Quem nâo viu Lisboa, nâo viu coisa boa (revisada).

He vuelto a estar en Portugal, esta vez en Lisboa. Hacía años que no iba, y la echaba muchísimo de menos.

Me ratifico: los portugueses son dulces, atentos y educados. Con qué comodidad se anda por allí, y cuando digo allí me refiero a los pueblos y las ciudades, a la costa y al interior, al norte y al sur. Ya estoy diciendo obviedades.

Voy a volver pronto. Aunque solo sea para enterarme de cómo se resuelve el agujero del gobierno regional de Madeira, una deuda de 6000 millones de euros, que se ha ido destapando y pienso yo si toda la crisis portuguesa no será toda de Madeira, qué barbaridad. El jefe del gobierno de la isla, un tal Alberto Joâo Jardim, lo justifica: “Es una cosita de nada, en medio de todas. El odio contra los madeirenses es cosa de las sociedades secretas que están detrás de los partidos políticos”.

  

¡AVE MARÍA PURÍSIMA!!! ¡HAY QUE TENER PAPO!  Y por lo visto está gobernando (desgobernando) gracias al voto de castigo contra los socialistas, es un decir, del PS de José Sócrates, ese guapiño decepcionante si es que caben en esto las decepciones, y a favor del PSD, presuntamente más conservador pero a saber si no son igual de conservadores parasitantes y arruinadores de la democracia. Pobres portugueses, pero no lo siento tanto si pienso que se han vuelto como los españoles, tanta revolución, tanta transición para traicionar los ideales cacareados.

Como es siempre inevitable, me he dedicado a mis estudios sociales, esto es, a interrogar a cuanto portugués me estaba empaquetando alguna compra o atendiendo en una recepción de hotel. Que dónde celebran las victorias los del Bemfica, que cuánto cuestan los alquileres, que si los impuestos, que si las prácticas naturistas, que si el matrimonio gay, que si el turismo, que si la inmigración, que si el intercambio con Brasil, que si la nueva música de Cabo Verde y que si el dialecto mirandés…La nueva ortografía común para los países lusófonos, el comienzo de las clases, las temperaturas, la crisis, el comercio. ¡Y no tienen chinos!!!

Y he ojeado y hojeado los periódicos, y me he encontrado con esto:

 ¡AAAAAAH!!!! ¡ QUÉ SUSTO!!!!!!!!!!!!!!!! ¿ES LA MADRE TERESA, SU PRIMA DE CASTELGANDOLFO, O UNA SAUDÍ YENDO A VOTAR?

Bueno, pero quería referirme ahora a otra cosa. A un artículo del Diario de Noticias, lisboeta,  al que ya he contestado. Es este, en el que un tal Ferreira Fernandes mete a todos los españoles, menos a los “separatistas catalanes”, en el saco de los forofos de las corridas de toros, y se pone como una fiera porque en Cataluña las han ventilado por ley:

http://www.dn.pt/inicio/opiniao/interior.aspx?content_id=2016308

Pues, siguiendo con Lisboa, vámonos de paseo.

     EXPRESARSE O MORIR.                            MEJOR, EXPRESARSE.

     ¿QUÉ FUE DEL 25 DE ABRIL?

        PINTADAS DE UNIVERSITARIAS        ADMINÍCULOS DE ¿MARCIANAS?

                       COSAS QUE NO CAMBIAN: EL LICOR DE GUINDAS Y LAS PALOMAS CAGÁNDOSE EN LA HISTORIA. Y LAS GAVIOTAS TAMBIÉN.

 SE PASÓ TRES PUEBLOS TOMANDO EL SOL PARA UN CASTING.

UNA VISTA DESTEÑIDA POR EL SUNSET (EN LATINO FASHION)

     
LE MÉTRO SANS ZAZIE ET LA VIEILLE BOUTIQUE DES GRAINES.

                                      UN TIPO DE ANGOLA ANDA PROCLAMÁNDOSE REY DE PORTUGAL.

    SI LA HUCHA ME DA PARA UNAS RUINAS, ME RETIRO EN LISBOA.

           O ALGO YA HABITABLE Y MODESTITO.

        TENDRÍA UNA GALERÍA PARA TENDER LAS SÁBANAS

                                                                   Y BUENAS VISTAS, LEJOS DE TIERRA.

       GULBENKIAN SE PASA CON EL CRISTASOL. ME ESTRELLÉ.

                                                                        AQUÍ FALTA BRUNO GANZ.

                                                       EL MARQUÉS DE POMBAL O LA NOBLEZA ESPERANDO EL METRO.


LAS CATACUMBAS DE BAIXA-CHIADO, Y EL EXTERIOR.

             BAIRRO ALTO (SÍ, BAIRRO).

                                                              PORCAS POMBAS UBICUAS. EU NÂO GOSTO DELAS.

      SI LOS CARACÓIS CRECEN COMO LAS CALABAZAS, SÁLVESE  QUIEN PUEDA.
                        ME JURÓ QUE ESTABA VIVO, ¿POR QUÉ ME IBA A MENTIR?

   

 SE ME HA OXIDADO EL ASCENSOR.

Y me voy a procrastinar, es decir, a pensar en que tengo que pensar en que tengo que ponerme ya a hacer las cosas urgentes en las que tengo que ponerme a pensar para poder ponerme a hacerlas. Es horrible. Es innato. Es crónico. Incurable. Mortal de necesidad.

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Quem nâo viu Lisboa, nâo viu coisa boa (revisada).

  1. Goyo dijo:

    Dicen que Bruno Ganz se metió tanto en el papel de Hitler, que ya no sale de la Großdeutschland. Como para verle pasear por la Ciudad Blanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s