Julián no es persona, es personaje.

De parte de Martin Rosso, amable lector (lo digo con la voz engolada de una isabelgemio) para todos nosotros:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/abandone/Wikileaks/elpepiint/20110904elpepiint_7/Tes

Pues sí, este blog ha recibido un comentario, mejor dicho, una sugerencia, mejor dicho, una invitación, o mejor dicho, una desazón sobre mi desazón sobre Wikileaks, Güikilís pa los que no nos creemos nada. Salvo que Julian Assange es un Bill Gates, un Murdoch pero en fino, un guaperas mediático, un miromiombligo que no sé qué pretende aparte de satisfacer su ego…. y, como se dice en este artículo (que ya había leído en el ALSA, y con gran deleite), no tiene ningún escrúpulo en poner en riesgo vidas ajenas, de informadores que se encuentran en las coyunturas y lugares más peligrosos del mundo (incluido EE. UU. y su esfera, claro) y, esos sí, de manera desinteresada, o desesperada, o ambas.

 EL PRINCIPITO, CONTENTO…….

…YA ES CARNE DE FORBES.   ¿QUÉ PUEDE HABER MÁS ELEGANTE?

No me fastidies, Assange. Eres un Luni, un teleñeco (sí, sí, ¿a que es muy caricaturesco?), un chulo de posibles, y encima de todo lo de encima eres tan, oooooh, taaaaan importante (para ti mismo) que supones que todos los donantes de Güikilís pagarían tu rescate.

 JULIAN, EN PLAN RODRIGO RATO.

Bueno, pues esa es la cosa. Muchas gracias por tomar y dar nota de la dirección, oh Martin Rosso,de tan alimenticio artículo-confesión de un ex güikilero. Por cierto, ¿este es el que escribía un libro sobre la que él llama secta y yo también? Una secta modernita y, como repito y seguiré hasta la saciedad, de ninguna manera pionera en hacer públicas las investigaciones de otros, puesto que las personas curiosas habían y habíamos visto ya mucho de este secreterío, desde escrito hasta en pantalla.

¡Boh!

Y pues como que ya me encuentro en train de trabajar mañana, dentro de un rato más bien, y me queda nada de tiempo para descansar de ese traqueteo autobusero amenizado por una película supuestamente en español pero en la que todos hablaban en ruso subtitulado (un nuevo dialecto del ruso) y, solo de vez en cuando, en español, lo que indicaba que en el audio original el tipo doblado al español sin subtitular hablaba en inglés. !Jesus Christ!

Y hablando de Jesus Christ, he venido también leyendo…¡Atalaya y Despierta! ¿Alguien sufre o recuerda haber sufrido la visita repetida, si no continua, de alguna simpática pareja de Testigos de Jehová, antes llamados protestantes sin más, pero como hay tantas iglesias protestantes, el que se les distinga les da cierta prestancia? Visitas en las que enseñaban o enseñan sus dentaduras hasta la encía, tanto es su esfuerzo por sonreír más que nadie en el mundo y empalagarte así con tanta dulzura que les contestas una grosería para que cierren la boca de una vez, te ofrezcan las dos revistitas y se vayan.

Bueno, mis groserías máximas, y hace muchísimos años, porque no los he tenido nunca más en casa, ni aquí ni allá, son: adoro la filosofía, amo las ciencias, odio la religión, soy fan del demonio y además quiero ir al infierno con un currículum de pecados que hasta me repudien los pecadores más abyectos y depravados. Mi hobby es pecar, soy una perdida y deseo serlo más, hasta el infinito de la perdidez. La Virgen era virgen (ojo, aquí hay que negarlo, por eso yo lo afirmé; los Testigos estos no reconocen la virginidad de la Virgen de los otros cristianos, los católicos, que los Testigos no consideran buenos cristianos. Ni siquiera, por suerte para ellos, creen que los Papas sirvan para lo que dicen los católicos. Están empezando a caerme bien, porque aún recuerdo con repelús y escalofríos de ira la visita de quien ya sabes (no, no es la menstruación, es ese horroroso encubridor de pedófilos y rostro diabólico que calza zapatos rojos de Prada y que ojalá dé un traspiés con ellos, se desnuque un poco y visite el Inferno’s Inn Beach Club, donde hagan con él la clásica barbacoa de dicho Club).

