Presunta, supuesta información

Ah, pues me iba a ir a la cama y resulta que ahora tengo algo que contar, o tengo que contar algo: resulta que, como no me puedo contener, me jarto de mandar correcciones y comentarios a los periódicos online…y resulta también que a raíz de eso hay en los foros de El País un par de carcamales que no dejan de ponerme fina, uno que no recuerdo por qué y otro porque está convencido de que odio a los aztecas y nunca les he pedido perdón por descubrirlos (no sé en qué carabela me atribuye haber llegado) y exterminarlos. Yo, que nunca he mencionado a los aztecas ni nada parecido en ningún comentario ni discurso ni ponencia ni sermón de la montaña!

Pues nada, que se le va la olla. Y encima está cabreadísimo porque me dio por comentar cosas a un artículo sobre los Kikos, que ahora ya tienen luz verde (menudo topicón periodístico, yo que lo detesto!) para considerarse amigos plenos del vaticano, pero sobre el papel, que fuera de él ya eran clientes, amigos, socios y cómplices.

Qué se le va a hacer.

Las cosas siguen igual. Mañana, vuelta al cole. Pepelón. He oído de lejos en la tele (hoy la he encendido, me he largado de su alcance por si emitía radiaciones y me daba por replicarle y entablábamos un combate singular) que esta semana era de mucho jaleo para los periodistas, y he corrido a apagarla.

Glup! No quierooo!

Lo que es más de temer es que seguiremos con Siria. El periodismo masticable seguirá emitiendo imágenes “captadas por un videoaficionado” que nunca se dice cómo llegan ni a qué corresponden. Al menos, las del régimen y sus miles de fans manifestándose sabemos que las manda un tal Bashar el Assad.

  

¿Cómo se puede contar toda una guerra, una invasión, una revolución, un cerco, wathever, de esta manera, y sin contar que no tenemos cómo contarlo? Qué asco. Yo me niego.

Así que el otro día hice una noticia sobre la noticia. Que no había noticias, vaya. Y de los sirios, pobriños, me fío, pero la verdad es que de los movimientos o grupos revolucionarios siempre sospecho hasta que demuestren lo contrario. Mira que lo decía: esos libios opositores son unos gamberros. Y ZACA!, resulta que se pelean entre ellos, abusan de los ya abusados, no se aclaran y son bastante sanguinarios. Sabéis lo que os digo? Que los que se pueden permitir el lujo de oponerse con las armas  ya no son fiables.

  

Luego montan elecciones y, en copia cruel del civilizado occidente, hacen trampa, amenazan, cuentan mal los votos, dejan a as mujeres en casa a la hora de organizar un seudogobierno “de unidad nacional” y blablabla.

Total, que lo último que quedaba por ver ya se ha visto: youtube es el que está “solucionando” el temita de las imágenes. El otro día,  la agencia APTN (Associated Press) difundió a sus clientes unas que a su vez había pillado de youtube (y para eso pagamos a las agencias!) donde a su vez tienen un canal unos tales Shaam News Network. APTN advertía de que no podía responder de la veracidad ni las circunstancias de la secuencia, pero que “pudiera ser” el primer auxilio que recibían las víctimas de unos disparos y blablabla. Naturalmente, podían ser y podían no ser, porque era lo de siempre: una cámara que se movía pacá y pallá, con mucho dramatismo, recogiendo personas y objetos borrosos, desenfocados, y gritos en árabe que lo mismo podían decir “levanta a ese, que está muy mal”, que “hazle el boca a boca a aquel de los pantalones verdes”. O “a ese no lo salves, que es de la secreta”.

Lo malo es que a los responsables de nuestro trabajo ni se les ocurre plantearse más que emitir esto, con la cantinela de siempre “estas imágenes, captadas por un videoaficionado, vienen de Siria y muestran un ataque y tal y cual”. Por eso resolví escribir que el régimen de Assad está todo el día difundiendo manifestaciones de apoyo mientras la voz de la oposición no sale del país. Y conté que el ejemplo del día era patente. Era lo que antes he descrito. Y que había “investigado” (o sea, buscado en Google) quiénes eran esos de Shaam, y que eran unos “jóvenes que apoyan la democratización de Siria, sin adscripción a ningún partido político” y poco más.

