Soy la borriquita de la Semana Santa

Trato de que esto funcione, yo misma me digo a mí…Pero tengo la mollera más dura que la cara, y claro, resulta que quiero insertar aquí un video y no me sale, y las etiquetas aún no sé ni cómo van en las maletas, como para saber cómo se meten en el blog. Too much.

Me he enterado de que estamos en Semana Santa porque, al llegar a la tele, me encuentro una noticia que dice: ¨la Semana Santa ha comenzado ya en muchas ciudades españolas”. Yo siempre creí que en todas partes (también los pueblos, ¿eh?) empezaba ahora, no en Navidades. ¿Pues no entró ayer el Nazareno, a lomos de la borrica, en Jerusalén, sin cacheos, sin checkpoints, ni ametralladoras por delante? Pues eso.

Estos no llegan hoy, fijo, a su curro en el taller de los Levy, en Jerusalén.

¿Los Salim? No, ya no viven aquí, la parcela es para el taller de los Levy.

Que, por cierto, Roberto, mira qué titular os honra a los sevillanos, jejeje…:

Sevilla. El Domingo de Ramos se salda con 52 lipotimias y 120 toneladas de residuos retiradas de las calles.

¿Pero era borriquilla o gorrina? ¡Menuda cagalera, 120 toneladas!

Bueno, la tele está dando más cosas, y leo lo que ha escrito otro compañero en las noticias: “Y nuestras cámaras han captado un momento casi único: una puesta de sol”.

Se ve que son menos aventajadas nuestras cámaras que las de los almanaques de Kodak. ¿Cuántas toneladas de puestas de sol no habremos visto en los meses de agosto, abril o incluso en octubre, junto a los almendros japoneses en flor?

Después leo que “Internet ya es una realidad en el mundo rural¨. Yo me alegro, pero supongo que la noticia será de hace más de 10 años, cuando en los ayuntamientos del País Vasco estaban todos los vejetes chateando gratis en los centros sociales…Sin embargo, entró más tarde en la madrileña Plaza de España, porque cuando viví allí con un torero (novillero, y me lo alquilaron con el piso, pero ese es otro capítulo) la conexión no me andaba ni a tiros.

La (gallega) bloguera más añosa de España, Bill Gates la tenga en su gloria

En fin, habida cuenta de que a internet le siguen llamando en los medios ¨nuevas tecnologías¨, cualquier cosa es de creer.

Pues eso, ya que es Semana Santa, me permito mostrar mi artística y libérrima interpretación de una Pietá.

Bueno, es más libérrima que artística, pero el Cristo de Dalí tampoco es para echar cohetes de bonito. esta composición decora, esporádicamente, mi mesa de trabajo. Por dar algo de alegría.

Total, que hay vacaciones, pero para mí no. Mejor. Me horroriza estar en el mundo en Semana Santa, aunque, y parece mentira, soy una forofa de las procesiones. Siempre las sigo, esperando que me den un caramelo las señoras pías con las cestitas, pero cuando llegan a mi puesto de observación ya se les han terminado, y me dan una tenebrosa estampa de alguna virgen inclasificable e incalificable.

No es tan raro que me pirren las procesiones. Es que en mi pequeña ciudad amurallada las carrozas circulaban con ruedas, y en Madrid hay costaleros. Un día me aposté en las Puerta del Sol, mi barrio, para ver pasar el desfile, y a mi lado había una pareja nórdica. Les pregunté si les podía explicar algo, después de invitarles a un barquillo, que rechazaron. Una vez autorizada, les aclaré que los capuchones o capirotes no tenían nada que ver con el retorno de la Inquisición ni con el Ku Kux Clan, y lo hice porque, también en mi barrio, hay tiendas donde venden estas cosas en miniatura, y, ya saben cómo son los guiris, he visto pasmar a muchos ante los escaparates sin entender nada.

En esas tiendas venden también insignias con banderas. Un día quise comprar una banderita republicana, y la dependienta, ni corta ni perezosa, más cortita que perezosa, la pobre, me preguntó, a sangre fría: “¿De qué república?¨. Tampoco era tan mala pregunta en un país con gobierno ¨socialista¨en donde el aroma a república no se vende ni en La Oriental, tradicional cadena de perfumerías.

A los nórdicos también tuve que explicarles, con su venia, que los costaleros que veían salir bajo los faldones del paso o carroza eran eso, costaleros, y no terroristas palestinos. Porque estos guiris a lo mejor no están familiarizados ni en foto con estas figuras de la fiesta santa, y al verlos así, con los pañuelos al estilo árabe, ya saben, árabe”=terrorista…

1No son explosivos, es el refajo!

Me despido con esta bonita foto: dos guarderías en Jerusalén, una para niños de familias ultraortodoxas y otra para los de familias laicas. Ambos comparten un patio exterior que el Ayuntamiento va a separar con una valla que será cubierta. Parece que los niños ‘haredim’ no pueden ver a la maestra si ésta va con los brazos descubiertos en verano.

Guarderías jerosolimitadas, digo...jerosolimitanas

Si es que estos fundamentalistas…..

Anuncios

Acerca de mividadelosotros

Repugnada por el periodismo masticable.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Soy la borriquita de la Semana Santa

  1. Pues yo la verdad procesiones-procesiones de verdad solo seguí una vez una en Graná en LSD.
    Empezamos a andar detrás de un paso que pasaba por allí de casualidad y seguimos andando y andando desde las seis de la tarde hasta las tres de la mañana en que se llevaron a la Elvira a una especie de patio en plan Cour de casa parisina
    Pero desde q no hay lisérgico no se me volvió a ocurrir tal cosa
    Lo que mas me había gustado eran las saetas que le cantaban las señoras desde los balcones

  2. tonico Swepess dijo:

    La primera que vi yo en el Madrid de Manzano me pilló tomando finos en un bar y cuando empecé a oir lo de ¡Guapa! pensé que era una cosa de coña de algunos restos de serie de la movida. Cuando me puse a gritar por mi cuenta ¡Tía buena! me dijeron que mejor me metiera en el bar no fueran a darme de hostias no precisamente santas y entonces no llegué a comprender el alcance de aquella avanzadilla de intolerantes que se abría paso por la calle con la excusa de llevar lo intocable a cuestas, cosa que ahora se ve ya no sólo en todas las ciudades sino en cualquier informativo que se precie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s