Después de la calma viene la tormenta

El fin de semana no llega para nada. Se duerme una tempranísimo porque por la semana se levanta a las 5.30 (bueno, 5.40), y eso que al trabajo llega en diez minutos. Pero hace falta la gimnasia facial y la cervical, mirar si hace mucho frío (¿para qué, si una nunca lo tiene?) y elegir la indumentaria correspondiente. Desayunar con calma. Etc.

El sábado se despierta una bastante tarde, o temprano, da igual, y pierde la mitad del día en la cama, con la oficina sobre la colcha: libro, portátil, la Guía del Ocio, el café. Y, por último, llega el domingo y ya entra la desazón porque solo queda por delante el domingo.

Eso sí, hay mucho tiempo para desperezarse.

      

Y llega el lunes. Hoy. Para aliviar un poco el retorno, llevo bombones a mi cita con la tortura. Una caja roja enooorme y una rueda de piezas con y sin leche, envueltas en morado y en rojo. En realidad, he hecho trampa. Los compré ayer y eran dos ruedas, pero me comí la mitad de la morada y la mitad de la roja. Y después rellené una fifty fifty y quedó muy aparente.

   

    

 

 Glup! Bombones de los caballos de la poli.

Siempre que llevas viandas o lamberetadas al trabajo, ofreces y el que acepta pregunta: “¿qué se celebra?”. ¿No se puede entender que se celebra que es el día que es, y con chocolate es mejor? Lo dicen porque se sienten culpables. ¡Ellos no han llevado nada! ¿Y qué? La cosa es contagiosa, ya llevarán. Una nochevieja me encargué de organizar la sobrecena en el turno de noche. Pero envié un correo interno general, advirtiendo de que el que llevase panchitos, ganchitos o cualquier clase de itos, sería colgado de los genitales. ¡Ñooooo! ¡Y cómo funcionó! Cochinillo, tabulé, vinos estupendos, embutidoss ibéricos, paté de animales muertos, quesos excelentes, crudités sensacionales y postres elaboradísimos  y caseros.

Lo que pasa es que la empresa se olvidó de dejarnos las uvas, los de la cocina se habían ido y los de seguridad no tenían permiso para abrir la caja fuerte de las uvas. Unos compañeros se fueron a casa de mammmá a buscar los frutos, y otros a la gasolinera a sacar de una máquina esas enlatadas en ración individual. La uvas las tomamos, pero la bronca que le cayó a la dirección en otro correo interno general fue como para olvidarse el año siguiente. Amenazas de muerte, de accidentes, de mal de ojo…

Y el resto de la noche lo pasamos, pues ya saben, retransmitiendo las uvas de Canarias, luego las de Copacabana, las de Nueva York, las de Betanzos, las de Villanueva del Fresno, las de las Hespérides, las de la Atlántida. Y menudo pedo…

Y esto venía…ah, sí, que hoy es lunes, que he llevado bombones y he sabido quiénes tienen alma de chocolate, quiénes le hacen asco a todo lo que no sea comida basura, quiénes padecen una seriedad tal que para ellos comer es una función fisiológica tan ordinaria y tan terrenal como…descomer.

Por lo demás, me ha tocado resumir las elecciones de Rusia, que a mí me ponen mala. En los medios contamos que Putin es un poco hijo de idem, pero no que hace desaparecer periódicos y periodistas, que bajo su imperio mueren en extrañas circunstancias líderes ideológicos, religiosos, o ex generales que, casualmente, se disponían a escribir la historia de rusia bajo el gobierno del Zar del KGB. Deportaciones a Siberia, eliminación de competidores electorales, de presidentes de juntas electorales, expolio de documentación y nacionalidad de disidentes a los que se convierte en apátridas…

Lo malo es que todo eso es información que no suele interesar ni a los periodistas (“occidentales”). Como no llega información oficial…¿Y cómo va a llegar?

