Volver a empezar.

La cosa sigue. Yo no sé cómo aguantan, lo sabrán los de las teorías conspiratorias, que creen que esto es un ardid de la ultraderecha, de la ultraizquierda, del gobierno, de Llamazares, o, como apunta una amiga, una ventana del altermundismo abierta aquí, por más que al principio receláramos de Dany el Rojo y sus amigos y compañeros de avatares. Pues mira, es lo que hay. Por lo menos están en el Parlamento Europeo, electos, y por lo menos me encantó la llamada a la vergüenza y la autocrítica del susodicho Daniel Cohn-Bendit a la heredera de Solana, Catherine Ashton, actual Alta Comisionada para la Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea. Antes, el cargo tenía el simpático nombre de MR. PESC. Luego, y aunque así se llamara en Europa, a mis jefes de informativos les empezó a parecer demasiado cachondo (en cambio, a José Griñán, según instrucciones, teníamos que rotularlo en los informativos como PEPE Griñán) y hubo que ponerle el título entero. Menos mal, de rebote, porque llamarle Mister a la señora Ashton sí que me parecía un cachondeo. Es como si a la Sra. Roper hubiera que llamarla Mr. o Señor Roper, porque el señorazgo solo es para señores.

Pues Dany el Rojo le leyó la lección en la Eurocámara a la Sra. Roper, digo, la PESC, o la Alta Comisionada. Ya lo he contado otra vez. Ella echó el rollo de los derechos de los libios a decidir su destino, pero a la vez había que decidir si invadir o no su espacio aéreo, etc. Y él le dijo: autocrítica, señora, autocrítica. ¿Quién crió a Gadafi, quién lo amamantó a base de venderle armas para machacar a los que ahora piden papas y resultan ser (esto ya es de mi cosecha) unos rebeldes subvencionados por la “comunidad internacional” que no sabemos de qué van y a mí me dan terror?

Señora, que nos sirva de lección para siempre jamás y nos dejemos de surtir de aparatos de matar a cualquier asesino iluminado. No sé cómo a Fraga, con lo astuto que es, no le dio un ataque de flato cuando fue a visitar, motu proprio, a Muamar, y lo vio de cerca. Claro que a Fidel también lo recibió en Galicia, después de restaurarle la casita de sus padres en la aldea, y ambos lloraron juntos como dos descosidos demenciados. El que entienda algo, que coree conmigo: “Dios los cría…”

El caso es que los de la Puerta del Sol ya tienen todo Madrid lleno de carteles convocando a asambleas vecinales por los barrios, con fecha y lugar. Y el fin de semana, una general en Sol. Qué envidia para los partidos y sindicatos españoles, incapaces de salir de la sede. Casi mejor que no salgan.

Me hace gracia y me da vergüenza que, en esta plena crisis, no sea el gobierno, sino los sindicatos, los que digan que “Alemania es un mito, las prestaciones sociales están minimizadas por la Merkel, su política es tan dura que es la esclavitud de los trabajadores…”. Miren, sindicatos de la sopa boba, Alemania tiene mejor ordenaditas sus prestaciones, los alemanes trabajan menos horas y en cada jornada empiezan y terminan lo que tienen marcado. En las crisis, los primeros que se aprietan el cinturón son los directivos empresariales, y, lejos de dolerles, lo tienen a gala.

También según los sindicatos, “en Francia no existe la huelga general como en España. Lo que pasa es que a veces coinciden todos los sectores en la misma fecha y parece una huelga general”. Y “los sindicatos españoles no cobramos del gobierno, solo canalizamos las subvenciones para la formación de los trabajadores”….

Ay, señor, señor, señor. Se quejarán de que no tienen afiliados, ni falta que les hace, si en realidad SÍ QUE VIVEN DEL GOBIERNO.

Y lo más bonito es que viven igual con un gobierno “progresista” que con uno “conservador”. La política corrección gubernamental está de su parte.

Y esto venía a que hay asambleas vecinales convocadas, y eso, si funciona y los ánimos no se enfrían, va a ser un disgusto para Espe, Alberto, Rodríguez Zapatero (¿cómo se llamaba ese?), Cascos, Fdez. Vara, Camps, cualquier electo de esos, zarrapastrosos morales todos ellos.

