Los barones son varones. Pero en cupos no me ocupo.

(A esta hora, las 11.52, las dos hikikomori del piso contiguo están calladas y con las ventanas cerradas. Las voy a castigar con flamenco, quizá un martinete, o con ese recitado continuado del Corán que emite una cadena de radio).

Mira, vaya por delante que a mí los cupos me parecen majaderos. Me chirrían.  Es la vuelta a mirar quién lleva la falda y quién los pantalones, institucionalmente. Odiaría que  me examinaran el sexo tanto para competir en los 100 metros en zig zag, que es como yo corro, como para que una panda de tíos me diera, por condescendencia y sin concurso de la meritocracia, una plaza reservada pa mí y mis amigas en el gobierno, en un partido, en el consejo de administración de un banco internacional o de la radiotelevisión pública, en la gerencia de un hipermercado o en la dirección de una cadena de explotación de bangladesíes.

Reservada, como las plazas de garaje para discapacitados, siendo que algunos la necesitan y otros no.

Hombre, por fastidiar a lo mejor sí aceptaba…luego me pasaría las sesiones rascándome la entrepierna, bostezando y sacándome mocos de la nariz, que parece ser lo único que se les exige hasta ahora a los varones, como vemos en la tele. O untando de carmín mis jugosos labios, qué más da. Con tal de no pegar palo al agua y andar a palos por las baronías…

Insisto en que a mí nunca se me hubiera pasado por la cabeza algo como los cupos…Me parece peregrino y retorcido. Lo contrario del veto no es el cupo, a  mi manera de ver tan básica.

SIN EMBARGO, ver el grupúsculo de barones del PSOE, todos varones (oye, que si es por méritos me parece bien, pobrecitos, no se los vamos a negar) que se devanan los sesos para deliberar y emitir babosadas….denota: a/ la predilección de esos partidos, revenidos y autoproclamados progresistas, por los varones para desgobernar su nave…; b/ la objeción de conciencia de las varonas para destruir su propio partido; c/ nada.

No me digan…qué aspecto tiene la nobleza baturra. Qué barones. Qué varones.

Pero claro, las conspicuas del PSOE también se las traen…con muchas de ellas, el partido TAMBIÉN se autodestruiría en cinco segundos.

De Chacón no digo nada, porque lo estará pasando muy mal: le han meado encima y su partido ha dicho que no es eso, sino que llueve.

Respecto a la otra pandilla del bipartidismo español, pienso en Rita, toda una carga de ideología, un patrimonio de ideas para el PP, un borbotón de aliento al poder ciudadano. La Doña. Levanta la sisa de su traje rojo y dice: ¡Camps es guay!, y todos los suyos votan voluntariamente a Camps o  la vengativa Rita les pega un viaje que a ellos los manda a la luna y a ella le revienta la sisa del inevitable traje rojo.

 

Rita en coche, Rita a pie, siempre bien acompañada. Poderosos eméticos son sus amigotes. Emético quiere decir, ya saben, que incita al vómito.

 

¡MEJOR ESTA! Y LA DE ABAJO:      

Qué miedo. Rita sería ella sola el cupo si no fuera porque tienen que poner también a jorobarnos, por cupo o no, a Cospedala, a Soraya, a Mato, a todas esas especialistas en poner de los nervios con sus ponencias. Menos mal que cada una va a su bola. Otra que no es cuponazo, sino ariete que empuja para sí mismo y entra por sus purititas narices, es Espe. Mete miedo.

Como terror infunde Leire. Trini también, al ridículo, cada vez que abre la boca y nos vende a todos para que Marruecos, por ejemplo, la quiera y le mande de vez en cuando una partida de dátiles como los que se ha comido el rey, invitado por Mojamé. ¡Ay, que no me represente, que no se moleste Trini por mí, de verdad, bonita! Más que inútil, contraproducente. Y muy patrocinada, como cualquier niña mimada de la derecha.

Cupos yo no los quiero. Barones, tampoco. Renovarse o morir, y sin análisis de cromosomas. XY, XYY, YXZZZ, , YY, YYX…XXXXXXXX…Pornografía.

