Se me ocurre de todo

Estoy eufórica. Lo que se llama hipomanía, es la fase de hoy.

Vengo con la cabeza a borbotones. Cuando me da, me pongo loca, loca, loca. Quiero contarlo todo de todo. Estoy contenta porque:

He puesto una emisora árabe, y canta una libanesa. No es Fairouz, mi preferida, sino una que parece de las Grecas, pero de Beirut. Digo que parece de las Grecas porque he buscado su foto y mamma mía! Cómo eran las árabes en los 70…pues igual que las d aquí, pero más faraonas. Y digo yo: si soy tan loca por lo árabe, ahora que está muy mal visto, pero ya sabéis que soy muy de hiyab, lo siento, ¿por qué no me habré metido a clase de árabe como mi amiga B.B., que no es Brigitte Bardot? Ya va en tercero, la tía, o en sexto, no sé. Yo solo entiendo javivi javivi, o habibi habibi, que es lo que dicen en todas las canciones. Y  guaja guaja, o uaja uaja, que significa vale, vale, y que en chino (mandarín) es cola cola, casi lo único que aprendí en China, pero muy práctico. Sobre todo cuando compraba naranjas y me querían meter dos kilos en vez de uno, cobrándolos, claro. COLACOLACOLACOLAAAA!!!!

También me llena de contento el no encontrar un libro que estoy buscando, para regalar. Quiere decir que está salvando muchas vidas o mucha salud mental! No, no es de autoayuda. En fin, que lo he pedido y me mandarán un sms cuando llegue. Me he asegurado de que no me avisaban por teléfono, ya le dije yo a la librera que en mi impertinente contestador digo precisamente: si llamas para venderme algo, sábete que estoy bien servida de todo y lo que quiero me lo busco yo. No hay teleoperador-a que pase este filtro. Cuelgan y acto seguido suele llamar un compañero-a del anterior para escucharlo. Y cuelga. a veces, hasta un tercero, como aquella que una vez se decidió y me dejó el siguiente mensaje: quédese tranquila! (el tono era de muy muy ofendida. He tenido muchos mensajes salientes y muy diversos. Cuando trabajaba en la radio, hacía montajes y, bueno, una vez era el conde Drácula con una peazo fuga de Bach al órgano, de fondo, y una voz que, la verdad, no sé por qué me molesté en distorsionarla por medios electrónicos, porque mi caja torácica se basta y se sobra para draculear o imitar al cacique lucense Cacharro Pardo, cuya voz tenía imitada en otro de mis mensajes, en el que decía: he salido a tomar café con otros capos. una vez me llamó una sirvienta del cacique, y me dejó una amenaza grabada: la has cagado! se lo voy a decir a mi jefe!

Otro bueno fue el de (acento cubano): soy  Caridad Gladys, la señora no está en la casa, ella fue a compral unos zapatos carmelita y una trusa, pero déjeme a mí el mensahe y ya yo se lo doy.

He hecho del Pato Donald, de mafioso ruso, de Berlusconi, del Papa….de todo. Mis amigos con hijos, cuando no podían con ellos, les mandaban llamarme, y si estaba en casa se llevaban el chasco. Querían que estuvieran toda la tarde escuchando mi contestador, con lo cual impedían que otra gente, ya adultita, me pudiera llamar. y yo, encantada.

Una vez vino a mi trabajo, en la radio, una que había sido compañera de clase y ahora trabajaba en el INE. Pues bien, me dijo que yo estaba ese año en una muestra de población de esas de consumo o algo así. O de nivel de vida, yo qué sé. Vamos, de esas que si llegan a pillarme (no lo consiguieron ni una sola vez, pero llamaban para escuchar el contestador) les arrojo el resultado de “bajo el umbral de la pobreza”. Ni microondas, ni tele, coche sí (pero eso no te quita de la pobreza; ahora no lo tengo y no soy ni más pobre ni más rica, pero sí estoy liberada en Madrid de un trasto innecesario, con lo que me gusta el metro!), ni calefacción central (la verdad es que la tenía individual, pero por esa no preguntan, aunque es mejor…yo siempre tengo calor y no la enciendo, es más, vivo con las ventanas abiertas).

Lo que no entienden las estadísticas es que no quieras tener nada de eso, y sí estanterías llenas de libros, lo que al parecer es de pobre porque nunca lo preguntan tampoco.

Lo cierto es que, aunque nunca les contesté porque nunca estaba en casa, al contrario que ahora, estaban satisfechos de contarme entre su muestra, porque cuando se aburrían marcaban mi número y se enteraban de que estaba en Sevilla viendo la Expo después de que la desmontaran, o en Asturias, donde había quedado con unos vascos que había conocido en Cuba. Añadía: no vuelvo hasta la semana que viene, cacos, disponéis hasta entonces para robarme. (todo lo que contaba era cierto, pero pobres cacos, ya que no tenía ni joyas, ni microondas, ni tele, ni calefacción central que llevarse en la fragoneta.

