Moléculas girovagantes llevan a cambios de tercio

Jajajaja, tiene razón mi amiga Meg=Mercedes etc., que es que solo hay un paso de una cosa a la otra de las que me paso sin pasar por los pasos del medio. Una de las “cosas” que más me dicen mis amigos es: “sí he visto personas que hablaran tanto…pero no que cambiasen de tema tan rápido que, en cuanto te das la vuelta un segundo y regresas a tu posición, ya estés en otro”, o sea, y terminan: “lo difícil es encontrar el hilo”.

Y yo ya lo digo: no hay hilo que se pueda explicar. ¿Saben cómo se mueven las moléculas cuando tienen agua -o salsa marinera, da igual- en ebullición? Locas! Pues es lo mismo. Ea. Las moléculas no se cogen de la mano ni de las trenzas, como los chinitos cuando salen de la escuela según las películas. Y las moléculas más rápidas se van a la superficie y de ahí escapan al aire….el caldito se evapora y….Pues eso.

Bueno, pues hoy voy a decir que si insisto con los Ballumbrosio,  la esquina del Carmen, la casa de Amador, la de Maribel, el cajonero Julio “Chocolate” Algendones, el Atajo de Negritos… y todo el asunto afroperuano, es porque me gusta, así como otros se conocen las familias y los palos del flamenco. Entonces resulta que hablo y hablo de eso, y miro y busco y excavo y hasta bailoteo…y veo, oh sopresa, que me han venido a visitar al blog unos cuantos peruanos! Qué buenoooooo!

Yo me largo a Chincha!!! Me parece que me voy a hacer una movida de couchsurfing….

   

Lo que no sé es cómo llegué a enfrascarme con esto. Pero realmente, así como me entusiasmaba por lo afrocubano y me llegué a meter entre pecho y espalda escritos sobre música (complicadillo, eh?: el tres, los tambores batá, el el chequere, el güiro o güira, la tumbadora, las humildes maracas) y los escritos etnológicos y leyendas recogidas de Lidia Cabrera (El monte, concretamente: ¡no pude con él!)…), encuentro más interesante, bueno, quiero decir que me gusta más, las ballumbrosiadas que ahora me ocupan. Parecido pero diferente, y además más resistente, y sin haberlo querido, un pareado me ha salido, porque en Perú quedan muy pocos negros, no sé si igual, menos o más que en Guatemala, donde sí que hay solo un pueblito (Livingston) de garífunas, a los que los guatemaltecos blancos y ladinos desprecian en una medida cabreante, así sean víctimas ellos mismos del racismo. Ocurriome que yendo a Livingston todo el mundo por el camino me preguntaba a qué cogno iba, si “solo hay negros”. O a qué cogno iba “a ver a los negros”. No hay nada peor que estar jodido para hacer lo propio con los demás. La lógica indicaría lo contrario, pero sabemos que no es así.

¿Esto a qué venía? A que, para ser tan pocos, los negros peruanos conservan mucho, según Chabuca Granda, los que más, y con esto contribuyeron a las “buenas costumbres” (sic, Chabuca) peruanas. Y mira que ella era de cuna pija, hija de un ingeniero que andaba allí por las minas y por eso conoció a tantos negros, que curraban en ellas, como sus ascendientes esclavos.

Empecé en ello porque un amigo (español) me enseñó en internet unas entrevistas con Chabuca Granda y la oí hablar tanto de la diáspora negra, siendo blanca, que me contagié.

Bueno…puede influir aquel idilio-flash (porque nuestras vidas iban por lados distintos del mundo, y los de él además eran eternamente móviles) con  Roger Guadalupe Vergel, que nació de los hijos de un idilio entre una alemana y un negro, y nació guapo, simpático, muuuy inteligente y muy divertido, y como teníamos unas moléculas girovagantes muy  parecidas me quedó una marca para siempre.

Se llamaba Roger (acentuado en la E, no como Roger Moore) no sé por qué, pero sí sé por qué se llamaba Guadalupe: porque su padre, que andaba embarcado, vio un día a la Virgen de Guadalupe en altamar y le prometió que, solo por habérsele aparecido, le pondría a su primer retoño el nombre de Guadalupe. Cuando lo tuvo, Guadalupe debió de parecerle nombre exclusivamente de niña, y se lo puso de segundo. Al fin y al cabo, la Virgen no le había hecho ningún favor, ni prodigio, ni milagro, ni portento.

Y Vergel….en fin, todo muy real y muy mágico.

Claro que para sucesos raros y sobrenaturales, mi amigo Ernesto Ramos, este de México: un día a la puerta de la casa de sus padres, y cuando fueron a abrir, quién estaba en aquel umbral? El Charro! Síiiiii! El Charro es una de las personificaciones del Diablo, que va vestido como para cantar en un mariachi pero me temo que sin zapatos, porque en lugar de pies tiene pezuñas de cabra.

Y no para ahí la cosa: otro día les llamaron a la puerta y al abrir se coló un niño pequeño que atravesó la casa corriendo y desapareció. Y al cabo de un tiempo (nueve meses?) les nació un niño. Oh, sortilegio! Se sabe que es cierto porque al crío lo vieron tanto la madre como el padre. Lo normal.

Ernesto, Roger, si me estáis leyendo y me he inventado algo, no me peguéis un guantazo: es sin querer.

