¿Qué es una candidatura en tu vida? Todo emperador va desnudo.

Hoy se proclama candidato de un partido a un mascarón de proa de un partido, uno de los dos partidos que juegan partidos entre si, que componen la política bipartidista gemelar, ese mal endémico que rige el país político, y que parten el alma ya al día siguiente de haber optado por uno (al que haya ejercido ese otro mal endémico que es el “voto útil”, vamos).

¿A ti te afecta esa proclamación, ese candidato, ese partido? Yo ni me acordaba, pero acaba de recordármelo un periódicol, uno de esos que también rigen la política en España. Y la moda, y la estética, y la cocina, y la moral. El catecismo.

Hoy mismo he descubierto un blog, y me gusta. Es que ya toca cambiar de tema:

http://carmensabes.blogspot.com

    

Por otra parte, y dado que ando inmersa en “lo que es” el islam, voy a recomendar esta entrevista a Oliver Roy, especialista en islam político:   http://www.elpais.com/articulo/internacional/radicalizacion/islam/expresion/tradicion/elpepiint/20051029elpepiint_16/Tes

Es antigua, pero la tengo guardada. También recomiendo lo que estoy leyendo: “El islam sin velo”, de Nazanín Amirian y Martha Zein.

Es que estoy de tópicos hasta la coronilla. Hasta el moño de que se piense por otros y, sobre todo, por otras. Ya lo he contado antes, y cada vez lo estoy más.

Justifíquenme algunas cosas de una p.ta vez, justifíquenme que solo vale para “los otros” lo que vale para “nosotros” (la “comunidad internacional”, “occidente”, los “países miembros” de algún despacho de despachos, que discute con corbata lo que ocurre en un desierto, lo que se está produciendo en un polvorín, los réditos que le está sacando a una guerra “necesaria”, “urgente”, “justa”, aaaaaaagh!).

¿Y saben qué? No es ingenuidad, tal vez en estas ciénagas es donde una se encuentra menos ingenua. La única manera de ver sin ingenuidad la vida de uno, la de los otros en su conjunto, la de la historia, la del mundo….es hacerlo desde fuera, hombre, por dios, es que si se mira página a página en el periódico o en un libro de moda….¡eso no es!

Lo mejor que se ha escrito para describir lo que yo creo que es el mundo de “lo importante” es el cuento “El traje nuevo del emperador”. Es el único cuento que entiendo*. Es que soy muy primitiva y lo que no entiendo a la primera no lo voy a entender nunca, y si no es muy obvio tampoco lo voy a entender ni a la primera. Yo no proceso, o capto o nada. El análisis me queda grande.  A lo sumo uso los ojos.

(De pequeñita ya me di cuenta de que tragarse todo porque lo traga todo un pueblo, en este caso en un pueblo danés, es decir, de la civilizada, organizada, independiente, inteligente Europa. Al revés de lo digo para que me entiendas, porque Europa también está desnuda, es súbdita de otros y además se ha montado un club que es un caos).

Por sentirse miembro de la comunidad, por no parecer el único tonto que no entiende las cosas o por mera credulidad histórica, cada habitante simuló que veía el traje y aplaudiolo con enorme sonrisa y aparente entusiasmo.

El niño ve desfilar a la comitiva y cuando pasa el emperador grita: “¡el emperador está desnudooooo!”. Todo el pueblo había simulado creer, después del debido suspense durante la confección del traje y la debida propagación fraudulenta de la noticia, que el mandatario se había hecho confeccionar un conjuntito de diseño con oro, plata y tejidos nobilísimos. El que sí se lo creyó fue el propio emperador, que era un botarate autoinvestido de honor, de autoridad, de “clase”. Se lo creyeron de mentira los súbditos, que por seguir siendo súbditos necesitaban creer al emperador porque…¿en qué o en quién si no?

    

 Dany y niña riéndose del emperador 

Pues sí: el emperador está desnudo. En lugar de verlo hasta un niño, resulta que solo lo ve un niño . No solo el emperador es tonto del culo, pavonéandose con ese traje que la masita del pueblo de ve con sus ojos aunque no existe, sino que los vecinos de ese pueblo danés lo son más, por mirar el desfile con devoción, admirando los ropajes lujosos pero inexistentes, y la inteligencia portentosa del emperador que tienen la enorme fortuna de ser el suyo. Un emperador que sabe rodearse de los mejores sastres del imperio y de fuera, que sabe lucirlos y puede pagarlos, lo que me hacer recordar las colecciones Gurtel primavera-verano y otoño-invierno. Menos mal que Camps no desfila desnudo, porque me daría un pasmo con resultado de vómitos y soponcio.

*También entiendo otro y también es de Andersen. “La sirenita”, que está traducido con azúcar glass pero cuyo original es terrible.

     

Los horribles dolores, como pinchazos de mil  agujas, que voluntariamente pasa la sirena para convertirse en mujer con piernas y conquistar a su amado, me producen dolor a mi. El amado es un príncipe, seguro que como el de Mónaco, puagh, con que sea como todos ya es repugnante, y tiene una novia con la que la sirenita quiere competir. Vaya trangallada, con lo bien que se está en el mar con los delfines, los peces payaso y las ballenas. Al final se suicida arrojándose a las olas porque el cretino no la ama a ella. Y no solo eso, sino que encima le cuenta su rollo con la otra, sus penurias, sus inseguridades; total, que es un mindundi, pero la sirenita sigue enamorada porque ha proyectado en él lo que ella quiere creer. O sea, que lo ve maravilloso. Como las mujeres maltratadas que nadie entiende (qué gilipollas el que no entiende) que crean estar enamoradas y por eso aguanten. Es así, y no solo que no tengan dinero para separarse, o que se sientan amenazadas ni incomprendidas por el entorno. Están “enamoradas”. A otros les subyugan otras cosas o personas, ¿no? La mamma, el trabajo, el poder, el coche. Se sienten dueños de si y ni se enteran de que tienen un dueño al que ven rosa, y es negro como el carbón, o morado como un chichón, o marrón, como un cagallón (boñiga). Pues esto es lo mismo, pero peor, porque quién lo va a entender.

 I love you because you’re so lovely, my prince!

COLECCIÓN DE PRÍNCIPES (SI LOS VES, SAL CORRIENDO):

                

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s