¡Boh! Que vayan a votar los mercados

Boh! No sé qué pintan unas elecciones en España si ya los estados no valen. Solo Europa y las instituciones bancarias y financieras tienen algo que dictar. Y  Alemania.

En la anterior crisis en España, la de no sé qué año y que, desde luego, no tenía que ver con Europa, el lema machacón del gobierno era “apretarse el cinturón”; y los de la calle lo repetíamos en todos los chistes, en todos los recochineos, y en todos los improperios contra el gobierno. Y la culpable y a la vez sufridora era “la macroeconomía”, lo que ahora los macromanipuladores españoles, europeos y mundiales llaman “los mercados”.

Perdonen, pero vomito. Me sale, de las profundidades del estómago, la cena de anoche. Literalmente, porque he dormido con olor a ajo en los dedos, no conseguí desprendérmelo antes de acostarme (eran unos ajos especialmente untuososos, puagh) y figuradamente porque los titulares y los contenidos del día me han puesto del revés todo el organismo. Las frases y las declaraciones son cada vez más una tomadura de pelo.

Lo mismo que durante toda la guerra contra Gadafi se publicaban periódicamente las frases “Gadafi se está quedando acorralado”, “Gadafi ha perdido legitimidad”, “el cerco contra el régimen se estrecha” (se confundía, como siempre, la realidad con el deseo) para burlarse del lector sin darle nada nuevo….ahora las sentencias políticas y mediáticas se inspiran o aluden a “los mercados” y “el tren europeo”, los “activos”, las “dos velocidades” (eso ya estuvo de moda cuando estuvo de moda Europa en otra ocasión) sobre lo que opinan propios y extraños. Anteayer lo dijo Obama en Australia, y ayer y hoy lo corean Merkel y periodistas: el problema económico es político, no técnico.

Jajajajajaajaja! Meaning what? O sea, qué quieren decir, a qué se refieren?

Imaginaos que hoy llamo a mi padre para cotillear sobre la situación actual en general, que es de lo que se habla en nuestros días, y le digo: “hola, papá, estoy pensando que el problema económico es político y no técnico”. Y mi padre me contesta: “sí, bueno, más que político, de voluntad política” (eso lo dijo Obama anteayer en Australia, en un dueto concelebrado ante los medios con la primera ministra de aquel país, que si mal no recuerdo se apellida Gillard).

El ministro alemán de Hacienda ha advertido del “inminente contagio de la crisis de la deuda a la economía real”. Por favor, es que no estábamos hablando de la economía real? Entonces, para que me han estado mareando con carretadas de informaciones si pertenecían al éter, al mundo subacuático o a la nada?

Ahora llamo a mi amiga Chus, y le digo: “Hola, filla, qué tiempo hace por ahí? Aquí no hace frío, pero hay un inminente contagio de la crisis de la deuda a la economía real. A lo mejor arreglo con voluntad política la mahonesa cortada, porque la minipimer es tan real que resulta hasta cutre. A ver si mañana quedamos y nos subimos al tren de Europa. Ciao, hasta luego, te llamo cuando se contagie la economía real!”

POR FAVOR!!!! ESTAMOS TODOS GILIBOBOS O QUÉ? Páginas y páginas rellenadas, más que llenas, con estos términos pronunciados por distintas bocas, como si no recordáramos que mil opinadores los escribieron el mes pasado en otros tantos periódicos americanos y europeos…como si no fueran los mismos términos que vamos a oír y leer durante no sé cuánto tiempo. Como si “los mercados” me lo vayan a explicar   todo y me vaya a quedar contenta, hueca y satisfecha de orgullo por haber entendido tan sesudas cuestiones.

The end.

En sucesivas entregas: “Métanse los mercados donde les quepan”, “Solucionen la corrupción estatal y financiera del mundo y después denme lecciones de economía”, “Obama, amigo, Merkel está contigo!” (hoy, pero mañana ni se sabe); “Sarko, amigo, Merkel ya no está contigo!”.

Todos estos temas y más en…bueno, aquí, allí y acullá.

