Colgados por ser…los peores?

     

¿Son los peores personajes de la humanidad los que acaban muriendo colgados de los h…., los tiroteados a quemarropa, los suicidados porque antes muertos que sencillos, los aplastados por el armamento que algún día fue amigo?

Pues mira, no lo creo. Una vez  más, me irrita enormemente, y no es política corrección ni formato ONUficado, al revés, más me enfurece y embrutece ahora que a la ONU le suda la…molla cargarse a ciertos rogue characters sin contemplaciones ni juicios ni el placer de dar a sus víctimas el placer de verlos detenidos, humillados y juzgados, problablemente meados en sus propios pantalones y tiritando el miedo asimétrico de un matarife a sus corderos.

La madre de una víctima (una chica española) del 11…S o M?, bueno, de uno de los onces más trágicos de la historia (occidental, quiero decir, claro es) declaraba no hace muchas semanas que para ella la justicia y su deseo habrían coincidido si a Bin Laden lo hubiera visto en las condiciones que arriba describo. Detenido, juzgado, etc etc etc.

¿Qué pasa? Pues sí. Eso pasa.

Y yo hubiera querido lo mismo para Mugabe, Gadafi, Bin Laden, Sadam, los reyes árabes, Karzai y Franco, ya saben, Franco, ese hombre, ufff, el inmortal, puesto que lo sucede el Borbón ese que ahora ya está a punto de dejarse suceder por otro miembro de su familia de bordes. Los Bordones.

Menudos hipócritas andan hechos los justicieros de la OTAN, o sea, de la ONU, o sea, los europeos, los americanos, los lectores de los periódicos y, a lo mejor, los de este blog.

Es de esperar que ahora no vayan estos justicieros y empiecen a colgar de los h…a los etarras y “su entorno”, como dicen los periodistas, menos mal, porque si dijeran su “contorno” querría decir, en italiano, que los terroristas se acompañan siempre de cachelos, guisantes y otros chismes de los que nosotros no llamamos contorno sino guarnición.

En fin, es que acabaríamos todos muy mal. Si es que esto es de fiar. Digo lo que está pasando, o lo parece.

Un decímetro cuadrado para el humor negro:

 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Colgados por ser…los peores?

  1. pero tú… tas tontita o qué?
    te crees que las cosas se hacen así: el inspector de la poli dice: vayan a detener al señor Gadafi o Hussein (o lo q quieras) pues hay cargos contra él y ha llegado una orden judicial

    non, queridiña, non… cuando reina el orden de los señores de la guerra, las violaciones de todo tipo y los tiros de ametralladora al aire las cosas se hacen como en el far west, más bien bastante “pior ca no fargüest”., se le dice al que tenga mas gúevos que le meta un tiro por el cu… bueno, no estoy muy versada en las expresiones de los generalotes y y demás guerreros porque no veo pelis de acción salvajemente masculina americana pero ya sabes… esos señores que dan las órdenes, gordos gordos gosrdos, con camisas de camuflaje, aderezo de metralleta, gafas de espejo, tatuajes y dedos abiertos como dispuestos a tocarle el cu a la prosti de turno, esos son los que mandan pegar los tiros… creo yo, vamos y los que reciben las órdenes o necesitan dinero urgentemente o aspiran a ser como ellos (o algo parecido)

    • Pues claro, mujer, yo querría que esperasen siempre la orden, pero no la del inspector ni la del juez, sino la mía, que mira que les tengo dicho que los cojan en zapatillas y así tengan los calzones bajados que me los tienen que traer vivos, primero para ver si son ellos, que a mí no me da confianza que me identifiquen unos cuerpos muertos ni los jueces militares, ni los militares legos, ni los US Marshal, ni los bombeiros, y me digan que ya los encontraron así, con la nariz rota y sin respirar. Segundo, para ver cuán respetable soy y cuánto me obedecen. Tercero, para hacer…..justicia. Cuarto, por si un juez de la Commonwealth o de los Derechos Humanos de la ONU, o del decanato del Colegio de Decanos de Marte me sale con el habeas corpus y resulta que no voy a tener corpus porque no me lo han traído.
      Y quinto, porque si alguien pretende que unos individuos o grupos sean ejecutables “en el acto”, como las fotocopias, mientras que otros tienen que ser llevados ante la justicia, venga, rápidamente quiero el ranking de merecedores de una cosa o de otra, quiero límites y fronteras, y también, de paso, que me expliquen por qué es más “importante” uno que mata a cien con bombas que uno que mata de hambre a cienmiles, milmiles o millones. Oh, sí, el “terrorismo” es repugnante y con él no se puede bromear, no, pero el terrorismo no es más que es una forma de publicidad o de propaganda, según, con el recurso a la violencia, o mejor dicho, del terror. Y matar de hambre con las leyes en la mano es francamente elegante.
      Yo no entendía a un amigo, hace muchos años, cuando me decía que es más criminal un estado que tiene invariablemente, desde hace bastantes años, 8 millones de pobres (en el mundo desarrollado, o sea, en nuestro país) que un grupo o banda o guerrilla o comando o nebulosa que mata a quemarropa a unos cientos en varias décadas. Me escandalizaba. Pero ya ni de coña.
      Porque la palabra terrorismo se ha quedado para uso y abuso de los “demócratas”, sean personas o estados, que con ella meten miedo, obligan al insumiso a estar quieto parado por si acaso y que se valen de esa potente carga supersticiosa que lleva encima. TE-RRO-RIS-MO. Vaya por dios.
      Me alegra infinito, aunque casi nunca me acuerdo de que ha pasado, que la banda armada que nos quedaba se haya echado para atrás. Pero, sintiéndolo mucho, me parece el chocolate del loro. Ya hay un porcentaje tremendo, más del 20, de niños españoles malnutridos (y de ahí para abajo) desde que nos pasa eso con la economía, ya saben, y los terroristas que lo han causado no irán nunca a la cárcel. Es que los daños colaterales no conllevan cárcel.
      Y lo dejo porque a estas alturas de discurso deben de quedarme unos 8 amigos, jejejeje…otros se ponen el nikab de “nada es comparable ni censurable ni punible ni repulsivo como el terrorismo”, y, sin definir terrorismo, me mandan a comer puerros y se van.
      Al que prefiera la elegancia, le digo que la practique en casa leyendo El País estiloso. Fashionable poison for small brains.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s