Ya están aquí……

….como decía la niña de Poltergeist.

Ay, dios, si no son los del fútbol son los de “la Joy”, si no son los de “la Joy”  (los guiris preguntan por el Joy Eslava en Madrid como por la Sagrada Familia en Barcelona) son los coros y danzas de borrachos de detrás de mi casa, y si no son los borrachos de detrás de mi casa son los de una secta reciente que por la tarde-noche está ahí, y son el hermano Lolo y sus secuaces. Reparten octavillas publicitarias con sus teléfonos (sirven para un roto y un descosido: reparan drogadicciones, problemas de pareja, de salud, encarrilan a las ovejas descarriadas, etc.), bocadillos y agua o refrescos. La clientela, todo hombres, son parados con aspecto de serlo desde que llegaron, o sea, que son foráneos, por eso digo que llegaron. Los gurus creo que son gitanos de los listos que ya no se dedican a la cacharrería y la chatarra pero que tampoco han llegado a ser guitarristas de flamenco reconocidos. Un día les pregunté si las mujeres no podían leer sus octavillas, y me dijeron que pos supuesto y me dieron una. Jo, qué octavilla.

Y de la secta mencionada…..a los niños del Papa. Estos llevan ya dos o más días gritando, aplaudiendo, jaleando, canturreando (poco de momento, qué extraño), también detrás de mi casa, y delante, y cerca, y lejos. No puedo con ellos, imagino sus jueguecitos, las causas de sus palmoteos y sus edulcoradas carcajadas, sus intenciones, sus circunvoluciones cerebrales, y me pregunto: ¿qué les pasa?

No lo digo porque sean creyentes. Pero ¿qué tiene que ver ser creyente con seguir a un ególatra integrista (sí, como Móqtada al Sadr en Irak, pero con otras armas) por todo el mundo cantando canciones retrógradas que hasta para anuncios de la cocacola son antiguas?

¿Por qué hay tantos jovencitos negros, y tantas monjitas y curitas negros y amarillos? Pues porque a esas sus tierras van a buscar presa fácil las huestes de Benedicto, en adelante Maledicto, presa que para comer y ver mundo hace lo que sea…y qué más les da cambiar a su chamán por la seguridad social de Italia o Alemania, su dieta de toda la vida por macarrones con tomate, sus canciones por los himnos católicos, sus bailes por la contención, sus padres por los religiosos occidentales que los toman como criados con uniforme, un hábito que cada vez vuelve más, igual que el hijab (me quedo con el hijab), medida que la iglesia va para atrás. My god, si cada vez, y a diario, veo más curitas con alzacuellos, o sotana, y van en grupos o con patrocinadores, zorros viejos, de la iglesia rancia, la de la Almudena (de allí vienen cuando los veo, de hacer cursitos de lavado de cerebro, demagogia y esas cosas).

Bajo, luego existo, y luego os cuento.

Voy a bajar a ver a qué falta de contenido están atendiendo ahora, todos juntitos, los niños del Papa.

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s