En todo caso, me ha maravillado la evolución del discurso jehovaniano: ¡pero si ahora me salen con que son forofos de Apple y Microsoft, del CD y el DVD, y de las redes sociales!….siempre que no se incurra en la preferencia musical por el rap o el heavy (este sobre todo), se meta en la lista de amigos a quienes fuera de las redes ya habías excluido como amigos por su inmoralidad o depravación, y no sustraigas tiempo a la oración y a pensar en Yisascraist para dedicarlo a lo humano, demasiado humano.

Que conste que comparto su fobia a las redes sociales, pero yo porque creo que no son suficientemente depravadas. ¡Nooooo! ¡era de coña!. La realidad es que esta manía de multicomunicarse (lo que yo “cometo” sin mesura desde el día en que abrí la boca para decir: la-lu-na-es-bo-ni-ta y aprendí a decir, mal, mi nombre) en la versión internauta que sea, es tan sintética como que resulta que les nace a todos los usuarios después de haberse pasado la vida sin escribir una carta, sin abrir sus correos ya en la red de redes, sin espiar un poco en los tugurios, calles y playas, o a domicilio, sin interesarse más que por su ombligo y el de cuatro amiguetes, sin mirar por la ventana y teniendo miedo de que se metan en su vida….¿Y ahora me salen con que hay que justificar por qué yo, y otros-as, no están en una de esas (invasivas pero que para mí nacieron obsoletas) ridículas redes? ¿Y por qué no charloteo con mis vecinos de la mesa de al lado, pero en vez de hacerlo de mesa a mesa, no lo hago en este soporte por más que exista la tarifa plana?

¡Por favor! Que la fase “conoce en vivo a aquel con quien charlas en una ventanita negra y que vive en la conchinchina” ya la pasé hace años. Para mí, internet llegó a ser la calle, era lo mismo, pero ahora es un centro comercial lleno de domingueros…que fuera se aburren y además son sordos y mudos, walking deads…Por cierto, me estoy bajando la segunda temporada. Es un bodrio, pero los muertos están tan bien hechos, con sus costras y sus sietes y otros descosidos en la piel blancuzca y blanduzca….Y ese ruidito que les acompaña dondequiera que van….ahmm, ahmmmm, como diciendo quiero comer, quiero comerme un muslo de negrito o una entraña de rubita…ñammmmm…ahmmmm…

Parezco la Bruja Avería, ¿verdad?

Pero, volviendo a esto de la red de redes y a sus posibilidades, sabéis que sé que sabéis que me refiero a que ESTO ES UN MEDIO, NO UN FIN. Es un INSTRUMENTO, no un pijama de rayas y una CADENA con una bola. Internet me sirve a mí, no yo a la red ni a los que se aburren en casa y en la calle y se divierten boquiabriéndose ante una pantalla, A ESTAS ALTURAS. Y haciendo mucho LOL. El LOL es el pasado. Bueno, dejadme que sea un poco meiga, amigos y enemigos, detractoras y compartidoras.

Ya no sé ni a qué venía esto. Corto y fuera.

 Mirad qué mono, el guaperas que vende lo que se curran otros…que lo pagan con la cárcel (de las de verdad, sin jardincito inglés, sillón de orejas y copazo de brandy en la biblioteca).

Y felicidades a Farrokh Bulsara, aka Freddie Mercury, en su sexagésimo quinto cumpleaños…como los medios masticables celebran todo, desde los trienios del nacimiento hasta los milcentenarios de los óbitos….

 ¡SÍ SEÑOR, UNO QUE SE ATREVIÓ A PASAR DE LA ORTODONCIA!!!!!!!!!!!!!!

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Julián no es persona, es personaje.

  1. Braidotti dice que hemos pasado del <> de Foucault al mundo del <> y yo lo voy a decir en el Instituto de Ciencia, Tecnología y Sociedad del CSIC, es decir en eso que se ha convertido la filo en la Age High-Tech.
    Por mi parte siempre vuelvo al clásico Esprit de Combat: frente al poder, resistencia. En el mundo siempre hay conexiones que andan sueltas, nómadas que circulan libremente, superficies deseantes, figuraciones nuevas, sujetos ex-céntricos y otros no apropiables por el sujeto Mayoritario.

  2. ¿por que me borra las palabras?
    puse “del biopoder (bio poder) de Foucault al mundo del tecnoparloteo (tecno parloteo)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s