También estoy contenta porque he visto y escuchado a “mi” violista armenio. Como es el único armenio que conozco, además de un tal Genocidio (chiste malo un poco intelectual, por llamarle algo), me hace mucha gracia, aunque el hombre no la tiene. Es más bien reservado y serio, por eso cuando sonríe tiene más mérito que esos simpaticotes de feria. No sé cómo se llama. Suele tocar, ya más tarde, enfrente de mi casa, a veces solo, otras con los que se le agregan, que pueden ser un violinista, un violoncelista y/o una soprano. Bueno, pues es que lo vi desde la escalera mecánica de la FNAC (no me gusta ir a ese macromacroalmacén cultural, pero no encontraba un puñetero libro por el que tengo prisa, y era la última esperanza). Desde las alturas, miré a la calle, y allí estaba, delante del Cortinglés (otro monstruo que me encantaría bombardear) en la calle del Carmen. Y digo yo: por qué en la calle del Carmen se lanza el armenio con las chaconas y las bourrées de Bach y en mi calle toca las consabidas cositas petardas como el Ave María de Schubert? Si aún fuera la de Bach Gounod….

Pues nada, ahí me senté un rato, en un poyete de la fachada de la FNAC que tiene una barra metálica para que no te sientes. Que cómo es que me pude sentar? Pues con medio culo, en lugar del culo entero.

…nobis pecatooooribuuus!!!! nunc et in hora mortis nostrae…..aaaaaaameeeeeeeeeen!!! (perdón, se me ha metido el Ave Maripepa en la cabeza).

 

  Sanctaaaa Mariiiiiiaaaaa, Mater Deiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!

Y creo que no voy a poner nada más. Porque son las 22.45 y tengo que leer un poquitiniñito antes de dormir…llevo muy a rajatabla, bueno, casi, lo de acostarme pronto para levantarme a las 5.40. A veces estoy en la cama a las siete de la tarde….solo que con la oficina montada en la cama. Como Valle, vaya (traducción: como Valle Inclán, en suma), salvando las distancias. y quién era el que manchaba los libros con el bocadillo de chorizo y le daba igual, Menéndez Pidal, Menéndez Pelayo o un tercero? porque yo eso también lo hago. Más de chocolate (las tabletas me las bajo enteras, de una en una  hasta tres juntas: con leche, sin leche y blanco) que de chorizo. Y, por si después presto el libro, al lado de la mancha suelo poner la indicación con una flecha: chorizo…chocolate….morcón…alubia pinta…no vayan a creer que es un moco. Aunque si lo fuera, también lo señalizaría. 

Eso me recuerda que fui tan romántica, tan tan romántica…que una vez firmé con sangre (de un dedo, no de la nariz) una declaración de amor medianamente correspondido, pero que, de todas formas, no valía la pena. Acabó defenestrándose desde un noveno piso, pero para entonces ya no tenía nada que ver conmigo. Thank God!

Veleiquí algunhas fotos (por irlas gastando), y adiós!:

 Charcutería, mi amiga octogenaria, de Pocahontas en Carnaval ( y diciendo, coñeeeeee!). Fue la sensación en su cole (el centro de día)

 No es México, mis cuates, es Portugal, pero tienen sueño!

 Portugal a la izquierda, Galicia a la derecha. La isla, cada año es de uno. Algo así creo que funcionaba. No me hagáis caso, como siempre.

 Aquí, Portugal. Allí, Galicia.

 Aquí me zampé un día una empanada.

 Así plantan los bancos en Lugo. Para que te enteres bien de dónde tienes la cabeza y el chichón, que también está en la cabeza.

 Estas vienen a por mí con el carrito!

 Me han matao! No, no estoy flotando en una piscina. Y no es el carro del Carrefú, es del vivero de Los Peñotes. Pasarán por encima de mi cadáver? Y no, no es el típico cadáver flotando en la piscina. No veis que está retocada, idiotas?

 


 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Se me ocurre de todo

  1. untalmarra dijo:

    (ai, xa me doe a barriga de tanto rir).
    eu, cos que chaman ao móbil ofrecendo un plan-estupendo-tarifa-especial-para-min-por-ser-cliente-guai, que case sempre son chilenos ou de por aí, dígolles educadamente que non me interesa, pero como son autistas e siguen bla blablabla, pero cómo, no le interesa? si es tupendo!, pois o último dia díxenlle non moitas gracias, non me interesa, pero vendo un armario ropeiro de duas portas, en bon estado, está a bon precio…..blabla, ou pregúntolles se non venderán eles unha lampariña para o salón. Suele funcionar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s