Grrrrrrrr…(despotricando contra el Mac)

¿Para qué quiero ordenador, si para ordenar el ordenador hay que ser ordenada, y yo, nada de nada?

El Mac es más intuitio que su viejo PC…..el windows es para la plebe y tal y cual…es EE.UU., lo he verificado repetidamente, están tan chalados en su obsesión por el comunismo y el elitismo que atribuyen el Mac a los “intelectuales”, que asocian con los “progresistas”, que especifican como “de izquierdas”, que asimilan con los “rojos”, al extremo (vaya extremo, ¡el diablo en bicicleta, como se dijo en algún entonces!) de hacerlo con los “comunistas”…¿recordáis dónde hemos empezado esta cadena de asociaciones? Bueno, pues según esto, en EE.UU. de América yo sería de la extrema y justísima derecha, miembro de la Adoración Nocturna del Rifle, camarera de la cofradía de la Esperanza Macarena, cortadora de hojas de té para el Tea Party, acomodadora en el servicio religioso de las 10 en el templo Mormón de Salt Lake City….y todo porque el mac me está siendo más antipático que mis sucesivos y también bastante inútiles ordenadores portátiles y mesestarios…solo que a estos y a su sistema ya se les suponía una rápida obsolescencia y al maquintous no.

Qué broma pesada.

Que si con él todo consiste en arrastrar para ser feliz…arrastra ventana, arrastra archivo, arrastra carpeta, arrástrate como una gusana que no llegarás nunca a tenerlo ordenado. ¿Y qué se creen que hacía yo con mis peceses más que arrastrar limpia, fácil e infaliblemente mis cositas por la pantalla?

También estoy supercabreada con WhatsApp, que cada vez que abro sesión se enteran todos los novios y antiguos novios, excepto el que se suicidó, pobrecito, de que estoy ahí, cuando lo que menos deseo es que sepan que estoy. Sobre todo si es el que se suicidó, porque mira que si ese se pone a hablar conmigo en WhatsApp me entra un sudor mortal que, en fin…

Y hablando de en fin…en fin, ya estamos en la nueva España y aún no ha pasado nada, lo cual, lejos de acomodarme en la indiferencia, me incomoda en un suspense terrible, de película de miedo, de pánico cerval, de tensión insoportable….se me acumula la fiebre ante tanto agazapamiento del Mal. Bueno, del Peor, que el Mal ya lo teníamos bien metido en casa. Abrías el microondas y zaca, el Mal. Abrías la nevera y paf, el Mal. Abrías el armario empotrado y tachaaaán, toda la plantilla del Mal ahí metida, sacándote la lengua y dedicándote muecas terroríficas.

Tendremos que hablar largo y tumbado cuando se desencadena la furia del Peor, ¿no? Imaginaos…un Peor peor que el Mal….un hijo de Satán sustituido por una sacerdotisa de Baal, o viceversa, que no lo digo por la cuestión sexual, sino por taxonomías.

Señores, señoras, son las 16:24 y servidora está en la cama. No puede ser. Vale que de lunes a viernes me levante a las 05:45, lo cual es muy desagradable y los sábados y domingos quiera olvidarlo, pero…..esto ya no puede ser. Tengo hambre, sed y el síndrome de la pierna inquieta. El mikado (esos palitos metidos en un cacharro con perfume) me está drogando con su olor edulcorado, el edredón me sobra como me ha sobrado toda la vida, pero lo he puesto por…..por sentirme normal: invierno= edredón, ¿no? Igual que ponerme calcetines en invierno por no resultar rarita en la civilización occidental de calcetines en invierno, chanclas en verano. Y digo más: para algunas, minishort en verano, minifalda en invierno. Yo no. Yo, pantalones en verano, pantalones en invierno, falda-pantalón en verano, falda-pantalón en invierno, pata ancha (la mía propia) en verano, en otoño, en primavera y en invierno.Vestido de bruja en verano, de meiga en invierno. Chámalle hache.

Buenos días-tardes. Tengo que levantarme, alimentarme y borrar de mi MacMierda todo lo que pueda y más…..ya no me cabe el desorden. Lo bueno es que pregunto a los maqueros añosos cosas de la más absoluta candidez y novatería, y siempre, no sé por qué, atino a preguntarles justo lo que “pues fíjate que eso yo nunca lo he sabido, así que lo resuelvo con la mano inocente en lugar de la función pertinente”….qué cosas….O bien: “uf, es que yo a tanto no llego”. O “es que yo no uso el ordenador para eso, pero tampoco es momento de decirte para qué lo uso”. O “y para qué quieres saber eso? O: “eso yo lo hago “directamente” con el smartphone, que es más fácil, y como no sé ni para qué lo hago, no me voy a meter en rollos”.

Gracias a todos, amigos. Alguno sí me ha resuelto dudas y patosidades, pero lo que se me ocurre diariamente se queda sin resolver, y mi ordenador está cada vez más desordenado de coordenadas, de orden, de ordinariez, de ordenación territorial y de orientación espaciotemporal. Cohones.

Anita, si estás ahí, muher, dime si te has acordado del título del libro ese de la periodista…¿francesa? Que voy a buscar el de “Crímenes” y a lo mejor ya encontraba los dos esta tarde de un plumazo.

¡Oh, y mira quién está ahí! No me mires con esa cara, pordios, pordiosero. Y mira la otra…ja!, dónde nos vamos a encontrar…y no sé cómo lo has hecho, si ni siquiera uso etiquetas, porque no sé hacerlo ni me importa.

Pues ya que estáis ahí…..¡saluditos!

 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s