 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡Boh! Que vayan a votar los mercados

  1. pues a mi me huele que sarko-merkel siguen juntos
    realmente si merkel quiere dejar a sarko por obama.. hombre… se entiende porque es más guapo.. pero entonces si que tiemblo porque supongo que los rusos se enfadarán y los sionistas ya van a poder hacer lo que les dé la realísima gana (en la realidad del territorio , las fronteras con muros de cemento y todas estas cosas reales y materiales)
    yo lo de la economía y la política me parece que Marx tenía razón: que la sociedad moderna,es decir, el liberalismo burgués, es una sociedad de la Economía Política o sociedad organizada economicopolíticamente(véase: Prólogo de Introducción a la crítica de la Economía Política) y nunca me cupo en la cabeza que economía y política se puedan separar. No sé si esto se puede aplicar a lo q digan obama, merkel y sarkó : a lo mejor pensaban que la sociedad moderna capitalista no era la sociedad real y ahora caen en la cuenta de que sí lo es, que la sociedad estructurada economicopolíticamente tiene calles, bares, plazas, tomas de wallstreet y todo eso. Si fuese así, filliña, es un primer paso del que tenemos que felicitarnos
    yo veo que lo q dijo ayer Dani el Rojo judío en el european parlament es atinado: “El peligro en Europa aumenta pero no se ve bien qué es lo que nos va a salvar”. Es una frase pesimista, percibe el peligro pero no es alarmista sino optimista: cree en Europa y en la salvación. Recuerda el verso de Hölderlin: “allí donde está el peligro, está lo que ha de ser salvado”. Es la única frase que me hace pensar un poco, las otras solo valen para hoy sí y mañana todo lo contrario. Y ahí está la cuestión: si pienso en el día a día no pienso en el mañana y si pienso en el largo plazo no me entero de lo que pasa en el corto . Entonces ¿Por qué apostamos, por el presente o por el futuro?

  2. Martini Rosso dijo:

    No sabes cuántas adhesiones y, por otro lado, también suspicacias produce este hilo de pensamiento con el que nos sorprendemos todos los que aplicamos la duda cartesiana o duda sistemática a nuestras decisiones. Uno goza del privilegio de cierta razón que de primera mano te desvela al sonriente Bertín Osborne como un ser no del todo normal para comprobar que en la práctica y en el fondo es exactamente como tu mente lo había dibujado. Lo mismo pasa con los personajes en los que debemos -obligatoriamente- meter todos los entresijos de nuestras decisiones. Uno advierte cómo funciona el tandem Rubalcaba-Rajoy, aún sabiendo que cada uno de ellos es un compendio de microcosmos de gente bienintencionada sin poder decisorio y caraduras a todo trapo que van decidiendo aquí y allá mientras se reparten los papeles de la obra. Luego están los otros, esos que representan voluntades a pesar de Hont (me salto a los nacionalistas de siempre porque esos son los que al final se lo llevan en “crudité”) y establece que unos van a votar sobre seguro, otros a votar a riesgo, otros a intentar algo sabiendo que nada y prácticamente un 80% con la pinza en la nariz.

    El caso es que ya sabíamos que pensar es desaconsejable porque lleva a la autodestrucción del cerebro. El cerebro no quiere estar ahí, aposentado arriba del animal y teniendo que lidiar con el aparato genito-urinario, con las complicaciones rectales y demás molestias derivadas de la nouvelle cuisine. Cuánta razón tenía la frase atribuída a Marie Antoinette: “¿El pueblo no tiene pan? ¡Pues que coman bollos!” Bollos industriales, por supuesto, de comida industrial, pensamiento industrial, planteamiento de mercado, del que engorda bien y nos saca todas las fofeces, las insulinas, los atoramientos en las arterias. En eso estamos, con la arteria parriba y pabajo mientras nuestro cerebro clama en el desierto por algo un poco más elevado, o en su defecto por algo más basico, pan para el cerebro, hasta que el pobre órgano se pregunte: “¿Y ahora con qué estómago cerebral digiero yo estos alimentos?”

  3. ay, me olvidaba: el vinagre neutraliza los olores .. un poquito y adiós a olor a ajo! nunca lo experimenté en la vida real pero teóricamente me parece que puede funcionar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s