¡Menudo mendrugón!

Sí, hoy he mendrugado demasiado. Qué demonios haré semierguida a las 4.51 am, si no me gusta mendrugar.

¡Buenos días, Pedroooooooooo! Pedro es un compamigo estupendo que me encontraré dentro de 3 horillas en el patio del tajo curro currele trabajo chollo tormento cuando él lo atraviese para entrar en su tranquila sección silente y con ventanales, y yo esté allí de recreo -fumadoras y no fumadoras en alegre promiscuidad- con las otras raritas que entran conmigo en turno de 7.oo am. Digo raritas porque a esa hora ya nos estamos partiendo el coccix de risa, mal que les pese a nuestros acomplejados torturadores (por eso torturan, es el único podercillo que pueden ostentar….peazo cutres).

Yo es que llego eléctrica a la cámara de gas. Y me siento en una silla gaseosa en la cámara eléctrica, en fin, entiéndanme, estoy protestando contra la falta de ergonomía al tiempo que lo hago por la falta de ética, estética, organización y calidad en esa empresa pública a la que me une una nómina, cada vez más exigua.

Pues nada, solo quería dejar constancia, por si llego tarde al transporte, que ya estaba levantada a esta hora, así que no es que se me peguen las sábanas, que también un poco, sino que los minutos que pierdo son los de resistencia a emprender un día tan tonto, gastado en esa actividad que considero perniciosa para el espectador y para mí también, si no fuera porque me sirve para socializar enoooormemente con compañeros y compamigos (perdón, compañerosas y compamigosas) que ya quisieran para si todosos y todosas los habitantes del mundo terráqueo.

Y volviendo al mendrugón, estoy mendrugando porque ayer empecé una siesta a las cuatro de la tarde aproximadamente, como cosa excepcional (no puedo hacerlo nunca porque se me corta la digestión y me pongo muy mal, así que después de trabajar y de comer prefiero moverme para no dormirme) y amanecí a medianoche, puse el despertador en hora y volví a amanecer a las 4 de la mañana. Genial, qué animal. Animalitos somos, al fin y al cabo.

Voy a intentar meter alguna fotito, ¡y a la ducha!

Y mañana me voy de vacaciones y me encontraré un tiempo pestilente y ya no sabré dónde prefiero estar. Bueno, sí, demonios, que allí en el norte está el mar, con los delfines un puedo ver todos los días con acercarme a una cierta parte de la costa en la que hay una especie endémica super super super riquiña. Son algo más pequeños que los comunes, aunque comparados conmigo…a mí me llegan de sobra. Son muy gentiles. Qué chorrada, queiro decir que son divertidos y amigables, juguetones y acróbatas perfectos.Así quisiera ver yo el coloso: en llamas. ¡Oh, pero si es…niebla!

 

El martirio de Martirio se interrumpe en el recreo.

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡Menudo mendrugón!

  1. Tónica Sweepes dijo:

    Bella foto de Robotina, ¡pardiez!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s