     

¿ENTRE CUPOS, VARONES, SEUDOPROGRES, EX PROGRES, DICTADORES DE ALLÁ Y ACULLÁ, FANDANGUILLOS Y ALEGRÍA…NO HAY EN ESPAÑA OTRA VÍA?

Ah, hablando de cupos…¿y el de la edad? Se les ha olvidado, no vaya a afearse la foto. Solo la presidencia de la Corporación RTVE la han dado así.

Los sindicatos ya son el colmo. Pedazo varonismo y verticalismo. ¡Será que no hay “compañeras del metal”! Claro que no hay dios que los aguante.

  

Sindicato vertical de dos cabezas. Varones esclerosados. ¿Sabían que hacen contratos basura a sus empleados? Y eso que viven del estado, no de afiliados. Y lo niegan.

Pero a mí todo esto me importa un pito. Allá los partidos y los gobiernos y las administraciones, los cupos, el cupón y el cuponazo. Los varonas, los baronas, las del cupo, las baronesas, las varones, los puntos sobre las baroníes, los ministros, las menestras.

Esto no es producto de la reflexión. ¿No es reflexionar flexionar dos veces? Pues eso, qué pereza. Pero no me hablen de cupos ni de barones, ni de congresos, ni de primarias, ni de oposición con barba, que salto como una leona. Hace muy buen día y me voy a tomar viento fresco o el vermú.

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Los barones son varones. Pero en cupos no me ocupo.

  1. pues yo tampoco quiero Paridad sino DISCRIMINACIÓN POSITIVA HACIA LAS MUJERES YA! y en todos los mundos: político (para mostrar que ellas son igual de mediocres y arribistas que ellos) económico (pa demostrar que ellas son capaces de expropiar la riqueza de tod@s tan bien como ellos) y cultural (pa dejar bien claro que son tan capaces de hacer pelis, escribir libros y pintar cuadros buenos y malos).
    La discriminación negativa hacia los hombres y su reverso, la discriminación positiva hacia las mujeres sería la auténtica revolución y la única manera de acabar con el sistema de dominación de discriminación positiva masculina, es decir, lo que hay desde hace unos siglos. Cada vez q aparecen hombres y mujeres, se elige por sistema a los hombres y al tiempo se pone alguna mujer pa disimular y decir que ya somos iguales y q fijate q revolución han hecho las mujeres. Por lo menos en el siglo pasado eran más honrados: las leyes les prohibían toda actividad pública y la cosa estaba clara, hoy no… hoy disimulan con la argucia de leyes de igualdad formal y leyes de discriminación sistemática real.
    NOTA: también me serviría una discriminación positiva hacia mujeres e intersexos, es decir, cada vez q aparecen hombres, mujeres e intersexos para optar a algo, desde publicar un libro,presidir un estado o el Banco Mundial, elegir por sistema a mujeres e intersexos y poner algun hombre pa disimular, darles palmaditas en la espalda y decirles que ellos también están en el sistema, que ya se han integrado en el sistema de dominación mujer-e-intersexo-por-sistema.

    • No hay ese problema en mi gremio, en los sectores públicos y privado ya hay discriminación positiva, o quizás coincide así porque apenas quedan tíos en las redacciones. El problema es que las que hay están respondiendo a los esquemas más tradicionales del poder, que siempre fue masculino: autoritarismo, discriminación, acoso laboral y demás, así que para ese viaje no se necesitan alforjas. Entonces ¿con estas qué hacemos?
      Han visto a Melanie Griffith en “Armas de mujer” y no han aprendido nada más.
      Una anécdota: entre el aplastante número de profesionales mujeres, en mi entorno ya ellas presuponen que todos los varones que quedan soy gays, “como los bailarines y los peluqueros”., lo cual parece divertirlas mucho. Así, no salimos de lo mismo ni con la ventaja numérica.
      Veo un problema más creciente, por menos conocido, en la discriminación de los profesionales “mayores” (mayores de 40) respecto a los jóvenes. Cuando sea conocido, será un problema parejo.