Y, sin embargo, hay personas, periodistas o no, que se juegan el pellejo enviando informaciones clave a través de un recorrido zigzagueante y misterioso, pasando por otras tantas identidades anónimas de disidentes valientes (perdonen por la rima) hasta llegar a un servidor o terminal donde se recoge y se difunde en la web, en páginas tampoco tan visitadas por los periodistas como se debiera. ¿Que si hay que fiarse de estas informaciones? Pues miren, igual que de las agencias de noticias. Ya veis cómo el otro día, sin ir más lejos,  Reuters dijo algo sobre el gobierno español y, aunque parezca mentira, lo hizo quedar peor de lo que puede legar a ser. Oyó la agencia un soplo, o probablemente le dieron dado un soplo interesado (a lo mejor, incluso, fue una autoridad de la UE), y lanzolo al aire. Que le habíamos inflado o desinflado datos a Europa, qué sé yo…

Pues bien, estaba yo terminando de explicar cómo han ido las elecciones en Rusia, que no sé ni pa qué las hay, cuando la OSCE (los observadores internacionales) dio una rueda de prensa y dijo: “¡Qué maaaaal! Rusia no tiene un árbitro electoral imprescindible para el juego que se llama democracia, además de que ya la campaña fue deficitaria democráticamente porque matricularse para candidato tenía demasiados impedimentos, además de que Putin puso a su servicio a toda la maquinaria informativa, además de…”. Todo eso lo dijeron los observadores de la OSCE, y más. A pesar de lo cual observaron “ciertas mejoras respecto a  las elecciones parlamentarias de finales del año pasado”. A saber qué mejoras. Paparruchas. Paparruchas peligrosas para el conocimiento de ese vecino de Europa regido por un señor que siempre me imagino vestido de Príncipe Igor y bailando con el Bolshoi.

Con decir que ayer se montó el carrusel (dícese de multitud de votantes que depositan su papeleta una y otra vez en la misma urna), se rellenaron las urnas con papeletas de Putin antes de que que los electores depositaran la suya, se inventaron colegios electorales de casi última hora en sitios de dicícil acceso, como el interior de empresas y demás, para que los observadores no supieran de su existencia…y más.

Pueden imaginarse de verdad que en Daguestán y en Chechenia “recibieran a Putin con los brazos abiertos”, como han dicho sus gobernantes, amiguetes de Vladímir?

¡Bah! Y así todo. Como veis, me encanta y creo mucho en mi trabajo deleznable.

————————                    —————————————         ——————–

Bueno, durante este horizonte azul intermitente he hecho la limpieza bañil, colocado un par de zapatos y colgado una cortina. Que nunca había estado colgada desde que hice obras….hace mucho. ¡Procrastinación!

Y ahora me voy a planchar unas sábanas que lo están pidiendo a gritos en un lenguaje arcaico, porque eran de mi abuela. No la que tuvimos, incinerada, en una armario, sino la que murió haciendo comida para veinte y, después de que se fuera la funeraria, nos la comimos. La comida, no a mi abuela. Qué bien cocinaba. ¡Delicadíiiiiiisima! La incinerada ni siquiera cocinaba. Y luego hablan de esta generación mía. ¡Ja! Hoy, sin ir más lejos, me he hecho un salmón con salsa secreta. Ni yo podría repetirla porque he tirado la memoria por la ventana. ¡Y la sopa aguamarina…mmmmmm!

Lo malo es que estos ataques solo me dan cuando me bebo medio litro de vino de Alicante. Ya sabéis que ahora se hacen vinos buenos por toda la península y las ínsulas (¡mmm, ese El Grifo de Canarias, el semidulce y el seco!), y en Alicante hacen ese blanco, Marina Alta, riquísimo. Muy bien de precio. Y ahora que está rebajado aprovecho y me lo traigo en plural. Lo malo es que me lo bebo. Lo bueno es que si me lo bebo me convierto en Cenicienta.

Voy a apagar la tele, que la he encendido y estaba el anuncio de Media Mark (¿Markt? ¿Marketete?), “yo no soy tonto”…qué degeneración de publicistas ha salido últimamente. Apago rápido, que ahora sale el Sensodine Repair &Protect, el que marca un antes y un después de los dentífricos).

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Después de la calma viene la tormenta

  1. untalmarra dijo:

    encantoume.
    Pero millor deberias titular:
    DESPUES DE LA CAMA VIENE LA TORMENTA.

  2. leonardo dijo:

    Leerte es como comerse un bombón ácido de información mediatizada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s