Trabajar para el enemigo en día santo

Vaya, pues hoy es Jueves Santo pero día de trabajo para mí, y me las prometía muy felices en el convencimiento de que a los políticos chuscos de siempre no se les ocurriría no santificar la fiesta…pero sí, se les ha ocurrido.

Como mínimo, a la Cospedal, que habla mucho y fatal, que de ideas es total*, que de lengua está muy mal.

*total…mente simple, y mosca cojonera.

Menos mal que a mí lo que me toca son otras cosas: Libia, motines de inmigrantes australianos…Eso es lo de hoy. Lo de los inmigrantes me ha alegrado, y he aprendido que lo mejor para que tu protesta contra la crueldad de un sistema rompa las fronteras y las saquemos por la tele, es…¡quemar el centro de detención! Yo también, si lo tuviera, haría explotar ese cilindro de oxígeno del que se valieron los inmigrantes-presos-maltratados-parias de la tierra (la suya y la australiana).

En cuanto a Libia, estoy hasta las napias de recoger cosas como: “La OTAN aconseja a los civiles libaneses que se alejen de las fuerzas de Muammar el Gadafi y de sus arsenales, para poder atacar mejor sus objetivos durante los próximos días y reducir así el riesgo para la población”.

Ya estamos con los daños colaterales. Aquí te pillo, aquí te mato, y eso que soy el que viene a salvarte, pero como eres un pánfilo y no tienes coche para largarte a Túnez, disponte a recibir tu merecido…mindundi. Te está muy bien, por andar por el medio.

Luego va Obama y hace una visita a Facebook (¡publicidad, por si le hiciera falta a Facebook!) y dice: “Soy el hombre que ha conseguido que Mark se ponga chaqueta y corbata” (en referencia a la indumentaria del fundador de la red social). “Por segunda vez”, ha matizado Zuckerberg, dando pie al mandatario a relatar una anécdota común, recogida por ‘The Washington Post’.

Pues mira, a mí, a mí personalmente, que Azúcarberg (o como se llame) se ponga traje me sorprende lo mismo que si se pasean bajo palio (el palio de los mediáticos) Rupert Murdoch, Assange el de Güikilís y demás popes, que lo son, aunque unos más “justicieros” y “valentones” que otros. Imperios los tienen todos..Y lo siento por los seguidores del gentleman Assange, pero a mí no me ha enseñado casi anda nuevo, entre esa recopilación ajena de titulares, entre frívolos y políticos, que tanto ha nutrido a los medios para que puedan seguir sin dar golpe.

Y hablando de palios, recuerdo a un obispo de Lugo, Monseñor Ona de Echave (para mí, Cona de Echave, que soy muy ordinaria, y por eso también lo de Berluscoño), que era un fascista de lo más, y le negó a Franco el derecho de desfilar en la procesión compartiendo el parasol sacaro con él. ¿Cómo un fascista de orden terrenal iba a usurpar o compartir rito con un fascista con influjo celestial?

Es que los de Lugo tenemos unos huevos muy grandes…los que ponen las gallinas gallegas. Y, si somos cuarterones con sangre coruñesa, más finos que salen los huevos. Al fin y al cabo, A Coruña siempre se ha dado un pisto particular, y tradicionalmente conceden a los de Lugo, todo lo más, la categoría de ¨pobladores de la potencia nabal¨, sí, con b, porque es sabido que los nabos, nabizas, grelos y gromos son los nuestro, dicen nuestros vecinos.

Basta de trapalladas, que no tengo tiempo para más. Mi compañera B.B. quiere irse, una vez cumplido su y mi deber, y abandonamos ya las dos esta sede mediática en la que trabajamos, tan ricamente*, para el enemigo y en Jueves Santo.

*Quiero decir que nos vamos tan ricamente, no que trabajamos tan ricamente.

A continuación, exhibo los juguetes que pueblan mi mesa de trabajo en horas de trabajo, porque, cuando no son horas de trabajo, están recogidos en una cajonera compartida de dudosa seguridad.

todo el stock

armas de corto alcance

los cachorros agónicos

la hurí del paraíso, soportando su destino

el bicharro lúdico pelotudo

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Trabajar para el enemigo en día santo

  1. Mariwell dijo:

    Ay, que me suena ese arsenal de artilugios para devolvernos a la realidad, a la de verdad no a la que contamos… Desengáñate, pequeña saltamontes: siempre trabajamos para el enemigo. Para ese enemigo que tiene intereses diferentes a los nuestros y que se cree que porque nos paga nos está comprando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s