      • Si, a lo mejor hay discriminación positiva en TVE porque es una mierda , también la suele haber en otros espacios: las maestras de niños. Arte un tele de calidad pero tremendamente sexista solo aparecen hombres, es muy fácil demostrar esto: se cuentan los minutos que aparecen en pantalla, las pelis que dirigen etc y ya está. No hay discriminación positiva hacia mujeres a medida qeu lso puestos son mas prestigiados y valorados, en educación a medida qeu subes en el raking, por ej, hacia la universidad, hay menos mujeres, rectoras creo q apenas, premiadas en Cannes insignificante, invitadas a dar conferencias o cursos en el Círculo de Bellas Artes etc. No aparecen mujeres como tampoco aparecen negros, es un hecho no es un invento. Lo increíble es q las mujeres que desarrollaron la capacidad de ver esto (EL representado y LA oculta e invisible), capacidad q solo exige plantearse la pregunta ¿Quién aparece, quien habla? lo dijeron en cientos y cientos de textos que parecen la pura actualidad. Lo decían pero nadie les escuchó ni les escucha por eso a veces hay gente q dice: jo mi madre que cosas tan progresistas sobre las mujeres pensaba para ser de su época;si lo pensaba es q ya estaba ahí pero cada generación de mujeres empieza de cero porque la cultura borra la memoria de esas luchas y muchas mujeres se resisten a ver este fenómeno de la invisibilidad de la representación cultural de las mujeres.

      • Será que me abruma la casuistica. Y la desilusión con ciertas “luchadoras”. Te lo contaré en persona.
        No hablaba te carguitos de consolación, sino de cargos de máxima decisión y capacidad de exterminio, pero si lo escribo aquí, según una serie de prohibiciones salvajes contenidas en una orden (creo que se llama así…) que emitió la dirección de mi empresa hace unos añitos, me expongo al despido. Y ya llevamos dos generaciones de estas exterminatrices de máximo nivel decisorio, a las que además va paseando el gobierno por distintas empresas públicas para “sanearlas”. Serán pocas, pero si la casuistica me abruma, me abruma.
        Pero bien es verdad que estas no vienen de la discriminación positiva, sino de un casting convocado por Satanás.
        En todo caso, la discriminación positiva será UNA de las propuestas, supongo. Y será voluntario aceptarla, también. Yo me sentí ridícula hace muchos años cuando me mandaron (bueno, si quería) a cubrir para la radio una competición de cuatro días en todo terreno por la parte gallega del Camino de Santiago…lo cogí porque era muy atractivo, pero la “cualificación” por la que me eligió el director no era la automovilísitica, sino que “será una chulada, porque una chica cubriendo cosas de coches…”
        Y menos mal que el coche en el que me empotraron para informar fue el que mejor lo hizo (el trofeo era para la habilidad, el compañerismo, el espíritu de equipo y esas cosas), me sentí muy segura con ese motor y así, de paso, perdí para siempre el vértigo. Y eso sí, para currar en el equipo tampoco me discriminaron…me daban bien de comer y, a cambio, empujaba o hacía de contrapeso en los precipicios. Eso me pareció bien, pero no la actitud de mi jefe.
        Y tengo que contarte un par de historias que aquí no puedo, o sá, cuando nos veamos.

  2. Por cierto, el evento de la sala Muntaner… ¿responde al esquema discriminación positiva masculina : Tonino, Pau de nuit, Juli Leal?

    • A lo mejor es porque se les ocurrió a ellos, no a unas tías. Otros programas hubo en los que todas las guionistas, redactoras y directoras eran tías, lo que no significa que no fueran políticamente correctas y machistas. De hecho, conozco bastante de eso.

