Carné de manifestante num. X

Qué pena, con el pollo asado tan rico que tengo en la cocina, y me repite el salmón del mediodía.

Hoy, otra vez, manifestacion(es). Medio me he cabreado. Uno del 15 M que se echó unos cantecitos poco ingeniosos y muy largos a modo de peticiones chuscas a Rajoy (era un tipo añoso que, el cielo le guarde, tenía una cierta pinta tauromática, de mozo de espadas o algo; o bien, de haber sido yeyé macarrita). Le pedí que, por lo que más quisiera, se arrancara por peteneras con los medios de comunicación, que les lanzara una puyita, que era lo suyo…y me dijo que ya habría otros días y otras manifestaciones. Como si los medios no estuvieran todos los días ahí…ahí encima de nosotros, sobre todo de mí, que trabajo malamente en ellos. Y ya sabéis que no me gustan los medios de la media. Ni tampoco los “alternativos” que hay.

 

 

  

 

 

                 

Típico cartel de fondo; siempre nos ponen o modelos o futbolistas.

Francamente, todo el mundo murmura que el 15 M no está haciendo nada, pero luego se acuerdan de él cuando le van a desahuciar, como si fuera la oficina de desheredados de la fortuna inmobiliaria, exclusivamente. Lo cierto es que si no siguieran ahí (preguntad por los barrios y veréis) no podrían convocar manifestaciones. Pero además siguen funcionando las distintas comisiones, y, si alguien quiere saber de qué hablan o qué planean, que lo busque en internet en lugar de preguntarse y responderse a sí mismos.

Si es que a todo el mundo lo que le va es quejarse en el cafecito y el pitillito, y decir que habría que quejarse  más.

Yo he rellenado una queja esta misma tarde, contra las alarmas de El Corte Inglés (no son los únicos que lo hacen, pero es el súper al que voy porque es el único que tengo cerca, y estoy harta). Como hay que pedir algo a continuación de exponer el motivo, lo que he pedido es que se dejen de manipular el umbral de percepción de la alarma de la planta sótano 1, la del súper, el tabaco, el pan, la limpieza, la papelería y la prensa. Está especialmente programada para que pite en cuanto llevas un libro…UN LIBRO! o no sé qué tipo de calzado con no sé qué tipo de alarma, que, según ellos, es lo que suele alertar a la alarma.

Ya lo hice un día, demostrar que esa alarma la tienen mal (y que no es inocente; por esa planta hay un desfile continuo de consumidores y les sale más a cuenta registrar a la gente a la salida que poner más vigilancia para el whisky y las alcachofas). Obligué a venir conmigo a rastras al jefe del súper, que es un paleto de chaqueta añosa verdezuela, hasta la planta baja y pasé por el detector la misma bolsa que pasaba por le sótano y me pitaba. efecivamente, esta otra tenía el la sensibilidad más baja, y se quedó silenciosa. La siguiente vez que fui, observé que salía más gente con el pan, el Winston y el papel higiénico sin que sonara el clarín de la culpa en la puerta.

¿Llevará usted UN LIBRO?, me preguntaban hoy. ¡Pues claro, gilipollas, cómo quiere usted que espere en la cola de la caja sin UN LIBRO para leer! Le dije que estaba hartita de la mala fama que le estaban dando a los libros y, en segundo lugar, a los zapatos. Le dije que el mismo libro lo llevaba trayendo encima a la compra quince días, porque es un peñazo y no soy capaz de terminarlo. “Desnudando a Google”. Malísimo. Se dirige al lector en plan colegueo, y yo no quiero ser colega de ese autor tan flojo y tan plasta, además de pijo y empresario de servicios de tecnología cabreado, él mismo, con Google. Le dije que el mismo libro lo acababa de llevar por todas las tiendas de Madrid y ninguna alarma se había despertado. Le dije que no me daba la gana de que me lo desactivara porque a lo mejor me lo borraba todo y que además quería poder pasearme por ahí con cualquier objeto que portase un dispositivo que me hace recordar el estado policial en que vivimos. Si es que cada vez que salgo de una tienda me siento culpable, aunque no solo no haya robado, sino comprado nada.

Lo pillos que son. Para empezar, la sección de reclamaciones no es tal; cómo se va a llamar de reclamaciones, si en las operadoras telefónicas no existen problemas, sino incidencias (les obligan a hablar así, a los empleados esclavos de estas empresas). Es una subsección de atención al cliente. Pero encima lo que te dan es un impreso para el propio Corte Inglés, y, si no eres ciudadano avisado o ciudadana lercha (gallego: resabiada), no te das cuenta de que esa reclamación no va a las autoridades de Consumo. Cuando me pegué un porrazo en un cine porque tropecé en un burlete metálico que tenían suelto (así me rompí una costilla en el trabajo, qué patosa y, los de mantenimiento, qué abandonados) me dieron los impresos para la queja interna pero también los de enviar a Consumo. Menos mal que me acordé.

Que conste que lo que me ofrecieron los del cine por haberme casi matado fue….invitarme a ir otro día a la película de la que me tuve que salir a los cinco minutos de empezar porque me mataba el dolor! Me llamó una tía zalamera hasta más no poder y me echó un rollo. Tenía que haberme puesto heavy, pero me pilló mal porque, encima, ya estaba yo de baja por mi problemón de las tres hernias cervicales. No vuelvo a dejarlo correr (veis? lo de transigir, aquí también!). Y eso que tenía un parte médico del accidente, porque se me hinchó la zona cervical, además de que me salieron chichones en brazos y muslacos. Qué burriña soy. Eso sí, apañaron el burlete roto, pero en plan casero, se debió de enganchar alguien más y, al poco tiempo, lo arrancaron de todo y se acabó ese problema, que tienen más, según me contaron los empleados, que también se caen y encima les echan la bronca por pegársela.

Y qué fue lo peor de la historia de la alarma de esta tarde? Que cuando pitó, salía casi pegado a mí un tipo con su Fanta, recién comprada. Y en cuanto se acercó el chaquetilla roja del walkie-talkie, una de las razas que más odio en este mundo, el del refresco exclamó, al punto: HA SIDO ELLA!

 

 

 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s