Ayer estuve en un pequeñito acto en Sol, que consistía en unos carteles en el suelo, numeradosc para seguir la ruta cronológica de la historia reciente de Siria, desde el papá de Bashar, Yasser, hasta ahora. Había dos chavalitas sirias con yihab (ya sabéis, el pañuelo simple y sencillo, con algún pin que otro) y pinta de universitarias (lo eran). Estuvimos charlando sobre el problema ese de la información de la revuelta, desde luego mucho más oscura e invisible que las de Egipto, Libia y Túnez. Me decían ellas que lo de los Assad siempre fue así: una dictadura sin ecos en el exterior, y que ni ellas mismas saben quiénes están dando la cara armada por el lado de los ciudadanos. El autodenominado (bueno, casi todos esos nombres son autodenominaciones, qué tonta) Ejército Libre de Zabadani es prácticamente el único que graba imágenes que salen del país. Son desertores del ejército oficial y están en la ciudad de ese nombre. Pues bien, las sirias no sabían hasta ahora de su existencia.

Lo que sí me dijeron es que sus familias están en Homs, la ciudad más revolucionaria y, por tanto, la más castigada, y que pueden hablar con total libertad por teléfono con ellas, porque, si bien siempre ha habido control de los ciudadanos, incluido el telefónico, ahora el gobierno y el ejército están directamente ocupados en pegar palos y matar gente. La guerra fría se acabó y ahora es la de dios es cristo. En la calle, donde en cuanto pones el pie sabes que a lo mejor ya no llegas a pisar con el otro. Bang! Y así todos los días, y los sirios de a pie desesperados porque fuera no sabemos ni de la misa la media.

Se quejaban de que en España los medios (masticables) no dan nada de información. Yo creo que, más que nada, lo que es es mala. Por desinterés absoluto. Como si ya hubiera supuesto un esfuerzo, el definitivo, cambiar por una imagen de “malo oficial” las fotos elegantes del dictador (parecidísimo físicamente al príncipe Felipe) que veíamos en los periódicos y en las noticias de la tele sobre las cumbres internacionales donde los tiranos del mundo reciben sonrisas y rendevús, estrechan manos y posan en la foto de familia con todos los demás demócratas del mundo: como Putin, como en su día Berlusconi….tipos civilizados de los que sabemos que nada tienen que ocultar. Ya me entendéis.

Las dos chicas opinaban que Sadam Husein a su lado era un benditiño de dios, y yo me lo puedo creer. Al fin y al cabo, las etiquetas ya saben que se van cayendo, y en cuanto nos descuidemos nos habremos enterado de que también hubo un genocidio sirio, y no solo de un grupo como los kurdos en Irak (y en todas partes), sino a lo max-mix.

Ah, y mis dos nuevas y eventuales amigas también están cansadas, literalmente, de que les hablen del p…to velo, que nadie se da cuenta de que es un pañuelo, no un velo, y que se llama hijab porque tapa el pelo que quieren ellas que tape, porque les sale de las mismísimas narices y es tendencia y muy trendy para ellas y ya sabéis que para mí también. Bueno, ahora sin frivolizar: ¿por qué occidente considera que son subnormales si llevan un hijab porque les da la gana? ¿o una amenaza para la paz mundial? ¿o es que otras andamos más espabiladas porque enseñamos los rizos, tirabuzones, canas, mechas, remolinos y flequillos? Cada vez les da más rabia y cada vez tienen menos ganas de quitárselo para no molestar y dar mucho que pensar sobre “la diferencia”, “el Otro”…si es como, en un lejano entonces, lo de “la amenaza amarilla”; que resulta que se ha cumplido con creces pero nadie imaginaba que iba a ser así: plantándonos sus tiendas por todo el mundo y todas las esquinas, chiringuitos en los que nos tratan mal, con excepciones, nos venden mecheros que no funcionan y ropa que se clona a sí misma a la velocidad de inditex.

   

Qué manía de querer colonizar los cerebros, las religiones (con otras o con laicismo de mentira), los pensares y los saberes, y hasta los flequillos. Va a resultar que eso es más grave que los genocidios!

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s