      • Yo también conozco a mujeres machistas, neoliberales etc etc , ser mujer no es garantía de nada. Lo q cuestiono es un sistema en q porcentualmente solo aparecen ellos, ellos, sean malos o buenos, imbéciles o inteligentes; me gustaría empezar a ver lo q porcentualmente podrían hacer ellas, las imbéciles y las inteligentes, me gustaría que en un temario de filosofía 100% masculino se estudiase una sola de esas mujeres inteligentes con obra inteligente. Per oesto es imposible pues las mujeres, como todo grupo dominado no forman un grupo, muchas mujeres se alinean antes con un hombre q con una mujer, muchas mujeres, cuando pueden, se alinean con los q tienen poder antes de defender la creación de un sistema qeu no nos obligue a : integrate en nuestro sistema masculino (lo cual queire decir: colabora con lo que nosotros te digamos) o desaparece. Viví esto al detalle en el grupo profesfilo y aquí estoy, en casita sin poder promocionar mi trabajo ni decidir quien viene o no a dar conferencias, y sin que las posibles “conferenciantas” que hubieran podido venir, vengan. ¿Qué han hecho las mujeres que, en este caso concreto, podían haber hecho algo? Una de ellas alinearse furibundamente con ellos, las otras: es que ya lo sabes, son unos machistas, que le vamos a hacer. En fin, que tienen su lobby dominante perfectamente estructurado y ya sabemos q David frente a Goliat lo tiene chunguillo

  3. DISCRIMINANDO MUY POSITIVAMENTE A ELLOS
    El día 25 de Mayo del año 2011, tres días después de una derrota histórica del socialismo español de partido, aparece en un periódico la noticia siguiente: “La Xunta recorta los derechos de la mujer con su ley de familia. El Consello Económico e Social dice que la norma supone volver al patriarcado”
    ¿Qué entiende este consejo por patriarcado?. Las feministas norteamericanas radicales de los setenta propusieron, en ruptura con los partidos socialistas y marxistas lo que se conoce como “teoría de los sistemas duales, patriarcado y capitalismo”. Despreocupándose de la crítica a la noción de clase y capitalismo, trataron de pensar las estructuras básicas del patriarcado y la noción de sexo. Los miembros de este consejo quizás no se refieran a este patriarcado pues, ¿acaso hemos superado ya la situación política del patriarcado?. Es más, desde una perspectiva feminista ¿importa tanto una “ley de familia” en estados democráticos cuyas leyes son puramente formales y no reales? ¿Importa de verdad esto en sistemas democráticos que se basan en la exclusión sistemática de las mujeres?.
    Breve análisis del sexismo/patriarcalismo del “Consello Económico e Social” :
    Presidente y Secretario Xeral: 2 hombres, 0 mujeres.
    Grupo sindical: 5 hombres, 4 mujeres
    Grupo empresarial: 8 hombres 0 mujeres
    Grupo otras entidades: 8 hombres, 3 mujeres
    Total: 28 hombres, 7 mujeres (ellos en los puestos mas “representativos” y valorados, ellas en los menos, quizás las retribuciones económicas –si las hay- también varíen en función del cargo)
    ¿No implica una contradicción en los términos -o meramente el reflejo de una sociedad hipócritamente sexista- el que una institución patriarcal decida dictaminar acerca de si una ley es o no es patriarcal?.
    ¿Qué hacen las mujeres de los miembros del Consello Económico y Social? ¿Existen? ¿Están en el espacio doméstico? ¿Cuidan a nietos, hijos y ancianos o no?
    Hemos mencionado este órgano como una mera anécdota pues creemos que la porcentualmente exagerada representación masculina de un órgano con marcada vocación democrática y plural es, por un lado, significativa y, por otro, extrapolable al resto de las instituciones sociales, sean estas de tipo económico, científico, jurídico, político o de ese ámbito que normalmente no levanta tantas sospechas como es el mundo de la cultura pero que, sin embargo, en tanto productor de discursos masculinos, es clave por su influencia sobre los otros. De hecho, como defenderemos aquí, el apartamiento o el acceso a la educación y al mundo de la cultura constituyeron y constituyen uno de los puntos nodales más importantes para articular las democracias y los estados modernos. Las mujeres de esos estados toman conciencia de una situación sistemática que forma parte de una experiencia vivida en la que son múltiples los dispositivos que las relegan de la participación cultural y, por tanto, de una verdadera ciudadanía democrática. Autoras francesas entre las que se encuentra Geneviéve Fraisse han emprendido estudios en el marco de la filosofía política que muestran que la propia democracia genera mecanismos específicos de exclusión de las mujeres y que, por el contrario, esos sistemas democráticos se asientan en cierta medida en la inquietud y el miedo que generaría una eventual inclusión de las mujeres en el espacio político y social de la ciudadanía. La historia de esa inquietud y de por qué y cómo ha ocurrido esto en el período histórico de la modernidad occidental es lo que trataremos de dilucidar aquí. Para ello será necesario no solo recurrir a las características generales de la historia de la filosofía política occidental sino también a la necesidad de efectuar un análisis de la propia historia del movimiento feminista como el reverso de la moneda pues el feminismo pretende y pretendía una reinversión permanente del dispositivo de exclusión de las mujeres de la democracia política.
    La exclusión económica, la exclusión política y la exclusión cultural están ahí. Se percibe en el exiguo número de mujeres que ocupan puestos clave de decisión política y económica; en el número de autoras, es decir, directoras, pintoras, fotógrafas, científicas, en el número de mujeres que no tienen voz en un congreso, en el número de ellas que no reciben retribuciones por participar en un evento cultural del tipo que sea, en el número de mujeres ausentes de las fotografías de las grandes cumbres internacionales en las que se deciden nuestras formas de pensar y vivir, en el número de las que no aparecen en los libros y en el número de quienes, a pesar de haber producido cultura, no fueron retribuidas por ello y figuran como invisibles proscritas en nuestra tradición histórica y cultural. Un muro denso, una nube de humo espeso, recubre a la generalidad de las mujeres. Sin embargo, se admiten unas pocas excepciones o un bajo porcentaje que tienen el efecto de recurso fácil para los argumentos que sostienen la igualdad y ocultan así la situación sistemática de desigualdad democrática. Cuando estemos de verdad interesad@s en cambiar esta situación, un puro formalismo legal como una “ley de familia” de una comunidad autónoma no tendrá apenas importancia.

