Mordazas: ¡Lararalarita, barro mi casita!

“(…), hay que reconocer que muchas personas se sientan delante del televisor porque esperan ver exactamente lo que la televisión les ofrece. Ya en los años 30, el filósofo español Ortega y Gasset escribió en su libro ‘La rebelión de las masas’ que la sociedad es una colectividad de personas satisfechas de sí mismas, de sus gustos y de sus elecciones”.   Lo escribió Kapu.

Aquellos locos (o viejos) con sus viejos (o locos) cacharros: Tomasito, Dieguito y Jesusito

Aquellos polvos trajeron estos lodos, y aquellos progres, estos pollos…

…Pues yo ya no sé si tendré que pasar a la clandestinidad. Qué tiempos en blanco y negro volvemos a vivir, sin haber llegado nunca al tecnicolor. Ahora también se han cargado Carne cruda, de Radio 3, así que mucho me temo que ha acabado por cabrearme (más) la única emisora que escuchaba, y para eso solo en verano y en el coche, era Radio 3, como en los viejos tiempos, lo que hace muchos años que ya no es, pero en fin. Tomás Fernando Flores, el nuevo director en lugar de Lara López y veteranísimo de la casa, ha hecho declaraciones que es que son muy fuerte, muy fuerte. Carne cruda no encajaba en la radio pública porque Javier gallego era un sensacionalista y un kamikaze, el programa era caro y hala, a tomar viento. Y eso que los colaboradores no cobraban al principio y luego pasaron a  cobrar 50 euros cuando iban. Y el sueldo del propio “conductor” (como se dice ahora, y mataría a los que lo dicen). Lo cierto es que era de opinión, pero eso no es malo, como es sabido,  si  no se imparte como información. ¿Y acaso los “divos progres” que teníamos hasta ahora no eran líderes de opinión más que de información? ¡Venga! Otra cosa es que lo que dijeran era lo que quería oír, probablemente, alguna mayoría (la silenciosa, básicamente, a la que le encanta que hablan por ella, y hasta que se desgañiten por ella sin tener que mover ella un dedo y menos aún abrir la boca de ella. Ay, ella!).

Tomás Fernando Flores, cuando todos eran progres, con flowerpóweres entreverados. Se acabó la diversión, llegó el comandante y mandó a parar.

Claro que Lara López, cuando llegó de directora, hizo lo mismo que ahora Flores con Carne Cruda; ella lo perpetró contra el plasta triste, pero con mucha audiencia, Ramón Trecet. Ella y Diego Manrique, subdirector y con la marca de enrollao (ya trasnochado y con pinta de tribu de Antón Reixa) le hicieron mobbing hasta que desistió de ir a trabajar. Y eso que había sido su maestro, su mentor, durante 6 años, pero a Laritina se le subió mucho la pava y hala, ya está. Fuera el viejecito.

  

Lara, Diego, Ramón…López, Manrique, Trecet

Que es lo mismo que hizo el gobierno del PSOE cuando se hizo políticamente, aunque presuntamente no, con RTVE. Echó a todos los bardos peperos y metió a Ana Pastor, Lucas, Garrido…todos amiguetes, de fuera de la casa y con supersueldos, pero claro,  si lo hace el PSOE, que al parecer es el colmo del progresismo en España, está bien, y cuando el PP no hace sino reproducir el procedimiento, porque la radiotelevisión pública no ha sido nunca pública sino gubernamental, entonces es fascismo. Lo que es, es una radio y una tele que no son del estado, son del gobierno y punto. A ver si alguien cree que pita tanto el teléfono de Downing Street 10 en la BBC como el de La Moncloa en Erreteuveé.

   

Juan o José Ramón Lucas, que nunca lo recuerdo, comunicador comprensivo, y Ana Pastor, magnate consorte de la Sexta. Pobriños, ¿y si no encuentran dónde trabajar?

Esta también es Ana Pastor. De pequeña era la Niña de Rajoy.

 

Y esta se parece a la otra Pastor. Adivina, adivinanza…¡Es Eva Longoria, finísima, promocionando a Obama y queriendo pagar muchos impuestos para  que se los bajen a los necesitados! 

Digamos que con la anterior etapa había, hasta para los radicales como yo, (=observadores de las raíces y no de los pétalos) había un matiz: no era físicamente crispante ver y escuchar los informativos de esta casa. Para mí, que tampoco lo veo así, siempre es de bastante a muy crispante. Yo, francamente, de los programas pasaba y hasta de los informativos paso. Veo lo que veo cuando estoy en la fábrica de ellos, me entero de los entresijos, y me sobra.

Es muy fácil ser progre recitando p(r)o(gr)esías a cambio de una millonada y un respaldo máximo, el de satisfacer al gobierno;  pero ese buenrollismo contrastaba con el trato al personal que trabajaba y contribuía a que los divos salieran adelante, que dando ellos en el limbo de los mindundis. El trato (si bien no todos los divos son idénticos, pero cada uno tienen lo suyo) a los que no se ponían todos los días el chip (para mí, un tatuaje con el número del campo de concentración) del programa unipersonal, porque se trata siempre de eso, de divos y egos. No valían todos los curritos manufactureros, tenían que saber cuál era la frase más sensacional y estupendísima para elegir las declaraciones del testimonio de turno y complacer a la estrella. Nada al azar, por supuesto, y nada racional, sino cuidadosamente seleccionado para suscitar ira, risa, desprecio, empatía, comprensión, perdón, sospecha…lo que buscara el-la divo-a en determinado personaje o grupo.

