quemadas en Francia por los islamófobos (encabezados abiertamente por la sra. Le Pen y secundados en secreto por vergonzantes políticos y ciudadanos):

 

Ya sé que cuesta más entender que se defienda el velo integral (niqab, no hablamos aún de burka) que el simple hiyab o pañuelo, pero está claro que es una cuestión estética. A mí también me molesta, y mucho, la cobertura integral, pero me fastidio. En cuanto al hiyab, ME ENCANTA.

Reportaje en tele sobre la dificultad de imponer, en la práctica, la prohibición del velo integral. Otra que lleva mascarilla sanitaria. Uno de los abogados que encuentran inconstitucional la prohibición:

Manifestación contra la prohibición francesa, interpretada por un “progresista” español en youtube. Puede opinar, claro, pero no hay más que ver el título de su opinión:

Castigos autoinfligidos por las mujeres “occidentales” o de países laicos:

Esta mujer absolutamente imbécil (aaagh, es de las que dicen “culete” en lugar de culo) me quiere enseñar a ponerme sexy para sentirme cómoda conmigo misma o acudir a una primera cita. Yo la mataría. ¿Y si en otras sociedades nos ven tan estúpidas, analfabetas y sumisas a las mulleres de aquí?:

Esta otra cretina quiere salvar del suicidio a las mujeres “que no tienen cintura” (o sea, que están partidas en dos y les falta el centro???????). Se ve que si eres La mujer sin cintura, además de poder trabajar en el circo, te quedará genial el uniforme del cole cuando tengas 58 años. Esta tiparraca dice “el suje”, “el look” y los “zapatos chuperchulos con el maxibolso”:

Lo que dan la libertad y el tiempo: después de la “polémica” de los calcetines con sandalias, según dice esta elementa, abunda en el terreno no sé con qué novedades introducidas:

Mirad qué belleza: 60 tendencias (perdón, trends) en 60 segundos. Están entre la prostituta y la velada integralmente, mira por dónde, pero eso sí, voluntaria, o eso decimos nosotros aquí…¿colará?:

Curiosa interpretación de la amistad “intercultural”. Lástima que las protagonistas sean Barbies (Barbie y Fulla), un modelo internacional de caca de plástico:

Anuncio de Fulla en Egipto. Sí, es ridículo, pero si usar esos ropajes es voluntario, entonces se queda en “ridículo”…para mí y para ti:

¡Este es el mejor! ¡Fulla, dentista! Creo que el anuncio es egipcio, pero, por si queréis conocer una gran contradicción, resulta que en Irán la universidad está más “desbordada” por las mujeres que en casi todos los países de occidente. Es decir, que cuando se acabe con esa dictadura, si se acaba, habrá más ellas formadas que ellos. 

Me quedan más vídeos que compartir, bueno, pero no al ritmo que he llevado buscando y rebuscando en los últimos años, y sobre todo, meses, de mi vida REPUGNADA POR EL PERIODISMO MASTICABLE, que enseña que lo “nuestro” es bueno, y lo otro es fatal. Para demostrarlo, enseñan la caca y ocultan las flores (yo cambio las flores por un pecaminoso cocido).

Ya presentaré textos de agencias de noticias tal y como se usan y retuercen para que solo tengamos una idea en la cabeza: hay que poner una bomba al enemigo, que ya sabemos quién es. Y lo que hacemos es ampliar, reforzar y dar argumentos al que era un enemigo protozoico y se está agigantando. Pongámosle la bomba nuclear occidental, pero no dejemos que Irán la tenga, según intentamos convencer al consumidor de los medios.

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Argumentos audiovisuales y de los otros

  1. Sereno Inquieto dijo:

    Excelente post. ¡Cuántos moralistas de saldo! ¡Cuántas falacias veladas con máscaras de lodo perfumado! ¡Cuánta Rahola!

    • mividadelosotros dijo:

      No sabes cómo me alegro. No se entiende mucho que haya realidades incómodas (para quién? Yo a veces no sé de quién estoy más cerca!) ni que nadie tiene la pu…razón ni deja de tenerla. Pa qué? Si estamos todos puteados y todas puteadísimas!

      • Sereno Inquieto dijo:

        Sí, eso pienso yo también. La cosa es mantener ocupada a “la plebe” ofreciéndole asideros donde puedan ejercer su “hooliganismo”, mientras la nobleza se dedica a lo suyo, a parasitar esperando que caiga la fruta madura, o conservándola en potentes frigoríficos paradisíacos. Y nuestra inducida competición moral, religiosa, política…, está adulterada por el dopaje sistemátimo: y es que hay demasiada información y formación masticable (contra la que afortunadamente hay gente en contra, y valga tu ejemplo) que termina dejando el paladar insensibilizado. Así que nos tragamos casi cualquier cosa. Y el forofismo no entiende de razonamientos, que ya se sabe, ¡viva el Betis manque pierda!, o, ¡viva España aunque se jodan los españoles!

        Yo creo que lo más sano es vivir con nuestras contradicciones sin engañarnos con coartadas justificadoras, que siempre son más contradictorias e ilógicas de por sí. Para mí, los detentadores de las verdades absolutas, son absolutos imbéciles.

        Feliz domingo y semana entrante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s