  4. NOTA AL PIE: cuando digo “poder promocionar mi trabajo” me refiero a que el espacio público es un espacio de visibilidad y promoción pues si las cosas no salen de las cuatro paredes de tu casa puedes trabajar como una imbécil q tu trabajo no existe o sencillamente “no trabajas” como aquel “mi madre no trabaja”
    Cuando digo promocionar mi trabajo tb me refiero al trabajo de las mujeres pues sobre este tema trata mi trabajo. Por el contrario, lo que se promocionó fue su trabajo: sus autores masculinos y ellos exponiéndolos, promocionándolos al mundo de la cultura,Algo tan sencillo como: Rosi Braidotti no, Jorge Alemán sí. Rosi Braidotti tiene, por su parte, reeenvíos simbólicos a un montón de mujeres qeu son sus referencias, Jorge Alemán reeenvíos a un montón de hombres que son las suyas. En fin, que el sistema grupo dominante/grupo dominado se reduce a unas formulitas bien sencillas y yo, en tanto ejemplar del grupo dominado, voy del grupo dominado y tengo todas las chances de que lo que hago sea invisible y no promovido ni promocionado

  5. NOTA A LA NOTA:
    LAS PERIODISTAS DE TVE SIGUEN EL JUEGO QUE SE ESTÁ JUGANDO.
    En las sociedades actuales de Occidente, existe un sentimiento igualitarista que choca con organizaciones que mantienen la desigualdad. Por otra parte, la defensa de la alteridad parece menos mayoritaria pues, en la medida en que moviliza la categoría de diferencia y esta noción es más inquietante, proporciona menos seguridad.
    Igualdad y luchas por la igualdad son, además del ideal defendido por los filósofos modernos, la regla, ahora bien ¿qué es una regla?. La mayoría de hombres, es decir, de no-mujeres saben lo que se callan: “Vosotras no sois como nosotros”. Las mujeres, por su parte, apelan a veces a sus sentimientos mas nobles y les aseguran: “Nosotras somos como vosotros”. Pero como la comunicación se establece sobre principios y no sobre la realidad, las mujeres se callan una segunda parte: “Sabemos que pensáis que no somos como vosotros”. ¿Quién tiene miedo a la igualdad?. Mujeres y hombres repiten la ley o regla oficial de la igualdad. Una vez que se enuncia la ley, la realidad es simplemente la no aplicación de la ley que a su vez genera mecanismos de vigilancia con vistas a subsanar una presunta disfunción o incumplimiento de la ley. Aún así, la realidad sigue quedando del lado del miedo a la igualdad, la igualdad formal o la no aplicación de la ley, es decir, del lado de la diferencia o alteridad real como regla que en realidad funciona. Así pues, la ley formal fabrica iguales y la regla de la realidad fabrica diferentes. El escándalo no consiste en que la ley no funcione de modo eficaz o efectivo sino en que alguien lo proclame. Las reglas del juego exigen, a fin de que el juego dure y ocurra, no tematizar las reglas del juego que se está jugando. El escándalo o la provocación feminista tiene que ver con querer cambiar las reglas tácitas de modo estratégico: nombrar la diferencia de/entre lo sexos, la desigualdad, eso que ha de ocultarse o no debe de ser nombrado, el diferir entre los sexos o el carácter meramente ficcional de la regla oficial.

