Termitaz

¿Os acordáis de esa agradable película, “Hormigaz”, que nos hizo sentir simpatía y empatía por esas señoritas que desfilan por tu casa como ciudadanas de pleno derecho, hasta el punto de permitirse practicar el nudismo?

Un día seguí a una comitiva de hormigas en mi casa, partiendo de la cocina y discurriendo por el pasillo. Observé y aprendí una cosa graciosísima: las hormigas son como los jubilados ante una situación concreta, la del tipo al que se le cala el coche y un grupito de voluntarios emerge de algún sitio para empujar…..si os habéis fijado, hay tipos que fingen muy buena intención,  pasando de un lateral del coche al otro, como si no encontraran espacio para sus manos. Plim, plim, correteando de izquierda a deracha y de una intermitente a la opuesta, sin acabar de ponerse a la labor. Al final, empujan tres tipos y fingen seis o siete.

Pues bien, las hormigas hacen lo mismo pero con migas de pan. Gigantescas para ellas, van y recogen una antes de que vaya a la basura, y la cargan entre dos o tres individuas. Luego vienen las que son como jubilados humanos mirones, y hasta la meta se molestan en simular que están ayudando.

Yo las seguí un día, a cuatro patas, por todo el pasillo. ¿Qué pasa, no me puede gustar la naturaleza y los experimentos de Konrad Lorenz pero sin prepararlos previamente? Pues eso. Y descubrí el agujero, sin importancia suficiente para preocuparme de que se me viniera encima “Cuando viene la marabunta”, pero en vez de hormigas carnívoras, xilófagas (o sea, comedoras de madera).

Otro día, probablemente hoy mismo dentro de un rato, contaré cómo seguí a un ratoncito hasta su agujero, esta vez en la casita de Betanzos…un ratoncito al que asusté más que el a mí, al toparnos mutuamente, cara a cara.

Bueno, pues ahora imaginad el rodaje de “Termitaz”, género Terror Extremo, en mi casa…..llevan meses obrando, imparables,  (en Galicia, no en Madrid, que no les interesa), haciendo huecos en la madera que van devorando, construyendo en mis puertas unos carrilitos como los del tren que todavía no tenemos en Galicia, engordando con las delicatessen de carballo y castiñeiro (roble y castaño), empachándose con los cuatro escalones que hay que descender para entrar en el baño y que ya tienen totalmente socavados…

Solo falto yo. en cuestión de horas se ensañarán con mi cuerpo saludable y acaso dejarán los huesitos como pistas (los medios de comunicación dicen ahora “evidencias”, copiando del inglés) para que el forense pueda dictaminar con cierta base.

Mientras tanto, aquí estoy, resistiendo gallardamente los contratiempos y esperando que Daniel Vázquez, matador, venga a cargarse a las albañilas y a reparar los escalones ya huecos para que yo no termine con un pie en el centro de la tierra.

Y qué bien se vive, descansando del viaje a Lisboa, en Galicia. Termitas aparte, hay una temperatura que es un crack (para mis preferencias de tipa calurosa), un nivel de humedad que no es excesivo y una bienvenida claridad no abrasiva para los ojos delicados de esta princesa que  lo es. Princesa basta y barbárica, y además…¡bastarda! ¿Pero qué monarquía me va a reconocer a mí, hombre, si todavía ando buscando en el diccionario la palabra monarquía?

 

Aquí estoy, en la terraza del Betanzia sin coches delante ni detrás, ante la ría de Betanzos que es estrechita porque la desembocadura del Mandeo está lejos, en Sada, y tampoco es demasiado ancha. Sabemos que todavía es ría porque el agua es salada como la del mar, porque sube y baja la marea, porque lo ha sido de siempre y…además no tienen razón los de Sada. ¡Es la ría de Betanzos!

 

Hoy, primer día que paso aquí desde hace una temporada (corta, todo hay que decirlo), me encuentro con mareas vivas. No son las de agosto, obviamente, sino las de….¿San Miguel? Anyway…..El agua llega casi al malecón, pero no hay nada que temer….¡no me imagino un tsunami en el Mandeo!

  LA MESITA PUESTA EN UNA BARCA…FALTAN LAS TORTILLAS DE PATATA (HUEVOS Y PATATAS ESPECIALES DE BETANZOS, HASTA ADRIÁ DIJO QUE ERESN SUS FAVORITAS, COMO SI ME IMPORTASE ADRIÁ UN PEPINO) Y LOS PATEIROS DE RÍA…O SEA, UN MARISQUITO.

Lamentablemente, en la terraza hay un grupito que me está ponienco los nervios de punta. Una chica mutista, otra que dice cosas, y tres chicos (un argentino y dos gallegos), de los cuales a uno estoy a punto de romperle la nariz. Hace un poco acaban de hablar de una amiga común a la que al parecer la trata mal el novio. En plan pegarle tortas y todo (hasta de tres seguidas afirman haber sido testigos). Los massshos presentes aseguran que ellos no lo harían, que no son violentos, que como mucho amenazan “te voy a pegar una leche”, pero todo el mundo sabe que nunca lo harían, etc. etc.