Tampoco sé cómo he llegado hoy hasta aquí, pero es más lo que me dejo que lo que cuento. Lo que pasa es que aburro hasta a los muertos, y me detengo para no provocar la invasión de los Charros en toda mi casa, para llevarme al infierno! En realidad hoy iba a hablar de Colombia, por que en un foro de un periódico nacional (espagnol) un señor dice “a la guerrilla hay que exterminarles” (sic), y que hay que “cercar la frontera para que en Colombia no se cuelen blablabla”, y blablabla….así que se me calentó la sangre, bulló, se revolucionaron las moléculas y estallé en una respuesta que ocupaba tres bocadillos, diálogos o cuadrados de mil nosecuántos caracteres cada uno.
Pero, ya que en lugar de eso he entrado en materia peruana, espero con eso chinchar a un argentino que también me ha escrito varias veces a través del dichoso foro del periódico para decirme que los peruanos eran unos cochinos sucios maleducados que siempre andan “a la mala” (?) y que les destrozan Buenos Aires. Debe de ser un señor muy culto, a juzgar por su estilo al despotricar, y de la ironía no entiende nada, claro.

Ah, y una anécdota, de momento: se está poniendo de xenófobos a los españoles, por doquier. No de racistas, de xenófobos, al menos así se expresan los protestantes en esta materia. Lo curioso es que las protestas vienen de turistas. Mexicanos, brasileños y argentinos. No sabéis cómo nos ponen, si no habéis leído u oído nada. Lo de los brasileños salió en los papeles porque en en Barajas hubo varios abusos del personal aeroportuario con ellos, o muchos. No sé por qué extraña circunstancia se ha hecho, pero el caso es que ahora nos atribuyen a todos el mismo comportamiento que el de los tipos del aeropuerto, como si a nosotros mismos nos tratasen muy bien, poniéndonos esos patucos humillantes y registrándonos las cuñas de las alpargatas y todo lo que les parezca calzado alto con compartimentos secretos para droga y kilos de trinitrotolueno, TNT, por excelencia el explosivo de los tebeos…

Lo peor es que las autoridades de Brasil han decidido que nos iban a considerar tan mal como aquí a sus ciudadanos. Y eso que yo sospecho que en la calle hay quienes beben los vientos por brasileños. Tienen mucha marcha y son cameladores y simpáticos. Y los hay muy guapos. Ojito. Bueno, pues ahí va la decisión del gobierno brasileño para con los españoles, por culpa de la malignidad de nuestras leyes de inmigración. Tan relajadas para unos, tan imposibles para otros.

 

BRASILIA/AFP (febrero 2012)

Brasil va a endurecer los requisitos para el ingreso de turistas españoles, en “reciprocidad” a lo exigido a los brasileños que van a España, y tras años de reclamos por el número de rechazados, informó el viernes la cancillería.

Es la “aplicación de una reciprocidad” a lo que España exige a los brasileños para acceder a su territorio, explicó la oficina de prensa de la cancillería brasileña a la AFP.

España aplica a los brasileños los requisitos de los 26 países europeos que adhirieron al espacio Schengen, que unifica los controles fronterizos externos. Pero el nuevo rigor brasileño sólo se aplicará a los españoles, y no a otros europeos, debido a que España es donde esos requisitos se aplican con mayor rigor y son más los brasileños cuyo ingreso es rechazado, dijo un responsable de la cancillería.

A partir del 2 de abril próximo, los turistas españoles que viajen a Brasil tendrán que presentar: billete de ida y vuelta con fecha fijada, comprobación de medios económicos por 170 reales por día (casi cien dólares), reserva pagada de hospedaje y, si el turista va a una casa privada, una carta de invitación, certificada por notario. Los requisitos ya constan en la página del ministerio de Relaciones Exteriores español.

Antes de confirmar la medida, en una entrevista con el diario El País divulgada el lunes, el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Antonio Patriota, afirmó: “si nosotros empezáramos a exigir lo mismo a los españoles, les pondríamos serias dificultades para entrar en Brasil”.

Patriota expresó “la seria preocupación” de su gobierno por las exigencias y el trato a los brasileños que van a España, que “podría ser considerado arbitrario”.

El aumento del número de brasileños a los que se les negó el acceso en el aeropuerto de Barajas en Madrid generó tensiones en 2008, pero ambos gobiernos llegaron a un acuerdo para mejorar esa situación.

En 2007 se negó el ingreso a España a 3.013 brasileños, en 2008 a 2.196, en 2009 a 1.714, en 2010 a 1.695, y en 2011 a 1.005 (datos hasta agosto), según la cancillería brasileña.

Brasil tiene una tradición de aplicar reciprocidad en normativas aplicadas por los países a sus ciudadanos, y exige visado a los estadounidenses. Unos 180.000 turistas españoles visitaron Brasil en 2010, informó la agencia de turismo del gobierno brasileño.

 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Moléculas girovagantes llevan a cambios de tercio

  1. pero que más dará el hilo… si hoy todo es fusión: fusión musical, fusión narrativa, fusión de razas, clases y sexos,es decir, cojo un cacho de aquí y otro de allá, pego y ya está… he ahí un ritmito, hete ahí un textito; fijate que yo ando en el paradigma “movilizar la teoría” para mezclar la filosofía con la literatura, la historia etc porque al fin y al cabo todo es relato. Claro que todo esto ocurre a nivel de gente porque a nivel de autoridades decididoras ya explicas tú muy bien lo que cojones pasa: orden, orden y orden, academia, academia y academia; cada cosa en su sitio y nada de mezcolanzas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s