¡Esto es todo, amigos!

Bueno, pues aquí hemos estado, en la Plaza de la Villa de París, sin licóteros, porque sabían que no habría “radicales”.

     

     

   

  

  

  

  

   

  

  

                 

DIOS NOS COJA DESLUMBRADOS…¡Y, POR TESTIGO, DON FERNANDO VII!

Como era de esperar, y una vez más, aquí se ha demostrado que la memoria histórica que tanto preocupa a las no-conciencias culpables es lo que más preocupa y lo más negro que se cierne en el horizonte. Mientras los alemanes intentan un sprint final para cazar a los pocos nazis que quedan vivos y escondidos por el mundo, porque temen no llegar a juzgarlos, aquí dicen los que lo dicen que hay que no-enterrar a los muertos y que el duelo lo elabore Rita, y que queremos volver a las dos Españas (¡como si ahora hubiera una!). Y fijaos que ya no digo los kurdos o los de Sbrenica, sino ¡Alemania! aún anda queriendo recuperar. Los monumentos (memoriales, como se dan en llamar ahora) al Holocausto, en fin, que me perdonen, pero proliferan como las margaritas. Los cementerios con sus monumentos a los soldados desconocidos también, pero no los nuestros. Siempre son los de los demás. En las manifestaciones, pequeñitas, que hacen los miércoles los viejecitos y amigos de la Memoria Histórica ante el palacete de la Comunidad (el despachito de Espe), todavía algunos relatan cómo iban a llevarles allí la comida a sus padres y hermanos presos en esos sótanos. ¿Y quieren que no se acuerde nadie?

Las protestas, manifestaciones y demás clamores son “masas de perros ladradores”, salvo, claro, que las convoque Rouco Clavel “por la familia” y las secunden el Opus, los Kikos, los Legionarios de Cristo, Lumen Dei, Comunión y Libración, la Federación de Asociaciones de Padres Casposos y los amigos de la primera dama (porque ahora Aznar es la primera dama de la alcaldesa de Madrid, que la vi un día por Serrano y, antes de darme cuenta de que era ella, casi me cago de miedo. Porque ese ser…pon medo, mamaíña!). Algunos, los más jóvenes, con las gafas oscuras y con la bandera preconstitucional a modo de poncho.

Yo, que no le tengo miedo a casi nada, últimamente siento un calambre en los intestinos…ayyayayayayayayayyyyy!

Habrá más manifestaciones. Si no antes, cuando salga la próxima sentencia, la de la Memoria Histórica, que creo que será el miércoles, pase lo que pase, bueno o malo, a las siete estaremos congregados para aplaudir o para protestar hasta que reventemos.

En cuanto al juicio por los cursos de garzón, o conferencias o lo que sea, eso ya es tan esperpéntico que, de momento, nadie se acuerda.

Y después de castigarme tan duramente con negros pensamientos…¡relax! Que mañana, a las 6.40, TACHAAAAAAAN, emerjo a mi otra vida. Lunes!

 

Este post es un merecido paréntesis, porque, YA LO SÉ, YA LO SÉ, tengo pendiente traducir las feromonas de la Dra. Cluster, científica pensilvana, y lo que tengo archivado sobre la Proposition 8 que quiso, y no pudo, anular la ley de los matrimonio gay en USA. Para unos que quieren casarse ahora…

¡Pues SALUD Y REPÚBLICA, amiguitos!

 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s