  6. DEUXIÈME PARTIE:
    El escándalo o la provocación feminista tiene que ver con querer cambiar las reglas tácitas de modo estratégico: nombrar la diferencia de/entre lo sexos, la desigualdad, eso que ha de ocultarse o no debe de ser nombrado, el diferir entre los sexos o el carácter meramente ficcional de la regla oficial. El disenso, la ruptura con el consenso de una igualdad meramente formal, es un punto de no retorno en el feminismo actual y en otras luchas sociales. Si hasta ahora se exigía a las otredades integrarse en el sistema de la democracia formal, el nuevo panorama de grupos políticos exige al sistema adaptarse a las otredades que disienten y no quieren ya reproducir la regla del modelo oficial. La cuestión no es incorporar al otro u otra para acabar con lo que queda de sexismo, racismo etc, la cuestión es que estas otredades transforman la sociedad por el hecho mismo de estar midiendo continuamente la distancia de la regla real respecto a la regla oficial . Christine Delphy se pregunta acerca de lo que define la sociedad francesa actual: “¿La regla oficial hace algo más que esconder la real regla? ¿Tiene otras funciones o no regula mas que esta necesidad? […] ¿ Es […] una igualdad <> pero que, sin embargo, sigue siendo la regla oficial y la real regla […] o es la real regla de la desigualdad –de <>, de clase, de <>?” (Delphy, 2008 p. 165). Veremos más adelante que, a la vista del agotamiento teórico de la categoría de igualdad, las posiciones se juegan como posibilidad de una diferencia o giro a la diferencia. Quizás por ser la categoría del otro segundo, esa categoría que le cae encima a quien no es sujeto preferido, la diferencia ha sido, de hecho, central en las luchas específicas de las mujeres occidentales de los tres o cuatro últimos siglos.

  7. alucino!!!!!
    tu blog hace censura
    ME COMIÓ :
    1 “Es una igualdad “ensuci…”a” “da”
    2LA PALABRA “ESE” “E” “EQUIS” “O”
    supongo que las feministas hacen un trabajo muy sucio al hablar de desigualdad ese, e, equis,u, a, ele
    manda huevos!

  8. también se tragó la palabra erre,a zeta, a

    • Eso es porque tengo todas mis comunicaciones intervenidas por mi glorioso medio de comunicación, dentro y fuera de él. En realidad, no puedo hablar mal de nuestros directivos ni en conversaciones fuera del trabajo, según se han inventado. Por eso he eliminado una entrada, después de que la leyera todo el mundo: “Mi director me ha mandado a tomar por el culo, sin paliativos”. Él, ya que estamos en esto, lo niega a unos y lo reconoce a otros, pero si queda escrito seguro que lo negará mil veces, y viceversa. Lo bueno es que a mí me creen más. Lo malo, que me pueden abrir igualmente un expediente, de esos que dan lugar a interrogatorios sin abogado ni representante sindical ni leches, en diversos despachos, ante varios personajes y sin poli bueno. Verídico.
      Ay, dioses, estoy cavando mi tumba!