 Sobre el amiguismo de la anterior dirección se vio desde el principio. Hasta alguno sin cartulina académica ni orla de facultad (obligatoria, pero retorciendo las leyes todo vale) ni experiencia fue agraciado con un puesto de mandar en otros,  pasando (toma justicia!) por encima de buenos profesionales, algunos tan buenos que fueron mis jefes y lo digo yo, que trabajaban y organizaban comme il faût, y encima, como ocurre con los buenos, nunca se autopiropearon ni necesitaron convencer salvo con la bondad y la empatía profesionales y personales.

Pero normalmente, no tener ninguna filiación lo suficientemente dibujada es un handicap insalvable. Y solo ser “de izquierdas” no bastaba, ya me entiendennnnn.

Otra cosita: la audiencia, desmemoriada, decía: “estos informativos sí que son de todos. Y en ellos hablan todos.”

Mentira.

¿Cuántos partidos políticos han tenido voz en los últimos años en este medio público?

¡Dos!

Ah, pero cómo a a recordar eso la audiencia si ni siquiera se fijaba entonces,  si tiene impreso en el cerebelo la palabra sagrada bipartidismo?

Y movimientos sociales, salvo (por demasiado visible) el 15M y, para eso, mal, burda  y someramente retratado,  ¿cuántos tuvieron voz? ¿Y cuánta gente de la calle, que la calle no es la Puerta del Sol, sino todas las calles?

¿Cuántos presentadores y presentadoras, reporteros, corrresponsales, tuvieron su oportunidad siendo añosos, feos (lo cual somos la media de la población, según criterios los visualmente genocidas de la peueña pantalla), miopes, con peluca, gordos o gordas, blancuchos o pecosas, con gafas de  cristales culo vaso, ni siquiera pelirrojos? Mira, para eso somos más paletos que nadie, parecemos berlusconianos. Ni eso, porque la RAI tiene un muestrario más amplio, cómo diría, más real.

Muy paletos. La chaqueta blanca de Letizia, ya con bolitas, se la vi durante largo tiempo a las sucesivas o simultáneas presentadoras. Debían de creer que era la chaqueta de la suerte para desposarse un principejo.

¿Cuántas personas fueron entrevistadas en la calle sentadas en una silla de ruedas, salvo que fuera para opinar de las barreras arquitectónicas? ¿Cuántas mujeres de Lavapiés con pañuelo en la testa, cuántos jóvenes con acné disparado, cuántos dependientes chinos si no era para hablar de lo que venden los chinos, cuántos indigentes que quisieran opinar de política y no de sus chalés de cartón, cuántas ecuatorianas chiquitinas vestidas con huipil y hablando entre dientes, cuántos homosexuales mayores con peluquín y mucha pluma, y no gays de gimnasio y anuncio de colonia, cuántas narizotas gesticulantes como yo? Parece que solo disponíamos de prototipos de la especie humana, según necesidades del momento, como la maruja, el señor mayor que no entiende ná (aunque entienda más que el reportero), el futbolero, la “juventud de hoy”, el cabreado, el parado que hablaba del paro en la cola del paro…¡a la mierda! Con cuatro o cinco prototipos largando sobre lo que les echen ya se cubre un telediario, mira qué facil…pero seleccionando muy bien las respuestas. No todo el mundo resulta suficientemente gracioso ni suficientemente cabreado.

Bueno, pues si esa era la radiotelevisión pública de la democracia…imagínense ahora la que tenemos encima. Abiertamente crispante, una apisonadora, un cuchillo en la carne, una euforia innecesaria, una sabiduría de banca o de botica, lo que se tercie.

Decía que a lo mejor tendría que pasarme a la clandestinidad. No soy buena. Los demócratas aquellos me detestaban por bocazas, pero los fascistazas de ahora me quieren ya pegar los labios con superglu y acaban de llegar. Vamos, que da igual que cuente un chiste, que emita sonidos guturales, que recite en sánscrito, que vomite en urdu, que me santigüe en mandarín…ya me han mandado una señal: ¡no se puede hablar! Qué miedo y qué ira.

Me ne vado a nanna. Buonanotte, sogni d’oro.

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mordazas: ¡Lararalarita, barro mi casita!

  1. untalmarra dijo:

    Buenos días.
    Consumo con frecuencia ********** envasadas, “lavada y lista para *****r” , se desbordan en mis ojos y el verdor de las ****** se diluye. Una de ellas aún conserva el color verde, la otra tiene ya los colores del ****ño. Un poco más abajo, las señoronas de **** toman café en las terrazas de la Plaza Maior. Por otro lado, la curiosidad del entomólogo me hizo ******* que no podemos ******* más que con las ******. Por eso, y ante la lib****d de h*****, no podemos quedarnos *******. Parece extraño que haya sobrevivido ese proceso y aguantado hasta mi *****. Una, en un peldaño más abajo que la otra. Quiero saber sobre todo de qué ******* se trata. Porque paseo mi ******* por las piedras de la calle vacía.
    Les adjunto unas fotos del ******* y del desdichado *****.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s