¿Qué habrán votado los taxistas, los herederos de Encarna de noche y alumnos de Fededico e Intereconomía? Tanto quejarse del latrocinio del Ayuntamiento y la Comunidad, y ahora ya me dirás quién ha seguido atándolos y bienatándolos a la urna…Y los hosteleros, lo mismo. Y los conductores, los peatones, los loteros, los basureros. Ya me dirán.

Pues de este cocido, con más o menos chicha, vamos a comer todos, nos guste o no. A mí, plim. Me la repamplinfla que nos lo cocinen unos u otros, si siguen turnándose hasta que la edad los mate a todos. Al fin y al cabo, como Franco, van a morir en la cama.

¿No hay nada fresco por ahí? A lo mejor sí, y se ha sembrado estos días, por sorpresa, en un camping de asfalto.

Nuestra ilusión es una burbuja. ¡No dejemos que nos la pinchen! ¡A trabajar!

Las ruinas ya las tenemos. Ahora, a reconstruir.

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Volver a empezar.

  1. Tónico Scweepess dijo:

    Oh, no sabía yo que a Cohn le habían acusado de pederastia, como hacen con casi todos que son molestos, menos con los obispos que son tentados por niñas y niños lascivos. Están los de la policía de Valencia medio moscas porque si vuelven a cargar a cargo de la Delegada del Gobierno como en el Cabañal se la cargan a ella como le pasó a su sucesor que daba asco hasta darle la mano. Y esos policias, llenos de coca hasta las orejas, que les he visto debajo del casco que parece que tengan electricidad, porque nadie en su sano juicio sino unos enfermos retorcidos y drogados se dedicarían a pegar hostias a Erasmus callejeros y señores mayores. Eso lo aprendí de Antena 3 cuando sacaba esos docudramas de asesinatos: todos eran enfermos retorcidos drogados, y claro, se pasaban porque para ellos la gente no es, sólo está y hay que eliminarla.

    Claro que el caso del policía que mató a su compañero en un pueblito de Valencia es hermoso. Al parecer la novia estaba hablando con el que después pasaría a mejor vida y al otro policía se le antojó decir que éste lo iba a pagar. Pues dicho y hecho: a eso de las siete de la mañana, cuando el otro se estaba cambiando (es que no puedes ir a casa con el uniforme porque canta mucho y no te dejan) y zasssssss le descerraja -este verbo me interesa- un tiro y el otro se queda frito. Hala, a otra cosa, que para eso tengo un arma reglamentaria. Ay, cómo me gustaría saber cómo usaba éste la porra en las manifestaciones pacíficas. ¿O quizá era el poli bueno y cuando vio que su novia pasaba de él porque no le daba caña se puso violento? Luego se intentó pegar un tiro a él mismo pero como siempre, este tiro falló. ¡¡¡¡¡Joder, es que hacen más falta pelis de suicidios y no tantas de asesinatos!!!!!! Claro, así van las cosas, que se apunta a la sien y se falla, con lo cerca que está. Pero con la porra, ni un fallo, ahí van, a dar bien dado.

    Viva la revolución becaria!!!!!!

    • Sí, ayer vi a un cuidador en la guardería Los indignaditos, de la Puerta del Sol, cambiando el pañal a un niñito que les había confiado su papi, su mami, sus secuestradres o sus tutores legales, jejejeje…bueno, el caso es que el chico de la guardería se daba una maña que parecía que él mismo había criado a diez mil cachorros. No sé si era profesional o amateur, pero yo le hubiera dejado a mís niños pa todo el mes, si los tuviera.
      Pensé: si esto lo ven todos esos conspirólogos (o un vecino “normal” de Estados Unidos), el amable y dispuesto cuidador de niños estará ahora mismo en el corredor de la muerte.
      Y, sin embargo, visto con los ojos de las personas relajadas y tranquilas, la escena era “solo” divertidísima, dulcísima y gratificante. El chavalín, en el regazo del vigilante de indignaditos, se reía contagiosamente a carcajadas mientras el cambiapañales lo manejaba como a un muñeco con una mano mientras con la otra le retiraba un pañal tamaño edredón y lo lanzaba a su destino para ponerle luego el seco y limpio.
      Uy, pero me olvidaba, qué perversión de los usos sociales y morales…el guardero llevaba el pelo recogido en una coleta, además era hombre, además era uno de los desestabilizadores sociales que detestan el concepto vigente del orden. ¡A la silla eléctrica!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s