El argentino escucha y calla, un poco atónito. Creo que no comulga para nada ni con el lenguaje de estos energúmenos disfrazados de “chavalotes saludables”.

La chica que sí habla afirma que si a ella le hacen “eso” que le hace a la amiga su novio, va y le pega a él un puñetazo. Que a los tíos no les aguanta la violencia. Sin embargo, un rato antes, el de la voz cascada que forma parte del grupo le ha espetado un “joder, todas sois iguales”, cuando ella andaba contrariada con algún problema con el telefonino. O sea, que todas somos deficientes usuarias de los teléfonos móviles y demás. A todas estas, el tipo en cuestión tiene una pinta de listo que…..¡JAJAJAJAJAAAAAAAAAAAAAAAA!, me da la risa de bruja, que es la que tengo.

Le iba a decir a él, y también a la chica esa que dice no aguantar “que uno le pegue leches”, etc. etc……que esas majaderías de “todas sois iguales” con voz de cazalleiro (cazallero gallego) y tono superhiperasquerosamente despectivo es también violencia y además propia de acomplejados…..superacomplejados, como todos los cabrones que van a pasar factura lejos de las fuentes de sus complejos.

Pero no se lo dije. Me limité a mirarle con La Mirada, así llamada, artículo y sustantivo con mayúscula, porque es suficiente para matar o paralizar al mirado. Todavía ahora sigo mirándole, en períodos de cinco minutos. El argentino se ha dado cuenta y creo que está de acuerdo conmigo.  Pena que no sea mi tipo (¡es bromaaaaaaaa!, yo no tengo tipo.)

Bien, pues después de añadir que con esta mirada maté a mi jefe (literalmente, aunque con valiéndome de otra autora material o sujeto agente), voy a contar por qué tiene complejo este tío. El origen-origen no lo sé, pero ayer le vaciló una tía que, por el tono, debe de gustarle bastante si es que no está chiflado por ella. Que si estuvo con otro “un ratito” (según ella) que fue toda la tarde (según él), que si le cuenta mentiras por teléfono, y blablabla….

¡QUE LE DEEEEEEEEEEEN!

Le acabo de hacer una foto. Sale de espaldas, pero es él. Lástima que no podáis oír su voz, es la de un auténtico violento rústico y frustrado.
Acaba de arrancarse la que parecía mutista. Por peteneras y todo lo demás. Tiene un voabulario limitado y lamentable, va todo sobre “tomar por el culo, joder, vaya hostias, es un puto muerto”, etc., hasta el punto de que me cuesta  saber de qué habla.  Se llama N., y los amigos le aconsejan que pase de uno que le lloriquea pero no va a ninguna parte con él ni se debe apiadar aunque parezca un “puto muerto” y blablabla.

La verdad es que no ha aflorado la inteligencia de ninguno de ellos todavía. Ellas son tan penosas como ellos, si es posible.

Voy a hacer más fotos. Me van a dar una salva de…..ortigas que me van a matar. Por cierto, se acaban de ir los demás y se han quedado el violento cazalleiro y la ex mutista, que sigue desplegando un lenguaje no precisamente de hada, para decir NADA. A lo mejor hasta acaban enrollándose, de puro incomprendidos que son y de comprendidos que se sienten mutuamente.

Ahí van en foto, la tal N. y el tal J., con su discurso carente de sonrisas y excedente de detritus. Pero si, al final,…son peores que sus abuelos, ¡jajajajajaja! (risa de bruja, que es la que tengo, como he dicho antes):

¡AY, LO MAL QUE LO PASAN LOS DOS POR SER AMARGOS, MAL ENCARADOS Y LIMITADOS, ANTIGUOS Y RASPOSOS! PEOR QUE SUS ANTEPASADOS, CON MUCHO, CUANDO AHORA TENÍAN ESTRICTA OBLIGACIÓN DE NO SERLO.

AQUÍ EL GRUPITO ANTES DE DISOLVERSE, Y MI BRAZO DE ESPÍA A LA DERECHA, COMO SI TAL COSA. FALTA EL ARGENTINO, QUE PARECÍA RIQUIÑO.

Bueno, permitidme que siga mirándoles mal, a ver si les ocasiono una dolencia nocturna tipo cistitis. Como mínimo.

A no ser que opte por una mirada chulesca y me respondan con una faltada verbal, tipo “tía, eres tal y cual cosa…”. Entonces proferiré mi profecía favorita y fatal: “SÍ, PERO YO NO VOY A MORIR ESTA NOCHE”.

¡JAJAJAJAJAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! (risa de bruja, que es la que tengo).

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s