    • Ah, bueno, y qué te parece Bauman de Príncipe de Asturias?

  9. La actitud de tu jefe fue: ecuación chica+coche, la poca imaginación de siempre. Chica+ coche es casi un universal del siglo xx y el XXI tien poca imaginación para desmontarla

    La actitud de los muchachos del coche de carreras no iba a ser discriminatoria con la prensa ni con la periodista Matesa.Esto no lo hacían ni allá por el 1920 cuando las periodistas mujeres cubrían ya este tipo de eventos asi como los bélicos. Claro que acabadas las revueltas las mandaron a casa y les montaron un baby boom post guerra. Para que soportasen el encierro casa+marido+cocina+niños les suministraron masivamente mini-lips
    Las discriminaciones con la Matesa podrían surgir si la Matesa se plantease conducir el coche de carreras y llevar a uno de ellos de periodista. Las discriminaciones te tienen lógicas propias que hay que investigar de modo muy detectivesca. Mis alumnas abandonaban el equipo de fútbol del insti cuando veían q ellos se pasaban la pelota entre ellos por sistema. Las chicas de balonmano tenían un equipo propio muy bueno que ninguna empresa les financiaba , el merdento equipo de fútbol de chicos estaba financiado, disponían de autobús gratuito. Lo de las deportistas de élite que llegaron a superar marcas masculinas pero las acosaron con historias de hermafroditismo hasta echarlas del terreno las conocemos tod@s. Estas tácticas discriminatorias negativas no son propias del mundo del deporte sino que cuanto más prestigio tiene algo, más actúan, eso o las mujeres tienen algún tipo de retraso mental que les impide llegar a la jerarquía y como esto era lo q dijeron desde Aristóteles hasta Comte pues casi q no me lo creo No defiendo que las mujeres sean peores ni mejores (supongo que de todo hay como de todo hay en lo humano), defiendo que porcentualmente su presencia aumenta en lo socialmente más desvalorizado y casi desaparece de lo mas valorado, nada más. Se trata de contar,de algo cuantitativo, no cualitativo. Cualitativamente hombres y mujeres son individualidades diferentes-mejores o peores- nada más. Entre los africanos, los árabes -que tampoco están representados- ocurre lo mismo: hay de todo, ni todos son malos como dicen los fachas , ni todos buenos como dicen sus defensores. Africanos y árabes son una minoría de la población, es grave que no estén representados,mujeres son la mitad de la población (incluyo las africanas y arabes que acumulan doble discriminación negativa, por mujer y por africana) es más grave aún. Yo soy comunitarista: hay que representar porcentualmente a las minorías (o a las personas invisibilizadas)de una población

    • No, no, la ecuación era información coche= periodismo masculino.
      Lo hizo queriendo ser original, rompiendo el tópico de que los hombres creen que las mujeres no sabemos de coches. Lo cuan es tan poco original como lo de las cuotas. Eres mujer? pues te hago el favor de hacerte este favor.
      También quiso mandarme a hacer cosas en los partidos de fútbol, pero como el fútbol no me interesaba, pues no fui.
      De todas formas, estamos hablando de la radio, no de la tele, eh?

  10. sería interesante CONTAR CUANTOS y CUANTAS aparecen de protas en la movida del sol (te apuesta la cena del día de llegada a q hay muchos CUANTOS o sea que la próxima vez q bajes a la plaza, hazlo boli en mano) In fact, el himno oficial ese es un rap cantado por un muchacho y supongo q compuesto por algún otro muchacho. Hoy se sabe q ellas sacan porcentualmente mejores notas q ellos ¿por qué siguen sin ser protas? pa mi es un misterio
    yo cuento obsesivamente y alucino, de veras

    • Para, Meriiiiiiiiiiii!!!!!!!! No apriorices.
      Tú apriorizas en esto, otros afirman, sin olerlos, que hieden porque son “hippies”, otros que no estudian porque llevan rastas…..deja que se muevan, que aún pueden, si es que no lo están ya más que sus padres.
      ¡Pareces mi madre, conocida (por mí) como la Sra. Apocalipsis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s